martes, 31 de julio de 2012

Foto del mes

Foto: Nigel Howard

El de la foto es Salvatore "El Maestro" Calabrese, uno de los mejores bartenders del mundo, y lo que muestra son los restos de una botella de Cognac valuada en U$S 77.000.
Calabrese estaba tratando de batir un record al hacer el cóctel más caro del mundo con este Clos du Griffier Vieux, un Cognac francés de 1788, cuando un cliente del Playboy Club de Londres pidió dos copas.  Cada copa valía 5.000 libras esterlinas, por lo que el hombre pidió ver la botella y... se le cayó!!
El desconocido empresario ahora deberá pagar la botella porque al abrirla había dejado de correr su seguro.

Así era la botella

Fuente:
http://www.huffingtonpost.com/2012/07/24/historic-cognac-shattered_n_1694913.html

jueves, 26 de julio de 2012

Juntada bloguera

Hace poquito nomás nos reunimos gran parte de los Blogueros del Vino: Roberto de Vinos en Córdoba (invitado de honor en este caso), Fernando de Mr. Wines, Adrián de Vinos en Buenos Aires, Maxi y Esteban de El vino del mes y quien escribe, claro.  
La consigna fue reunirnos, cenar entre amigos, crear proyectos en común y tomar unos ricos vinos.  Cada uno debía llevar un vino para compartir en una cata a ciegas.  Roberto, por su parte, trajo 4 vinos cordobeses para que conociéramos cómo se vinifica en la provincia mediterránea.  Como un bonus track debemos agregar que Cristina Soto, de Urraca Wines, se acercó y nos dejó dos botellas para agregarlas a la cata.
¿Qué decir de los vinos cordobeces? Fueron una linda experiencia.  Pudimos aprender de la mano de los vinos y los conocimientos de Roberto cómo es el terruño cordobés, donde se vinifica más por tradición que por aptitudes propias del suelo.  Es interesante ver cómo cepas que uno conoce muy bien tienen características diferentes en otros terruños que hay que apoyar para que haya diversidad.
En este caso, como pasa con muchas de las catas a ciegas que publico no voy a colocar la RPC (Relación Precio/Calidad) porque no son las circunstancias ideales para mí.  Pero sí voy  a contarles cuáles me gustaron más que otros.



Mi Top 3

Ópalo Cabernet Sauvignon 2008.  Mauricio Lorca hace este Cabernet sin madera, la pura expresión de la cepa.  Fue el que más gustó en la mesa.  Costó un poquito que se abriera y se expresara: pimiento verde, especias, fruta roja y negra.  En boca con taninos marcados a pesar de tener cuatro añitos y un buen final.  Un vino de $80 que opacó a muchos de una franja de precios superior.

Vicentín Rosado de Malbec 2010.  Un espumante nuevo en el mercado hecho con el método champenoise. Tenía el típico color piel de cebolla, aunque algo más suavecito y era pura frescura, tanto en nariz como en boca.  Por $60 es un golazo para este tipo de espumoso.

Noble de San Javier Rosado de Malbec 2011.  Por lo general no me terminan de cerrar este tipo de vinos, pero este fue un rosado de sangría que sí me gustó.  Un vino de acidez reconfortante, jugoso, con sabores a fruta fresca.  En nariz mostraba algo raro como especiado que se debía a un  corte de 5% de Cabernet. Daban ganas de tomártelo todo.  Lástima que sólo lo venden en la Bodega.

Mención especial:

Manos Negras Malbec Stone Soil Select 2009.  Un raro Malbec procedente de pequeñas parcelas donde abunda la piedra, presentaba unas notas herbáceas y minerales difíciles de descifrar además de la concebida fruta roja.  En boca fue un vino fácil de tomar, pero con taninos marcados y un buen final.  Le doy una mención especial porque me gustó, pero no me deslumbró.  Lo que no lo pone en un podio es el precio: $120 no los pago por este vino.


Otra mirada sobre la reunión: El vino del mes


lunes, 23 de julio de 2012

Caminos y Sabores 2012

Entre el 6 y el 9 de julio se llevó a cabo la edición 2012 de la feria Caminos y Sabores.  Durante esos cuatro días pasaron alrededor de 100.000 personas por La Rural para conocer y probar alimentos  regionales y artesanías.
Sólo pude ir un día y me encontré con un espacio repleto de felices compradores de productos gourmets de todos los rincones del país.  Hablando con los expositores de la feria no era difícil comprobar el éxito de ventas que tuvieron todos.

La feria del color: todas fotos propias (Click para agrandar)

Recorriendo la feria pudimos probar desde variedades de yerba mate y té (creo que ninguno se avivó de ofrecer alguna infusión ya preparada) hasta sal marina de Chubut.  Además profundizamos en el conocimiento sobre aceites de oliva, especias, miel y embutidos de todo tipo.   No te alcanzaba la vista ni la billetera para abarcarlo todo. 
Por mi parte me traje una bochita de queso Gouda de Ferrari y un Salame de Caroya, además de chocolate de Bariloche y algún vinito, claro.
Con respecto a esto último, hubo unos pocos stand sobre vino.  Lo interesante es que eran pequeñas bodegas, como los productores de vino casero de Córdoba o Mendoza.  Me dedique a charlar con ellos todo el tiempo que pude, probé sus vinos y me contaron sobre los problemas de ser un pequeño productor.  Pero todo eso se los dejo para una próxima nota.



jueves, 19 de julio de 2012

Cuando un amigo se va...

Así es... se me fue un amigo.  Porque no sólo de vino vive el hombre, se me fue el Glenlivet 12 años.
Aclaremos un par de cosas, antes de que alguien diga pero, no es cualquier whisky, es un whisky de malta.  Sí, es el whisky de malta standard, pero no soy tan conocedor (ni tan fanático) como para comprar uno de 200 euros.  También tengo Glenfiddich y Strathisla, pero Glenlivet me ha dado mis satisfacciones y nunca me ha caído pesado.

Esa rara costumbre de guardar las botellas vacías de Whisly

Para quien no sepa, no todos los whiskys son iguales.  Hay blended, mezclas de granos, como J&B, Jhonny Walker, Chivas Regal; y tambien, whisky de un solo grano o single malt, como Glenfiddich, Macallan o Aberlour.  Sabemos que las marcas más conocidas son las de los blended, pero créanme (y se los digo en serio) quien prueba un single malt, no vuelve a los otros.
¿Qué vas a encontrar en un single malt?  Como en los buenos vinos, son más profundos y complejos en aromas (como la turba) y mucho más untuosos en boca.

Se me fue el Glenlivet y hace unos días el Glenfiddich.  Es hora de recompra, llegó el invierno, sabemos que está difícil conseguir whisky importado a buen precio y no hay opciones nacionales de single malt.  Estoy frito.

De regalo un tango, Whisky, de Carlos Di Sarli, con Carlos Durán en la voz:



lunes, 16 de julio de 2012

3 Malbec al toque


Siguiendo con la línea de notas anteriores, les presento tres Malbec que tomé en cumpleaños, reuniones o en casa.  Son vinos para paladares modernos que gustan de vinos dulzones y ágiles, bastante correctos para su rango de precios:

Emilia Malbec 2011: la etiqueta más joven de Nieto Senetiner, bastante publicitada en los últimos tiempos.  Es un vino de perfil moderno, de color violáceo profundo y muchos aromas a fruta roja y mermeladas.  En boca es dócil, fácil de beber y simple.  Es un vino para quienes les gusta este perfil sencillo, frutado y femenino (?)
Precio: $35
RPC: Buena

Uxmal Malbec 2011: Tiene apenas 6 meses de roble, no obstante apenas te acercás la copa a la nariz te invaden los aromas a vainillas, chocolate y fruta típica del Malbec (más una nota de alcohol apenas abierto).  En boca el vino te indica que está para tomarlo ya, muy suave y aceptable final para el rango de precios.  Un vino moderno, sencillo, con la madera al frente, pero  que seguro gusta a la mayoría.
Precio: $25-30
RPC: Buena

Los Haroldos Roble Malbec 2008: Otro mendocino con 6 meses en roble francés.  Lo compré porque en 2011 habían ganado 5 medallas en los China Wine Awards (su Malbec había obtenido Plata).  Los probé en Vinos y Bodegas 2011 y ahora por botella.  Se destacan: Mucha fruta y suavidad en boca.  No me pareció un Malbec espectacular, sino más bien correcto.
Precio: $32
RPC: Correcta


Notas anteriores de 3 al toque:

3 Torrontés al toque
3 Cabernet al toque
3 Merlot al toque

jueves, 12 de julio de 2012

Weinert Merlot 2004: un clásico revisitado

No me gusta un único perfil de vino, al contrario me encanta saltar de uno a otro. De un moderno Malbec a un robusto Cabernet y de allí a uno de esos "old fashioned", los pocos que quedan produciéndose en el país. Esta vez le tocó a uno de estos últimos: Weinert Merlot 2004.




Lo encontré en un supermercado chino bastante bien nutrido que queda a la vuelta de la Facultad de Filosofía y Letras. Lo compré con miedo, porque en estos supermercados no se "cuida" mucho al vino, que queda a merced de cambios extremos de temperatura, humedad y vibraciones. Pero me la jugué, una vez más.
Y salió bien.
Bodega y Cavas de Weinert hace vinos de estilo tradicional, criados por dos años en toneles de roble francés medianos que le dan ese perfil clásico y del viejo "viejo mundo".
El color nos muestra un vino con una evolución marcada, por supuesto. Aromas leves a fruta pasa, cuero, frutos secos, a madera y un inicial toque de vainilla. Un nariz rica, de buena tipicidad del Merlot, compleja aunque no muy intensa.
En boca entra amable, pero pronto marca su fuerte presencia con taninos notorios aun (¡y es un 2004!) y un poco de acidez. Contrario a lo que pueda pensar el amante de los vinos sedosos, esta presencia del Weinert no es molesta, no cuesta pasarlo.
Coincido con la descripción que hizo Fabián Mitidieri: un vino viril.
Te gusta o no, pero es un cacho de la historia vinícola. Cuando terminás de tomarlo te queda la sensación en la boca de que por ahí pasó algo.

Precio: $35, en el citado supermercado chino. En otros lugares anda entre $50-60.
RPC: Muy buena


Toneles de Weinert

lunes, 9 de julio de 2012

Cenando con El Enemigo


Al final del camino sólo recuerdas una batalla,
la que libraste contigo mismo, el verdadero enemigo;
la que te hizo único.

Esa frase reza la contraetiqueta de El Enemigo Malbec 2008, uno de los vinos que más a dado que hablar en los últimos años.  Quizá porque es un vinazo; quizá porque es el primer vino de autor de Alejandro Vigil, el enólogo del momento; quizá por lo llamativo del nombre; quizá por todo eso.
Lo elegimos para celebrar un momento especial: nuestro primer año de noviazgo.  
El nombre del vino permitió mil bromas sobre quién teníamos adelante, pero la frase de la contraetiqueta era la que más pesaba.  Porque es la lucha contra uno mismo la que nos define y en una pareja también hay que luchar para seguir siempre adelante y ser únicos.

Ante pedazo de vino y teniendo en cuenta lo importante del momento tenía que esmerarme con una cena especial.  Sí, también cocino.  
Como entrada hubo unos huevos horneados con un toque de tequila y panceta frita.  El plato principal fue  un lomo en croute de frutos secos, acompañado con papas dominó. Para este momento ya estabamos por la mitad del vino y tengo que reconocer que no tomé notas de cata así que su descripción va bastante de memoria.
El Enemigo contiene un 85% de Malbec de Gualtallary y un 11% de Petit Verdot de Agrelo, todo criado 18 meses en barricas de roble francés (35% nuevo).
El color era de un rojo rubí intenso, casi negro. Aromáticamente recuerdo la fruta roja y negra, alguna nota floral y de vainilla. Pero lo que más me gustó y puedo describir de memoria sin dudarlo fueron los sabores y sensaciones al beberlo. Un vino muy equilibrado, como uno espera en esta gama de precios, que se disfruta fácil, fluído y frutal. Más allá de eso, tenía ese toque rudo del Petit Verdot que lo complementaba.
Buscando información en otros blogs me encontré que cuando recién salió estaba algo tánico y recomendaban esperarlo. No lo probé en esa instancia, pero puedo decirles que ahora esta en un gran momento.
Cerramos la velada con unos bombones y el espumante María Extra Brut (80% Chardonnay y 20% Pinot Noir), que nunca falla. ¿Qué más querés?

Precio: $176 (a ese precio lo compré hace un tiempo, ahora debe andar por los $190)
RPC: Buena a Muy buena



sábado, 7 de julio de 2012

Me voy para Caminos y Sabores

Ayer abrió la feria de productos regionales, artesanías y turismo Caminos y Sabores, se me estaba pasando de comentarles y recomendarles a todos que vayan.
La apertura de la Feria fue este viernes 6 y se extenderá hasta el lunes 9 de julio.  Ideal para este frío fin de semana largo frío.


En cuanto a lo gastronómico, podremos encontrar a productores de todo el país: embutidos, quesos, dulces, comidas típicas.  Amén de que siempre hay alguna sorpresa.  Claro, también habrá vinos, aunque no serán la mayoría porque no es una feria de vinos.  Pero si nos referimos a vinos, qué mejor que conseguir nuevos productos para acompañarlos.
Además de alimentos habrá cocineros en vivo, talleres, ofertas de turismo para ir pensando en las vacaciones, artesanías de todo tipo y mucho más.  La verdad que es una de esas ferias para no perdérselas. Yo voy.


¿Dónde, cómo y cuándo?
Del 6 al 9 de julio de 12 a 21 hs. en La Rural, Av. Sarmiento 2704, Palermo.
Valor de la entrada: $40
Web: www.caminosysabores.com.ar
Facebook: caminosysabores
Twitter: @feriacys

jueves, 5 de julio de 2012

Bodegas Argenceres: Un futuro enorme

Recientemente pude probar gran parte de los vinos de esta joven bodega de San Rafael, Mendoza, y la verdad que superaron mis expectativas.
Bodegas Argenceres es un emprendimiento muy joven que tuvo su primer producción en 2010 de la mano del enólogo Fabricio Orlando (Pulenta Estate).  Según la bodega su filosofía se basa en crear vinos sin artificios donde la madera ayuda, pero no es el elemento fundamental, cuidando el proceso de vinificación, cosecha y selección de las uvas.
Más allá de lo que pueda comunicarse institucionalmente lo que mejor habla de ellos son los vinos.  En este caso probamos la añada 2010, un año seco en San Rafael con temperaturas no muy altas durante enero y febrero que retrasaron un poco la maduración, lo cual hizo que hubiera una evolución polifenólica muy equilibrada. La información técnica brindada agrega que la presencia del vientos zonda en primavera causó bajos rendimientos, lo que, vitivinícolamente hablando, es bueno para el producto final.

Originales etiquetas

Lágrima Cabernet Sauvignon 2010
Color rojo de mediana intensidad.  Aromas a fruta oscura y ciruela, bastante pimiento, algo de especias y algún tostado.  También noté un muy esquivo aroma que no pude terminar de identificar, algo mineral.
En boca fue equilibrado, con una leve acidez que no disgusta ni perdura, con taninos potentes y un buen final para el rango.
Para quienes gustan de cabernets machotes o para guardarlo un poco más.
Precio:$42
RPC: Muy buena

Lágrima Malbec 2010
Color bien Malbec, todavía con reflejos violáceos.  Aromas a fruta roja, violetas y toques de vainilla.  En boca es intenso, equilibrado y con taninos marcados aún.
Todavía está bastante joven, pero para el año próximo dará lo mejor de sí.
Precio: $42
RPC: Correcta a Buena


Dramatis Personae 2010
Dramatis Personae es una locución latina que se usa para designar a la lista de personajes de una obra teatral. En este caso, los varietales de la bodega: es un corte de Malbec, Cabernet Sauvignon y Bonarda.  Aromas a mermelada de frutas, especias, algún toque de chocolate y goma quemada (empireumáticas).  Esto último puede llamar la atención, incluso en altas dosis podríamos considerarlo un defecto del vino.  Sin embargo, en este caso es un aporte más a la complejidad.
En boca, predomina la fruta y se puede apreciar un vino bien equilibrado.
Para tomarlo ya.
Precio: $47
RPC: Buena+

De este no tengo foto porque probamos una muestra sin etiquetar

Lágrima Malbec Selecto Reserva 2010
A diferencia de los vinos anteriores que tienen un leve contacto con duelas de roble, éste Lágrima Reserva tiene una crianza de 12 meses en barricas de roble francés (80%) y americano (20%).  Presentó un color rojo profundísimo casi negro y con reflejos violetas.  Me llamaron la atención la belleza de las lágrimas de este vino.  Más allá de lo discutible de este concepto, no siempre son tan largas, elegantes y llenan tan lindo la copa.
Impactante nariz, de perfil moderno, fruta roja, notas a vainilla y algo de tostado gracias al aporte del roble.
En boca, tiene una presencia importante, pero sin astringencias, untuoso y equilibrado.
Es un vino de perfil moderno, que se puede beber ya o guardar unos años para que la madera se integre mejor aún.  Sin dudarlo, mi favorito junto al Cabernet.
Un dato: recientemente la prestigiosa revista inglesa Decanter le otorgó con 4 estrellas y lo puso en el selecto grupo de 19 Malbec argentinos altamente recomendados.

Precio: $96
RPC: Muy Buena


Conclusiones
Me gustó esta propuesta porque son vinos que no te la jugaban por el lado de la dulzura extrema ni del impacto de la madera.  Ésta última estaba bien puesta, es decir, allí donde tenía que estar.
Se nota que son vinos que tienen una clara personalidad, hechos con entusiasmo y que ya están consiguiendo reconocimientos.  Si así empezaron, tienen un futuro enorme por delante.
Quizá sea como ellos dicen: son vinos nacidos con vocación de estrella.


lunes, 2 de julio de 2012

Lupa Bloguera: Bonarda


La Lupa Bloguera es una nueva propuesta de los Blogueros del Vino.  A diferencia de las Catas Interblog (ver aquí, aquí y aquí) en este evento no tomamos todos el mismo vino.  Es más bien una barrida de góndola, elegimos una cepa entre todos y cada uno elige el vino que prefiera dentro de un rango de precios determinado.  En este caso la idea era cubrir la mayor cantidad de muestras del sector de hasta $50 de Bonarda.
Bonarda es una cepa bastardeada, el patito feo de la vitivinicultura argentina.  Durante años fue destinada a vinos de mesa, porque daba grandes volúmenes y calidades poco pretensiosas.  Pero desde hace una década los enólogos se pusieron a laburar y a lograr rendimientos bajos, a llevar a la cepa a su máximo esplendor.  Para el que crea que el Bonarda sigue siendo un vino de mesa, piense que es la segunda cepa más plantada del país.  Sí, se la sigue usando para vinos de bajo rango, pero también para grandes vinos.  Hoy se considera que puede ser el 2° boom varietal argentino, nuestro segundo Malbec.


En mi caso elegí el Lamadrid Bonarda Single Vineyard 2009, producido por Lamadrid Wines, una idea de Héctor Durigutti, un enólogo que apostó fuerte por esta uva.  Es un vino 100% Bonarda de Agrelo, Luján de Cuyo, Mendoza, que fue vinificado sin filtrar ni clarificar con 6 meses de contacto con duelas de roble francés de primer uso.
Fue de un color rojo bermellón de profundidad medio-alta y buen brillo.  Con aromas preponderantemente frutados, a fruta fresca con notas de vainilla.  Bien a lo Durigutti.
Hasta acá venía bien, pero me defraudó al beberlo.  En boca era desequilibrado, con algunos sabores amargos y costaba tragarlo.  Más allá de todo, tenía una buena duración y mejoraba acompañado con la carne al horno que preparé.  Pero no lo recompraría.  He probado su Durigutti Bonarda y está mucho mejor que éste.

Precio: $44
RPC: Regular


La elección de los otros bloggers: