lunes, 17 de diciembre de 2012

Elogio de la paciencia

Si hay algo que caracteriza a la sociedad postmoderna en que nos toca vivir es la búsqueda de lo inmediato.  Los placeres y la información deben estar disponibles en cuanto se los requiera, a un click de distancia.  La virtud, no religiosa sino ética, de ser paciente es hoy un castigo.  Quien espera lo siente así.  Sin embargo, es la paciencia la que nos permite alcanzar nuestras metas, obtener un diploma, aprender.
Gustave Flaubert tardó cinco años en escribir Madame Bovary, los chinos alrededor de 2000 en construir la Gran Muralla y nosotros nos ponemos nerviosos porque la máquina de café tarda un segundo más de lo que deseamos.
Un antiguo proverbio persa dice que la paciencia es un árbol de raíz amarga pero de frutos muy dulces (Jean Jacques Rousseau refiere una cita similar, o quizás son la misma y el tiempo confundió palabras, hombres y geografías).  Lo que no nos aclara es que no podemos sentarnos a esperar que las cosas pasen.  La paciencia en la espera debe ser acompañada de trabajo, un trabajo arduo, sino esos frutos nunca crecerán.


Con el vino pasa igual.  Una vid empieza a ser productiva a los 4 años aproximadamente y nada garantiza que salga un buen vino.  Pero para llegar a esta primera cosecha hubo antes un largo trabajo, desde la búsqueda del lugar apropiado y las personas adecuadas hasta el cuidado de la planta.
Producir vino no es para impacientes.
Un poco así es la historia de Kurt Heinlein, un empresario naviero alemán que se afincó en nuestro país hace mucho tiempo.  El hombre, amante del vino, quería cumplir el sueño del viñedo propio y hacia 2003 compró 300 hectáreas peladas cerca de San Rafael, a orillas del Río Diamante, y fundó la bodega Funckenhausen Vineyards.
Me lo imaginó, como a cualquiera, esperando ansioso esos vinos y el enólogo que te dice que no, que esperes.  Debe ser difícil, pero si tenés un enólogo como Mauricio Lorca atrás supongo que le tenés que hacer caso.
De esa amarga espera surgieron los dulces frutos de sus vinos La Espera: Syrah, Malbec y Cabernet Sauvignon en dos líneas, joven y reserva.  Además, se le agrega un corte con lo mejor de la bodega.  Hay una nota anterior en el blog donde hablo de ellos y una Foto del Mes donde aparece.


En estos días volví sobre uno de sus vinos y de ahí la inspiración. Descorché un La Espera Reserva Cabernet Sauvignon 2008, una edición limitada de 5.333 botellas.  El vino muestra aromas típicos del Cabernet Sauvignon como pimientos y una interesante amalgama de frutas maduras como moras y arándanos, además de toques de la madera como vainilla y café.  En boca es potente, "grande" pero elegante.  Sin dudas, está en un gran momento, aunque se lo puede guardar un poco más y es uno de esos vinos con los que ejercitás lo que aprendiste, porque tiene de todo.
En pocas palabras, un Cabernet típico, y un poco más que eso, que encierra todo el potencial sanrrafaelino.  A un valor de $80 me parece una buena opción.

Para cerrar quisiera compartir con ustedes, pacientes lectores, una frase que Friedrich Niestzche nos dejó en Humano, demasiado humano: “saber esperar es tan difícil, que los más grandes poetas no han desdeñado tomar por asunto de sus poemas el hecho de no saber esperar. (…) La pasión no quiere esperar: lo trágico en la vida de los grandes hombres consiste, no en su conflicto con su época y con la poquedad y bajeza de sus contemporáneos, sino en su incapacidad para postergar su obra un año o dos años. No saben esperar.”

Quien sabe esperar, obtiene lo mejor.  Como con el vino.


19 comentarios:

  1. Hermosa nota... Qué temas: la paciencia, la filosofía, el ser humano. ¡Cuánta filosofía hay en el vino! No solo se necesita tiempo para hacerlo, también para beberlo. Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias Patricia, el tiempo hay que hacerselo, sino no los tomamos nunca a tiempo. Es terrible abrir ese vino guardado y encontrarlo arruinado.
      Después, gracias al vino, una filosofa más fácil, jjaja.

      Saludos!

      Eliminar
  2. Ariel,
    Están muy bien logrados los reserva. Justamente anoche terminé de tomar un Syrah 2008 que lo tenía desde hace un tiempito pero como soy tal cual lo pinta Niestzche no lo espere más y le apliqué la autopsia a la botella. Seguramente en un añito va a estar muchisimo mejor pero igualmente me gustó mucho.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En la bodega hablaban de un potencial de guarda de 5 años, así que supongo que están en un gran momento y hasta un año más podríamos guardarlos.

      Abrazo!

      PD. me gustó lo de la autopsia a la botella, ajaja

      Eliminar
  3. Estas escribiendo para los que aún no nacieron? como el maestro?
    El vino siempre es paciencia, una característica que le es innata y que lo diferencia de la mayoría de las otras bebidas fermentadas.
    No si muchos lo vean así, pero bienvenida la paciencia hacia el vino.
    Salute

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nooo, no me puedo comparar.
      Como bien decís otras bebidas se hacen en cuestión de días, semanas a lo sumo. Un productor de otra bebida puede jugar con ensayo y error cientos de veces en un año, un vinicultor tiene sólo una chance. El primero corre con ventaja.

      Salue Fabi!

      Eliminar
  4. Muy linda nota Ariel... se nota tu beta filosófica!! jejeje.

    No hemos probado nada de esta bodega... a ver si conseguimos algo por estos lares. Aunque debemos reconocer que no somos muy amigos de los vinos de San Rafael, sabemos que el CS es de los cepajes que mejor se dan, así que lo buscaremos o lo tendremos presente para cuando aparezca.

    Abrazo y salute!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, jeje.
      Hay muchos que le tienen idea al terruño sanrrafaelino, yo creo en él y no sólo por sus CS. Se están haciendo buenas cosas allí y hay grandes bodegas trabajando.

      Abrazo y salute!

      Eliminar
  5. Justamente tomé uno este finde. Y sí, me parece una buena opción, aunque medio ajustada en cuanto RPC positiva.
    También creo que se lo puede guardar hasta 2 años (sobre gustos...) pero yo lo disfrutaría ya o en un máximo de 6 meses.


    Abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Adrián, coincido, yo también lo tomaría en ese plazo, me parece que está en un gran momento. En cuanto a la RPC, me pareció correcta, que no es poco.

      Abrazo!

      Eliminar
  6. Excelente nota y un muy rico vino !!

    Felicitaciones....

    PD: Es como en la comida...el que sabe esperar...sabe comer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias José. Con la comida también cuenta.
      Que difícil para los ansiosos como yo, jaja

      Eliminar
  7. cuanto te paga el alemán por la nota? que berretada poner a nietzche a jugar
    con tan vil fin

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Anónimo, evidentemente usted no me conoce. Nunca nadie me pagó por hacer una nota (¿alguién le paga a un blogger por hacer una nota?), yo vivo de otra cosa.
      Tal vez usted confunde esto, que es un hobby, con las publicaciones como revistas especializadas o programas televisivos sobre el tema. Ahí sí se paga. Acá no hay ni publicidad.
      Yo sólo recomiendo lo que me gusta y critico lo que no me gusta.

      Eliminar
  8. hay una foto de "La espera" por si falta aclaración
    además sólo mencionás un "testeo" tuyo y luego se habla del patrón y del
    enólogo y no hay más actores en este relato,
    tu visión es poco menos que corta y citar a un autor de vuelo no
    le quita mal sabor de boca al post

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora entiendo menos su crítica. Este es un blog de vinos y comento los vinos que bebo. No me gustan las notas de cata a secas, no le interesan a nadie, entonces comento algo más general sobre el vino. "Wine talking" le dicen en inglés. Lo que tomo me inspira a escribir algo, una reflexión o una crónica que se relaciones con el vino que quiero comentar.
      Ahora, si a usted le gustan las notas de cata tontas y aburridas, hay un montón de lugares así, sin ir más lejos las web de las bodegas.

      Eliminar
    2. Qué cosa estos anónimos! Encima mala onda!
      Cosa fundamental es dar la cara, más allá que un nick puede resultar no muy conocido, pero ya es algo.

      Yo no le hubiera publicado el 2do comentario, pero claro, contestándole en el 1ro que se identifique (cosa que obviaste).

      Un maleducado y cagón.

      Abrazo solidario!

      Eliminar
  9. Anónimo3/1/13 1:33

    el de arriba es un chupasirio

    ResponderEliminar

¡Opiná con libertad!
Voy a tratar de que tu comentario aparezca en la entrada cuanto antes
¡Gracias!