miércoles, 15 de agosto de 2012

Renacer en el Palacio de los Patos

El título quizá parezca una expresión de deseo, una experiencia metafísica o tal vez un ataque mesiánico, pero quédense tranquilos que vamos a hablar de vinos.
Hace poco tiempo me invitaron a una degustación de vinos y maridaje con chocolate. La idea era jugar con uno de los maridajes más queridos y controversiales en un ambiente distendido. Los productos a combinar eran de lo mejor: los vinos de la Bodega Renacer y los chocolates de Carmesí
Además de lo interesante de la reunión en sí, fue bueno también contar con la presencia de los responsables de ambos emprendimientos: Patricio Reich, presidente de Renacer, y Susana Koham, responsable de Carmesí Chocolates.

Patio central del Palacio de los Patos
El lugar elegido fueron las oficinas de la consultora Terre de Boisson, en el palermitano Palacio de los Patos. Este hermoso edificio de departamentos y oficinas data del año 1929 y ha sido lugar de residencia de muchos famosos.  Un dato anecdótico: parece que su nombre proviene de las  familias de alcurnia venidas a menos tras la crisis de 1929.  En lunfardo patos significa secos.
Renacer tiene bodega y viñedos tanto en Chile (Casablanca) como Argentina (Perdriel) y conocía sus vinos sólo superficialmente (ver acá y acá algunas referencias en ferias) y me había llevado una buena impresión.


Los vinos

Punto Final Sauvignon Blanc 2011. Este vino es traído directamente de Chile, ya embotellado. Un Sauvignon Blanc que es una delicia, con aromas a frutos tropicales, como la maracuyá, y cítricos, como el pomelo y la lima. De fondo aparecía levemente el aroma a ruda típico del varietal y un dejo a olivas. En boca es fresco, crujiente, de gozosa acidez y te deja sabores herbáceos, verdes.  ¡Chapó!
Precio: $59
RPC: Muy buena o mejor

Punto Final Cabernet Sauvignon 2010. Cuando lo sirvieron sus aromas invadieron rápidamente la sala. De entrada mostró unos aromas lácticos y luego aparecieron la fruta negra, los pimientos y notas de café y chocolate. En boca tiene unos taninos potentes como todo Cabernet de raza, gran estructura y un largo final que repetía las notas anteriores.
Precio: $59
RPC: Muy Buena

Punto Final Reserva Malbec 2008. A este le costó abrirse y mostrar su perfil. Los aromas de la barrica eran los más presentes, pero también había fruta oscura y notas de violetas. Un vino con mucha potencia en boca, tanicidad marcada. Me sorprendió esa potencia en boca.
Días después lo volví a probar en el WineMDQ Malbec Tasting 2012 y resultó ser uno de los ganadores. 
Precio: $98
RPC: Buena o mejor

Enamore 2009. Desde el vamos este es un vino complejo. Está compuesto de un 60% de Malbec, 23% de Cabernet Franc, 10% de Cabernet Sauvignon, 10% de Syrah y 3% de Bonarda. Estas uvas son sometidas a un proceso de secado natural (por acción del viento) conocido como appasitamento. De esta manera, las uvas ganan en azúcares y se obtienen vinos dulces. Al Enamore no lo hicieron tan dulce como otros passitos u otros tintos dulces, así que este detalle no es algo que abrume.
Para darle más complejidad aún, tuvo una crianza de 12 meses en barricas nuevas de roble francés.
¿Qué surge de esto? Un vino complejo, con aromas florales, a miel y a fruta madura y algo pasa. En boca no es tan dulce como uno podría esperar. Es rico, suave, untuoso y con un largo final.
Precio: $125
RPC: Buena o mejor.  Debe ser el passito argentino de mejor precio.  La mayoría te cobra esto por sólo medio litro.

Sus vinos me llegaron por su contundencia. Son vinos directos, potentes y equilibrados. En el caso de los tintos con una estructura que les augura un largo aliento en nuestras cavas. Y en el caso del blanco, una frescura reconfortante y la posibilidad de tomar un vino importado a precio de mercado nacional.
Susana Koham y Patricio Reich

Una mención sobre el maridaje

Una mención aparte se merecen los chocolates de Carmesí y la historia de Susana Koham, una arquitecta que tras la crisis de 2001 tuvo que cambiar de rumbo, luchar para levantarse y salir adelante. Creo que no hubo uno de sus productos que defraudara a los presentes. Probamos:

Nueces espolvoreadas de cacao
Chocolate amargo al 90%
Chocolate con menta
Gajitos de naranja bañados en chocolate
Bombones rellenos

Debo reconocer que el maridaje de chocolates y vino no es de mis favoritos, aunque tampoco soy de los que dicen que es una herejía. Sin embargo, porqué no acceder al juego del maridaje.
Mis combinaciones favoritas fueron el chocolate con menta y Malbec, los gajitos de naranja y Cabernet Sauvignon y Enamore con bombones o las nueces espolvoreadas.

En conclusión, fue una buena experiencia porque pude probar cómodo los vinos de Renacer, probar un maridaje que no suelo practicar en casa y pasar un rato agradable con personas interesantes.

Agradezco a Valeria Orso y Claribel Terré Morell por haberme invitado al evento.

17 comentarios:

  1. Hola Ariel! Muy buena nota... Vamos a separar la idea. Primero: los vinos de RENACER son todos muy buenos y de una RPC de las más parejas del mercado. Nunca fallan!
    Segundo: no conocemos los chocolates Carmesí, pero los vamos a tener presentes!
    Tercero: a nosotros tampoco nos gusta el maridaje de vino y chocolate en general. Preferimos solos cada uno por su lado...son dos cosas muy buenas que juntas pierden gracias (para nosotros, claro!). Abrazo y salute!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola gente! Coincido con la buena Relación Precio/Calidad de sus vinos, no fallan.
      Los chocolates de Carmesí va a costar que los prueben porque sólo tienen un local en Palermo, pero no quita que cuando anden por acá se lleven una cajita. Son muy buenos y originales. A mi también me gustan por separado, pero jugar un rato no cuesta nada.
      Abrazo y salute!

      Eliminar
  2. Ariel, con los vinos de esta bodega tengo una sensación extraña. El Malbec Reserva 2008 es un gran vino, pero el Malbec de línea (etiqueta negra) me parece malo. El SB está original y el Enamore no me convence. Así que seguiremos a full con el Reserva y el SB!!!
    Abrazo y muy buena nota
    PD. es importante como esta bodega difunde sus vinos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A full con esos dos, jaja! Son muy buenos. El Enamore es diferente, lo veo como una de esas rarezas que valen la pena probar y tratar de entender.

      Con respecto a tu postdata, hay que reconocer como complementan la buena calidad con una apuesta fuerte al marketing. Lo vemos desde los eventos y degustaciones hasta las mismas etiquetas.

      Abrazo!

      Eliminar
  3. Qué bueno Ariel! Yo casi fui... JeJe!!
    Con qué maridaron o resultó mejor el Sauvignon Blanc?

    A mi me gustan los Malbec con ciertos chocolates, aunque no me puse a registrar con cuales, si negros, con leche o con mucho cacao.

    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Adrián, el SB fue un bonus track, digamos. No estaba dentro de los planes, pero de pronto apareció. Es un vino difícil de maridar con chocolate porque se acentúa mucho la acidez. Si mal no recuerdo, fui probando y creo que aduvo bien con unos bombones más suaves, de chocolate con leche.

      Abrazo!

      Eliminar
  4. Muchas gracias a todos por sus comentarios! Los buenos porque alientan y las críticas porque siempre nos ayudan a mejorar. Gracias por asistir Ariel y nos alegra mucho que les guste la comunicación que hacemos en Bodega Renacer. Para nosotros es muy importante estar cerca de nuestros consumidores y escuchar lo que tienen para decir sobre nuestros productos. Por esto también una gran parte de nuestra estrategia se desarrolla en las redes sociales. Saludos a todos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Grandes vinos, y gente de primera!!!!!

      Les recuerdo que quien suscribre se gano hace 2 años para el día de los Enamorados...UNA CAJA DE ENAMORE.....y ese dia....me Enamoré del vino....

      Excelente propuesta felicitaciones !!!

      Eliminar
    2. Bodegas Renacer, gracias a ustedes por permitirme probar sus vinos y su buena onda!!

      Wine, que afortunado que es usted. El Enamore está bueno, hay que entenderlo.

      Eliminar
  5. Ariel, muy buena experiencia!!!
    El Enamore, va como trompada. Es un vino que cuando lo descubrí me sorprendió mucho, ya que me esperaba un vino muy dulce (por los comentarios que había leído) y me encontré con un vino excelentemente estructurado, complejo y apenas dulzon. Cuando lo probamos por primera vez venia en botella de borgoña.
    En cuanto al tema chocolates... a mi me gusta el malbec con chocolate amargo y el Enamore con alguno semi amargo o con frutas secas.
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tuve la misma impresión con ese vino. Me esperaba un vino dulce (no son mi tipo), pero apenas si lo era. La complejidad y estructura son su fuerte, sin dudas.

      Un abrazo!

      Eliminar
  6. Siempre es bueno poder compartir con los hacedores o los dueños de las bodegas, es un punto a celebrar. Los vinos de renacer no se encuadran dentro de mi gusto personal, pero reconozco que tienen un público que los celebra mucho.
    Felicitaciones por la experiencia!!!
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y sí, no a todos nos gusta lo mismo, afortunadamente. Por mi parte, siempre que pude probarlos me resultaron satisfactorios. Creo que el único que no probé fue el Renacer (su vino top).

      Saludos!

      Eliminar
  7. ¡Chocolate blanco y sauvignon blanc! Muy linda nota, hasta pronto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Patricia. Es una combinación prometedora que no he probado. Lamentablemente no había chocolate blanco en la degustación.

      Hasta pronto!

      Eliminar
  8. Hacía tiempo que no combinábamos chocolate con alguna bebida y hace poco probamos un espumante demi-sec con chocolates trufados: combinó bien, aunque no tanto como con los vinos oporto que por tener una graduación alcohólica mayor encajan mejor con el chocolate. Ya con pisco -de una graduación mayor todavía- el chocolate se amalgama mejor pero no da -al menos para nosotros- beber más de una copita que la hacemos durar una eternidad. Justamente lo agradable es jugar con los sentidos y no cerrarnos a ideas predeterminadas: probando y aprendiendo.

    Los vinos de la bodega Renacer se venden por aquí aunque aún no hemos experimentado con ellos; ya caerán. Probablemente el "Enamore" tenga una personalidad diferente y habrá que saber entenderlo llegado el momento.

    Alguna vez probamos una copa de un pinot noir chileno "Herú": no era para nada desagradable, pero era muy diferente, tanto que uno duda si alguna vez nos haríamos de un vino así, aún sabiendo de su calidad: conflictivo, complejo; quizá el Enamore sea así.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Manolo, si pueden prueben los vinos de Renacer y, por supuesto, sigan experimentando con los maridajes que lo vuelven todo más entretenido.
      Con respecto a los vinos con mucha personalidad, creo que hay que saber llevarlos. Pueden ser una gran experiencia gustativa, hay que ser open mind con ellos. Si queremos todos los vinos iguales, no nos quejemos más de la parkerización.

      Abrazo!

      Eliminar

¡Opiná con libertad!
Voy a tratar de que tu comentario aparezca en la entrada cuanto antes
¡Gracias!