martes, 25 de septiembre de 2012

El vino del artista

En uno de sus  Pequeños poemas en prosa, Charles Baudelaire nos incita a embriagarnos: “Hay que estar ebrio siempre.  Todo reside en eso: ésta es la única cuestión.  Para no sentir el horrible peso del Tiempo que nos rompe las espaldas y nos hace inclinar hacia la tierra, hay que embriagarse sin descanso.”
“Pero, ¿de qué?” continúa el maldito poeta y nos da la respuesta: “de  vino, de poesía o de virtud, como mejor les parezca.  Pero embriáguense”.
Para Baudelaire embriagarse no es estar borracho, sino que significa buscar una salida (tal vez una fuga) de una realidad hostil o, al menos, falta de poesía y de pureza.  Ante un mundo embrutecido lo mejor es embriagarse, dejarse llevar por la belleza del vino o del arte, amigos inseparables.
Hace unos días pude estar presente en La besana de sueños, una puesta en escena que incluye la poesía de José Paredero, la música de Ileana Paredero, Julián Nicolao y Pablo Cieri, y la actuación de Edgardo Alberro.  Todo se presenta en una amalgama donde los artistas van desarrollando ciertos temas y el hilo conductor es la literatura.  Lo interesante de la propuesta es que no niega la dimensión social del arte y su capacidad crítica, de compromiso y solidaridad.
Una vez terminada la velada algunos nos fuimos a casa de José, el poeta, para celebrar el evento.  Compartimos unas empanadas y, claro, un par de vinos.


El primer vino que probamos fue el nuevo Nicasia Red Blend Malbec 2010 de Catena Zapata.  La base de este blend es el Malbec, tiene un 90%, y se complementa con un 6% de Cabernet Sauvignon y 4% de Petit Verdot, lo que le aporta complejidad y estructura.  Un vino con aromas a frutos rojos, ciruela, vainilla y notas de café.  En boca repite las notas frutadas y se sienten la intensidad del Cabernet y el Petit Verdot.  Todos lo calificaron como “rico” y que se puede tomar ya o aguantarlo un poco.  Para mí necesitaría un tiempo en botella para que las intensas notas del roble se calmen un poco.
Otro que aprovechamos la ocasión para tomar y terminar de embriagarnos de arte y  buen vino fue el Riglos Quinto Malbec 2011, un vino recién aparecido en el mercado donde también predomina el Malbec, pero en este caso el corte es con un 8% de Syrah.  Es un vino aún joven con esos intensos colores violáceos que tanto gustan.  Sus aromas recuerdan a la fruta roja con toques tostados, ahumados y especias.  En boca es equilibrado, pero todavía astringente debido a su juventud.  Tiene un final largo que te deja los sabores de la madera y algo de fruta oscura.
Me pareció un vino que combina muy bien elegancia y juventud, sin dudas su estructura le augura un par de años por delante que le sentarán muy bien.  Aunque no podemos negar que salió al mercado más equilibrado que el anterior y está perfecto para disfrutarlo.  Su nombre también trae algo de poesía consigo: surge de asociar los cuatro elementos de la naturaleza (agua, aire, tierra y fuego) al hombre, quinto elemento necesario para producir vino.

El poema de Baudelaire termina repitiendo la exhortación inicial: “¡Es la hora de embriagarse! ¡Para no ser esclavos martirizados por el tiempo, embriáguense, embriáguense incansablemente! De vino, de poesía, de virtud, de lo que sea.”

13 comentarios:

  1. A estos Nicasia les tengo que entrar, aunque quizás tengo algo de tiempo dado su juventud/falta de botella, no?
    Creo que al Riglos lo tengo, ahora también no sé si esperarlo...

    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Adrián, me parece que ambos se pueden tomar ya o aguantarlos un añito para que se empareje todo. Pero son igualmente disfrutables. El Nicasia Cabernet Franc está más redondito.

      Eliminar
    2. Gracias Adrian por recordar a Baudelaire y a nosotros, que no somos poetas como él, pero si sabemos apreciar el buen vino. Un abrazo.

      Eliminar
    3. Por lo menos en eso nos esforzamos día a día. En apreciar el buen vino, digo, jeje.

      Un abrazo, José!

      Eliminar
  2. Paso con estos modernos Malbec y continúo con Baudelaire. Me parecería mejor entrarle al Nicasia Cabernet Franc, a ver si Vigil trata bién a esta cepa que le gusta tanto.
    Salute

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al Nicasia CF pude probarlo hace muy poquito y está muy bueno. Me gustó.

      Salute!

      Eliminar
    2. El mejor de la trilogia....

      Eliminar
  3. Qué buena nota... y qué buenos vinos!! Chapó!

    Nos interesa especialmente el Quinto, porque la alta gama de Riglos es increíble y según leemos con los jóvenes lo están haciendo muy bien también! Sabés cuánto cuesta? Debe andar por los 90 no?

    Abrazo y salute!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, amigos. El Quinto tiene un sugerido de $80, con una RPC correcta. Compraría uno para ver como evoluciona en un año o un poquitín más.

      Abrazo y salute!

      Eliminar
  4. Ud. Esta mucho mas allá de estos simples mortales......
    Excelente nota

    Felicitaciones!!!

    ResponderEliminar
  5. Ariel, muy buena la nota y los vinos.
    Me gusta la idea del nombre del vino de Riglos.
    Abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! A mí también me gusta el nombre, es un buen concepto.

      Abrazo!

      Eliminar

¡Opiná con libertad!
Voy a tratar de que tu comentario aparezca en la entrada cuanto antes
¡Gracias!