jueves, 1 de diciembre de 2011

Como nos ven en el exterior

Últimamente estuve leyendo varios medios online del extranjero y me fui haciendo una idea de cuál es la mirada del mercado externo sobre nuestros vinos y, en especial, del Malbec.  Seamos sinceros, no hay nada peor para un argentino que su propio ego, así que la mirada del otro siempre nos hace bajar a tierra, je.  A continuación, un resumen de varias consideraciones de estas miradas, algunas críticas y noticias y sus fuentes.

Vino de Félix Lavaque comercializado en EE.UU.
  • Los argentinos son vinos al estilo del Nuevo Mundo, con técnicas modernas de producción, manufactura y marketing.
  • Según W. Blake Gray, uno de los más reconocidos bloggers de vino de EE.UU., "las bodegas argentinas piensan que sus Malbec son complejos, cuando no lo son (...) ambos países [Argentina y Chile] tienen problemas cambiarios.  Los vinos importados son raros, y los enólogos no pueden viajar tanto, así que no pueden comparar sus vinos con otros.  Este es un problema para los vinos espumosos argentinos que son casi todos malos".
  • Somos principalmente conocidos por nuestros Malbec, pero varios coinciden en que lo más interesante que producimos son el Torrontés y muchos de nuestros Cabernet Sauvignon.
  • Tenemos un excelente enfoque en el marketing del turismo del vino o rutas del vino, con bodegas abiertas y de arquitectura atrayente.
  • Estamos apostándolo todo al Malbec y corremos el riesgo de que nos pase lo que a Australia con el Syrah.  Es decir, corremos el riesgo de quedar atados a una uva, como si fuera una marca, y terminar haciéndola perder su valor.  Debemos diversificar más que concentrarnos sobre un varietal.  Pensar que la clave está en el terroir puede ser un error porque el consumidor difícilmente pueda notarlo y sin embargo seguirá leyendo Malbec.
  •  Con respecto a la discusión sobre el terroir, rescato las palabras de Mauricio Lorca en una entrevista reciente: “En una época en Argentina se plantó de todo en todas partes, y no se hizo un trabajo de comprensión del terruño y un seguimiento de la evolución de las vides en cada lugar. Recién ahora, hace unos 15 años se está aplicando un criterio de plantación estudiado. Eso genera que se el potencial de la calidad final aumente”, explica. Lorca y compara con Francia “donde llevan 300 años de historia haciéndolo así” e indica que en Argentina “quizá demore todavía unos 30 años en conseguir definir mejor las regiones y sus terruños”.
  • Nick Ramkowsky, exportador de vinos argentinos en Nueva York, cree que la creciente popularidad del Malbec se debe a que fue un descubrimiento del consumidor común, no de los sommeliers.  El consumidor promedio se centra en los vinos de excelente Relación Precio/Calidad y nuestros vinos se los ofrecen sin dudas.  Son vinos muy bien hechos y que no les duelen al bolsillo norteamericano en crisis.  Esto nos llevó a superar a Chile y pasar a ser el cuarto proveedor de vinos en el país del norte.
  • Se viene una película sobre la explosión del Malbec argento: Boom Varietal

11 comentarios:

  1. Anónimo2/12/11 0:01

    Personalmente no tengo preferencia por el Malbec, mas bien tengo por el Syrah o el Cabernet. Tengo bastantes amigos que disfrutan de un buen vino y ninguno de ellos esta atado al Malbec. Tambien existe la creencia popular que los mejores vinos son de Mendoza. Particularmente creo que Salta y San Juan tienen vinos excelentes (Ej: El Esteco, Callia, Grafignia). Creo personalmente mas alla de las opiniones foráneas (americanas o europeas) que no existe pais en el mundo con la cantidad y calidad de varietales argentinos. He tenido el placer de probar vinos de bodegas poco conocidas aquí (Ej: Chakana) con blancos majestuosos, frutados con aromas increibles.

    ResponderEliminar
  2. Hola Anónimo, ante todo, gracias por comentar. Coincido en que tenemos una gran diversidad vitivinícola, pero debemos hacerla valer en el exterior también. Y no lo digo por la zoncera de que los mercados internacionales sean mejores, sino porque nuestras bodegas son empresas y como tales buscan ganancias y siguen el mercado. Muchos tememos que la burbuja se rompa.
    Como usted, yo soy un fan del Cabernet, pero no desprecio ninguna otra cepa, jeje.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Curiosa la percepción que tienen los extranjeros de aquello que conocen vagamente. Vinos argentinos, quizás me vendría bien pasarme de vez en cuando por tu blog y conocer mejor sus cualidades.

    ResponderEliminar
  4. Así son los expertos, jaja.

    Gracias por pasar y comentar. Te invito a volver y aprender más sobre nuestros vinos.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  5. Creemos que en el post extractaste cosas más que interesantes para discutir y acordar.. por ejemplo las palabras de Mauricio Lorca, nunca más acertadas! Lo de diversificar no nos lo tiene que venir a decir nadie... eso ya lo sabemos nosotros!! Para ejemplo la soja!... Ahora... somos respetuosos de las opiniones de todo el mundo, no obstante para opinar y ser respetado hay que tener mucha información sobre lo que se habla... creemos que muchos de los opinólogos externos deberían informarse bien, o formarse bien, antes de omitir sentencias tan livianamente... Salute!

    ResponderEliminar
  6. No se me enoje, amigo, jaja. Algunas de las opiniones extractadas parecen haber sido lanzadas a la ligera, son generalizaciones fáciles de quienes no están acá. Igualmente, coincido con varios de los puntos marcados por Gray, bastante respetable en mi opinión.
    Por otra parte, quisiera aclarar que no soy de aquellos snobs que piensan que porque lo dice un gringo está bien y si lo dice un argentino está mal. Pero sí debemos coincidir en que no tenemos que ser tan románticos con los bodegueros. Ellos llevan un negocio y van a ofrecer lo que vende, aunque no sepan a dónde van a la larga.

    Saludos y bienvenido el debate!

    ResponderEliminar
  7. Rescato lo que dice Mauricio Lorca, en nuestro País hay excelentes condiciones para diversificarnos y ver que vinos se dan mejor en cada región. Así deberían existir varios tipos de vinos y cepas a lo largo de nuestro territorio y que representen lo mejor de cada terroir, en varietales o mejor aún con genéricos.
    El gran error es seguir insistiendo con el "paladar único" de malbec sobremadurado y poco complejo, que imponen MR y sus seguidores; eso nos llevará finalmente al caso de Australia.
    Salute

    ResponderEliminar
  8. Fabián, comparto absolutamente con vos. En todo. Agrego un dato o dos: recientemente leo en Facebook que una bodega argentina tiene como meta lograr que Robert Parker les de 100 puntos. Otra, aparentemente Jay Miller te cobra U$S 27000 por pasar por tu bodega y hacer una nota por ello. Y las bodegas pagan, claro. Qué quiero decir con esto? algunos prefieren gustarle a un (1) tipo para que sus vinos valgan 4 o 5 veces más, aunque sea una farsa.
    No sé, sigue el debate...

    ResponderEliminar
  9. Señores, acaso somos tontos? O tan inocentes? Quién piensa que los puntos o las notas son gratuitas? Las visiones románticas de los vinos, las bodegas o los bodegueros mejor dejarlas para las novelas o películas (cada día aparecen nuevas). Para mi hay dos extremos bien opuestos que casi se tocan, los que hacen vinos para Parker, Tanzer, Spurier o juan de los palotes y los que se oponen, pero que si llueven 90 parkeritos o más, bienvenidos... señores, esto es un negocio y si eso vende y sube el precio bienvenido!!! Luego seguimos los consumidores... que algunos hacemos alguna crítica o no! Salute!

    ResponderEliminar
  10. No, claro que no somos inocentes. Pero la polémica sobre Wine Spectator surgió por el supuesto código de ética que tiene Parker y hace seguir a sus periodistas. Cuando un bloguero descubrió este asunto sobre una bodega española los amenazaron con iniciar una demanda.
    Es un tema álgido porque toca la ética de mucha gente. Por mi parte, yo sigo con la conciencia limpia, jaja. Como uds dicen, somos consumidores que hacemos alguna crítica.

    SAludos!!

    ResponderEliminar
  11. ¿Por que no estatizar tb las bodegas así nos dejamos de sospechar todo el tiempo? Nada mejor que Big Brother: como somos todos, una de dos, nos suicidamos y dejamos de elucubrar por siempre o silencio de radio porque al fin el vino somos todos (y todas)

    ResponderEliminar

¡Opiná con libertad!
Voy a tratar de que tu comentario aparezca en la entrada cuanto antes
¡Gracias!