miércoles, 17 de octubre de 2012

Willie: Salón de Vino de Altura

Como acostumbro desde hace muchos años, esta vez también estuve presente en el Salón de Vino de Altura, con un cambio de ubicación respecto de las anteriores ediciones en el Hotel Plaza.  El nuevo lugar elegido fueron los salones del Hotel Faena+Universe en Puerto Madero.  Un lugar que a mi criterio resultó muy chico, por la gran cantidad de gente que concurrió en el único día en que estaba habilitada esta feria, en comparación con los dos días tradicionales a los cuales estabamos acostumbrados.  Con falta de espacio para moverse,  inclusive apenas se abrió al público (porque mucha gente del trade se quedó), resultaba bastante dificultoso moverse entre los stands y poder hablar con los representantes de las bodegas sobre los vinos que degustábamos, porque había otras personas que también querían acercarse al stand y se armaban unos respetuosos y obligados forcejeos.  Un solo día en un lugar que resultó pequeño nos hizo recordar las viejas ediciones a las cuales, si uno iba temprano, se podía mover con soltura entre los stands.
El otro cambio en esta presentación, teniendo en cuenta que en los eventos anteriores se accedía gratis con una invitación de La Casa de Salta, fue el cobro de entrada ($100), tema que no lo considero criticable, aunque hubo algunos problemas para adquirir las mismas al ingreso. 
Debo mencionar que hubo una buena provisión de pancitos para acompañar los vinos, cosa que no siempre se ve en este tipo de eventos.
 Pese a mi sorpresa por la cantidad de gente que había en el lugar, logré probar algunos buenos vinos como los de Pancho Lavaque, los de El Porvenir de Cafayate, Quara, Tukma y algunos de Etchart, Amalaya y Mounier con una nueva línea muy auspiciosa. Además de los buenos vinos que uno pueda probar, lo más lindo es encontrarse con los amigos y compartir comentarios y un buen momento.


WILLIE

2 comentarios:

  1. Coincido con Willie bastante! Redujeron las fechas a la mitad y el espacio físico igual. Los techos bajos y sin aire acondicionado capaz de enfrentar a tal tropa presente. Los Vinos no refrescados (o poco) en principio por la organización. El trade o la prensa no se van o los sacan después que termina su horario de ingreso: hay que contar con ello, por lo menos por 2 horas. La copita de baja calidad y la no posibilidad de comprar o alquilar una. Lo de los pancitos, geniales por lo bueno; lo malo: no los repusieron a partir de la entrada del público. En resumen, la peor de la serie en Buenos Aires y encima, pasando a cobrar entrada y de $ 100.
    Esto lo único que hace es restarle a los buenos Vinos de Salta que pudimos disfrutar con algo o mucho esfuerzo.
    Aclaro que la sigue bancando la provincia de Salta.

    Abrazo a ambos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido con vos Cuervo y, claro, con Willie. No quiero repetir lo que ya está dicho por ambos, pero que gran pifia el lugar elegido. Quisieron darle glamour y terminó resultando todo lo contrario.

      Eliminar

¡Opiná con libertad!
Voy a tratar de que tu comentario aparezca en la entrada cuanto antes
¡Gracias!