miércoles, 31 de octubre de 2012

La Foto del mes


Lo que ves en la foto es el proceso de maceración en frío en Château La Violette.  Se hace con hielo seco, por eso el "humito".  El autor es Marcelo Pelleriti, enólogo de Monteviejo en Mendoza y de Château La Violette y Château Le Gay en Bordeaux, todo un grosso que me permitió compartir la foto con ustedes.


lunes, 29 de octubre de 2012

Degustación de Cabernet Franc

Por Willie

Hace unos días tuve oportunidad de concurrir a una degustación de vinos de una cepa que está haciendo mucho ruido últimamente: Cabernet Franc.
Cada vez hay más vinos de este varietal que hace unos años atrás solamente se utilizaba para cortes. Algunos dicen que le está sacando espacio a la Bonarda, variedad que creció rápidamente como varietal vinificada como tal y que actualmente estaría estancada porque ya mostró todo lo que puede dar, aunque, para mí, todavía hay muy buenos ejemplares. Pero…vayámos alCabernet Franc, que está presentando muy buenos ejemplares y es una cepa que a mí me gusta mucho.
La cata fue a ciegas y el orden en que fueron servidos es el que figura a continuación.
Agrego algunos comentarios generales sobre los vinos sin profundizar demasiado porque lo que intento transmitir no es mi opinión personal sino el resultado general apreciado por todos los participantes.


1.      MELIPAL CABERNET FRANC 2009 -  ($79)
Es un vino que incorporó recientemente la gente de Melipal. Tuve oportunidad de probarlo cuando fui a almorzar a la bodega en marzo de éste año y luego volví a probarlo en mayo en la presentación de los vinos que distribuye Lutecia. Un vino agradable que promete mucho. A todos les pareció un vino del año.

2.      FIN DEL MUNDO CABERNET FRANC 2007 -  ($150)

Con el transcurso de las cosechas, la bodega ha obtenido grandes resultados con los Single Vineyard 2010 y 2011. Particularmente éste 2007 se destacó por su bouquet y excelente boca.

3.      LAGARDE CABERNET FRANC 2009 – ($130)
Destacado por complejidad, balance y tipicidad.

4.      DOÑA PAULA SERIES ALLUVIA CABERNET FRANC 2008 – ($120)
Algunos lo encontraron algo dulzón  y algo falto de tipicidad con un parecido a las variedades poco definidas de malbec.

5.      ANGELICA ZAPATA ALTA CABERNET FRANC 2006 – ($184)
Muy balanceado, redondo y algo corto de boca para algunos.

6.      DESIERTO PAMPA CABERNET FRANC 2009 – ($90)
Muy buena opción de esta bodega que está presentando ejemplares muy bien logrados de ésta cepa. En este caso algunos notaron una falta de complejidad.

7.      BONUS TRACK  1 – HENRY CABERNET FRANC 2003 - (valía $200)

Este vino ya no está más en la cartera de la Bodega Lagarde. Considerando su edad se comportó muy bien pese a mostrar aromas licorosos pero con buena acidez y una tanicidad presente. No entró en la calificación. Ofrecido por Ozono Drinks.

8.      BONUS TRACK 2 – PULENTA XI GRAN CABERNET FRANC 2009 – ($195)
En este caso el ofrecimiento correspondió a uno de los concurrentes (¡muchas gracias Fabi!). ¡¡Y este vino la rompió!! En nariz muestra unos tonos herbáceos fuertes con aromas piracínicos, mentol y otras cosas más que cada uno de los presentes identificaba de distinta manera. En boca resultó muy redondeado, suave y agradable. Tengo entendido que este vino obtuvo el primer lugar entre más de veinte vinos, en una cata reciente llevada a cabo en Mendoza con la participación de algunos enólogos y conocedores del mundo del vino.



FINAL

Luego de realizada una compulsa de 14 opiniones (que coincidían mucho), se realizó un promedio que resultó en este orden de mérito:

3 – 2 – 4 – 5 – 6 – 1
 

Mi orden de mérito, como mencioné con las coincidencias en general, fue 3-2-5-4-1-6.

Un agradecimiento a Martín y Noelia por su atención y otro agradecimiento a Marcelo por su excelente disposición para llevar adelante la cata con un público muy particular!!!


jueves, 25 de octubre de 2012

Aramburu: uno de esos gustos...

En la breve historia de este blog hubo notas que me costaron más que otras, pero esta se lleva todos los premios. La escribo y la reescribo, la encaro de muchas maneras y nunca quedo conforme. Alfonso Reyes y Borges decían que uno publica para dejar de corregir y les doy la razón.
El problema radica en cómo puedo contarte la que creo que fue la mejor experiencia gastronómica de mi corta vida gourmet.


El restaurante Aramburu se destaca por su propuesta novedosa, con algunos platos de cocina molecular y otros que pasan por la innovación y exaltar todos los sentidos.
El lugar es pequeño como suele pasar con este tipo de locales donde la atención al detalle de cada plato llega a niveles obsesivos. Afortunadamente, nos tocó una mesa que da directamente a la cocina así que pudimos ver todo el proceso y llevar la cena a niveles de obra teatral.
El menú es fijo y consta de 12 pasos que a esta altura cambiaron pensando en la propuesta de primavera-verano. Nosotros nos encontramos, por ejemplo: salmón en cocción unilateral, lo que te da diferentes sabores y texturas del salmón; salteado de mariscos ahumados con pino en el momento; una ensalada con 12 tipos de brotes y hojas; una deconstrucción de tamal; lomo con diferentes texturas de papas y un montón de detalles más que no se pueden describir, sino que se deben sentir. No exagero, su propuesta apunta a que todos los sentidos entren en juego.
Elegir un vino para tantos pasos fue complicado, porque eran bastante disímiles y no los conocía. Por suerte, pudimos hablar con la sommelier Agustina de Alba (flamante Mejor Sommelier Argentina 2012) y arrancamos con un espumante para las entradas y luego elegimos un Merlot.
El espumante fue el Alma Negra Blanc de Blancs, un 100% Chardonnay delicado y de buena burbuja. Bien, pero tampoco la locura.
El tinto fue el Marcus Gran Reserva Merlot 2008. Un Merlot con buena tipicidad, aromas a fruta roja fresca, ciruela, cereza y notas de la madera que van de la vainilla a los tostados según pasa el tiempo. En boca impacta su presencia, pero el final es suave y bastante largo, con dejos a tabaco. Cada copa invitaba a una nueva. Lo recuerdo y se me hace agua la boca.


Para mí que estoy realizando un estudio sobre la Postmodernidad se me disparaba la mente para un montón de conceptos y teorías sobre la cultura contemporánea y su relación con la gastronomía: la deconstrucción de algunos platos, la reinterpretación de otros, la gastronomía como un espectáculo, la realidad fragmentada que presentan los platos lo acercan claramente a la estética posmoderna.
Cuando el único tema de conversación de una cena es la cena misma, sabés que estás viviendo una gran experiencia gastronómica. Y así pasaron los platos, conversando sobre ellos, entendiéndolos, pensándolos.
Al final, el chef y propietario Gonzalo Aramburu se acercó entre los comensales y recibió saludos, halagos, se sacó fotos. Más que haber terminado de comer parecía que había terminado una función teatral. Y quizá había mucho de ello, mucho de espectáculo.

Telón... y aplausos!


Les dejo la web de Aramburu, allí pueden consultar el menú y precios actualizados:


También pueden visitar mi Facebook donde acabo de subir más fotos: Ariel Rodríguez


lunes, 22 de octubre de 2012

Bodegas cordobesas: la nota que no pudo ser

Por Willie

En mi reciente visita a las Sierras Cordobesas de la cual hoy regresé, luego de tres días mirando al Uritorco (¡no ví ningún Ovni!), estuve unos días en la zona de Calamuchita, disfrutando de los hermosos paisajes y tal como es mi costumbre de enoturista, me decidí a visitar las bodegas y viñedos de la zona.
Aquí comenzó mi decepción cuando en la puerta de la Bodega Atos me encontré con el cartel que decía: “visitas sábado y domingo”.


Decidido a no quedarme sin nada, al día siguiente emprendí mi viaje hacia la Bodega Las Cañitas, sobre la cual me habían hablado muy bien de sus vinos. A pocos kilómetros del lugar, una patrulla de la policía estaba deteniendo a todos los vehículos... ¡Control de Alcoholemia! Grité yo sin querer, aunque luego me dí cuenta que eran las 9 de la mañana y recién había desayunado!!!!!!

 “No se puede pasar por los efectos de la tremenda tormenta de viento de anoche”, me dijo uno de los policías de la caminera. Recién en ese momento me dí cuenta que la bodega está ubicada en las cercanías de La Cumbrecita, localidad que estaba sin luz, sin agua, sin cloacas, sin comunicaciones telefónicas y con los caminos y calles cortadas por los más de cien árboles que había derribado el temporal. Al día siguiente tampoco se podía pasar... así que... visita inconclusa.


A la tardecita paseando por la Villa General Belgrano entré en una vinoteca para conocer los vinos de ésta bodega y me sorprendieron sus precios: el Malbec Reserva Juan Cruz Navarro Torre 2009 estaba a $144 (la primera cosecha fue la 2008); un Cabernet Sauvignon y un Rosado de Malbec valían algo de $78; y un trivarietal de Malbec, Cabernet Sauvignon y Syrah costaba $47. Tienen un espumante, pero la vinoteca no lo trabajaba.

No tuve tiempo de ver los vinos Atos y hacer una compulsa de precios, aunque creo que son más conocidos.

Algo llamativo y que da una pauta sobre cómo se está extendiendo este tema del vino, lo marca la existencia de recientes plantaciones de vides en la zona y la realización de la 8° Edición de Expovinos Gourmet el próximo 16 de Noviembre (http://www.expovinocalamuchita.com.ar/).


viernes, 19 de octubre de 2012

Los Vinos del Salón de Altura

Después de la particular crónica del Salón de Vino de Altura y de la mirada de Willie sobre el mismo, nos llegó el momento de hablar de los vinos en sí.
Haciendo un paneo general debemos destacar la gran calidad de los vinos y, en gran parte, su buena relación precio/calidad.
Sobre los blancos hay que decir que el 90% era Torrontés y, como fanático declarado, quise probar lo más posible de esta cepa. Entre todo lo probado puedo decir que se notan al menos cuatro tendencias en nuestro blanco de bandera:
  • Una tendencia a modernizarlo (algunos dirán: maquillarlo), quitándole ese final amargo que lo caracteriza. Algunos ejemplos de esta tendencia que me gustaron son el Desvarío, de Bodega Tierra Colorada, y el Finca La Punilla, de Peña Veyrat Durbex.
  • La línea clásica, que busca conservar la esencia tradicional. Son pocos los que quedan, pero debemos destacar al Castillejo, de Finca Gualinchay, y al José Luis Mounier, de un grosso de la enología del Norte.
  • Quizás estemos hilando un poco fino, pero existe una línea intermedia, donde se amansan los amargos, aunque sin que desaparezcan. Aquí me parecen que se destacan dos exponentes de Bodegas Etchart de dos gamas bien distintas de precios: el Cafayate Reserva y el Gran Linaje, un Torrontés que estaba más allá de todos.
  • Por último, una tendencia experimental que juega con las posibilidades de la uva y buscan cortes (Amalaya Blanco, un corte con Riesling), fermentaciones en barrica (Laguna Brava, de Mounier, o Félix, de Pancho Lavaque) o aumentar el azúcar (Gata Flora, de Vasija Secreta). En esta línea también se juega mucho con un packaging novedoso.
Acá vale hacer una aclaración: ninguno es mejor o peor, son formas de vinificar diferentes y, por suerte, no hay una tendencia unificada, lo que sería algo negativo. Hay aún una gran diversidad y lo destaco.


En cuanto a los tintos, no creo poder clasificarlos de esta manera, en grandes categorías. Me quedo con la idea de que son vinos con una buena y compleja intensidad aromática y una gran contundencia en boca. Esto último los hace implacables, te gustan o no.
Los que me dejaron más grato recuerdo de lo probado fue el Arnaldo B. de Etchart; el Laguna Brava Tannat 2010, de Mounier, que sólo se hace cuando la cosecha es excepcional; lo que está haciendo Pancho Lavaque tanto con su línea Félix como con Quara, en especial sus Single Vineyard, que son excepcionales; la buena RPC que tenían los vinos de Finca Gualinchay y Finca Humanao, ambas bodegas jóvenes pero que supieron conservar la impronta salteña, respetando lo que da la tierra.

Seguramente hubo más, me quedó afuera Tukma, El Porvenir, Domingo Molina, Nanni, San Pedro de Yacohuya, todas bodegas que dan grandes caldos y que por ello tenían sus stands repletos de entusiastas seguidores del vino del norte argentino. 

miércoles, 17 de octubre de 2012

Willie: Salón de Vino de Altura

Como acostumbro desde hace muchos años, esta vez también estuve presente en el Salón de Vino de Altura, con un cambio de ubicación respecto de las anteriores ediciones en el Hotel Plaza.  El nuevo lugar elegido fueron los salones del Hotel Faena+Universe en Puerto Madero.  Un lugar que a mi criterio resultó muy chico, por la gran cantidad de gente que concurrió en el único día en que estaba habilitada esta feria, en comparación con los dos días tradicionales a los cuales estabamos acostumbrados.  Con falta de espacio para moverse,  inclusive apenas se abrió al público (porque mucha gente del trade se quedó), resultaba bastante dificultoso moverse entre los stands y poder hablar con los representantes de las bodegas sobre los vinos que degustábamos, porque había otras personas que también querían acercarse al stand y se armaban unos respetuosos y obligados forcejeos.  Un solo día en un lugar que resultó pequeño nos hizo recordar las viejas ediciones a las cuales, si uno iba temprano, se podía mover con soltura entre los stands.
El otro cambio en esta presentación, teniendo en cuenta que en los eventos anteriores se accedía gratis con una invitación de La Casa de Salta, fue el cobro de entrada ($100), tema que no lo considero criticable, aunque hubo algunos problemas para adquirir las mismas al ingreso. 
Debo mencionar que hubo una buena provisión de pancitos para acompañar los vinos, cosa que no siempre se ve en este tipo de eventos.
 Pese a mi sorpresa por la cantidad de gente que había en el lugar, logré probar algunos buenos vinos como los de Pancho Lavaque, los de El Porvenir de Cafayate, Quara, Tukma y algunos de Etchart, Amalaya y Mounier con una nueva línea muy auspiciosa. Además de los buenos vinos que uno pueda probar, lo más lindo es encontrarse con los amigos y compartir comentarios y un buen momento.


WILLIE

lunes, 15 de octubre de 2012

Salón de Vino de Altura: una crónica




Entrás al Salón de Vino de Altura con la mente puesta en el Torrontés.  Un poco te distrae la mullida alfombra roja del ingreso del Faena Hotel+Universe y los enanos de Philippe Starck.  Pero volvés a enfocarte: Torrontés, y tintos poderosos.  Eso quiero.
Apuntamos a mantener la esencia del Torrontés.  Ya quedan pocos me digo, ese final amarguito de muchos clásicos Torrontés del Norte pareciera que se va perdiendo.  No sé si es para bien o para mal, están abriendo el vino a un público mayor, gana en elegancia y lo hace parecer más serio.  
Mi familia se dedica a otra cosa.  El viñedo era [un sueño/una locura/un emprendimiento] de mi viejo.  Los corchetes son míos, no es algo que les haya preguntado a todos, pero varios lo comentaron.  Tal vez habla del presente de la vitivinicultura salteña.  Un presente que inevitablemente se une al pasado.  Y así hay viñedos añosos de los que se desconoce su composición y el corte que sale de esos vinos es un misterio.  Pero es parte de la gracia, mal que le pese a los tecnócratas.


Un tipo se acerca a las chicas de un stand con un intento de sonrisa seductora, pero se nota que ya perdió la compostura.  Empieza uno de esos largos monólogos circulares de los borrachos, una de las promotoras mira para otro lado, nerviosa, como pidiendo ayuda.   La representante de la bodega lo despide elegantemente.   Si alguno se pone pesado mándenlo conmigo, y agrega para mí: esto no es nada… y eso que es de prensa y está acostumbrado a eventos así.
De entrada los vinos te impactan, uno los conoce, pero no los toma todos los días.  Y te impactan con su bravura.   Nuestro terruño es así, produce vinos intensos.  ¡Encima algunos los trajeron recién embotellados!
En el fondo sabemos que el NOA da vinos diferentes, me hablarán de la tierra, del clima, de la altura, pero yo sé que la cosa va por otro lado: por el carácter, por el espíritu rebelde, valiente y arraigado de su gente.   No por nada dijo Güemes: Yo no tengo más que gauchos honrados y valientes, con éstos los espero, a Usted, a su ejército y a cuantos mande la España.   Eran otros tiempos, pero el espíritu no se pierde.


jueves, 11 de octubre de 2012

Cómo destruir un viñedo

Se nos pueden ocurrir mil y un maneras de destruir un viñedo, pero creo que ni el más delirante de los psicópatas soñó con ésta.


El de la foto es Petter Solberg en el Rally de Francia yéndose directo a un viñedo de Alsacia.
No te pierdas el video:



martes, 9 de octubre de 2012

Willie: Vinos y Bodegas 2012

En la nota anterior sobre Vinos y Bodegas 2012 hubo un comentario de Willie que me gustó mucho, por lo completo y claro.  Le envié un mail preguntándole si podía publicarlo como una entrada independiente y como me dio el positivo aquí va su mirada sobre el evento.
¿Quién es Willie?  Es un amigo del mundo del vino, hincha del Rojo, alguien a quien he visto en pocas oportunidades personalmente, pero he leído mucho por su presenca en foros, Twitter y blogs.  Además es una persona que respeto mucho por lo que sabe y por su visión apasionada del vino.
Sólo resta que lo animen desde los comentarios y habrá muchos más posts de él como columnista.


Vinos y Bodegas 2012

Mismo formato que el año pasado, con algunas cosas más y otras menos, pero bastante completo y agradable. Una entrada de $120 lo habilitaba a uno a acceder al amplio Sector General muy bien puesto con una distribución generosa de espacios. Los stands (la gran mayoría) no tenían galletitas ni agua para beber, pero por suerte los vinos en general estaban a la temperatura adecuada, había buena luz, grandes tarros para descartar el vino después de cada degustación (maxi-spitters!!!) y había suficiente cantidad y variedad de stands gastronómicos en las cercanías. Muy completo el sector del PASEO DE LAS OLIVAS. Bien puesto el ALMACÉN DE VINOS con los vinos a la venta y una lista de precios a la vista. Abonando unos $50 extra, se podía acceder al Sector de PRODUCCIONES LIMITADAS Y ESPUMANTES con opción a probar todo lo que en ese pequeño sector había (alrededor de 10 bodegas) y le otorgaban a uno un ticket troquelado con opción a tres copas, aunque esto no se cumplió porque se podía tomar la cantidad de copas que uno quisiera (posiblemente en los inicios trataron de limitar los consumos en este sector). Al entrar a este VIP te cambiaban la copita técnica por un copón a devolver a la salida, algo valorable. Ahhh….la copita te la llevabas de recuerdo.

Bodegas como Las Perdices, Casarena, Roca, Domaine Bousquet, Don Cristóbal, San Polo y otras más pusieron todos sus vinos para probar. La mayoría de las Bodegas “grandes” presentaban solamente alguna línea de su producción (Emilia, Fuzion, etc). Y lo que más me agradó fue ver a bodegas empeñadas en mostrar su producción, así fueran solamente dos vinos, pero uno podía percibir el esfuerzo y dedicación de los hacedores de esos vinos… mis felicitaciones a ellos y aún con su empeño en vender una caja de vino. 
Es destacable la importante presencia de bodegas de Río Negro y San Juan. La Bodega Norton aprovechó el éxito del Espumante Cosecha Tardía Dulce y presentó su nuevo Espumante Cosecha Tardía Dulce Rosado, un charmat elaborado con uvas 100% Sangiovese que al precio sugerido de $48 se hace muy difícil dejar de probarlo, a mí me agradó mucho y se lo veía muy contento a Jorge Riccitelli (WINEMAKER OF THE YEAR 2012) recibiendo felicitaciones de los concurrentes.

WILLIE

sábado, 6 de octubre de 2012

Vinos y Bodegas 2012

Desde el 12 al 15 de septiembre se llevó a cabo una nueva edición de Vinos y Bodegas, posiblemente la feria de vinos más grande de Buenos Aires.  Este año, a diferencia de otros, pude ir dos días y recorrí una gran cantidad de stands.  Haciendo cuentas probé alrededor de 100 vinos y todos los aceites de oliva.  Un número bastante interesante, aunque quedaron muchos vinos por conocer.
Lo bueno de la edición 2012 es que hubo muchas bodegas pequeñas o con poca representación en Buenos Aires.  Lo que sí se notó es que muy pocos se "jugaron" con vinos de su gama alta de precios.  Hubo un sector de Ediciones Especiales y Espumantes, pero eran pocas las bodegas presentes.
Por otro lado, algunas bodegas chicas tratan a esta exposición como una feria para vender y el consumidor no va a Vinos y Bodegas para comprar sino para conocer cosas nuevas.  A lo sumo deberían aprovechar la ocasión para lograr contactarse con distribuidoras o generar bases de datos de eventuales clientes.  Algo que podría parecer una obviedad, sin embargo no lo era para algunos expositores y se notaba su molestía y desesperación por vender una caja.


Mis elegidos
A continuación les cuento cuáles fueron los vinos que más me gustaron aunque debo reiterar que no lo probé todo.  Los que no me gustaron me los guardo para mí y les doy el beneficio de la duda hasta tanto los pruebe por botella.

Mejor Cabernet Sauvignon
Ruca Malén Cabernet Sauvignon 2010
Las Perdices Cabernet Sauvignon 2010
Rivus Cabernet Sauvignon Reserva 2009

Mejor Malbec
Sylvestra Malbec 2012, de Familia Bressia
Terrazas Single Vineyard Las Compuertas Malbec 2008
Miras Malbec 2008

Mejor Blend
Ruca Malén Reserva de Bodega 2009
Las Perdices Tinamú 2007

Mejor Pinot Noir
Miras Pinot Noir 2009
Rivus Pinot Noir Roble 2007

Mejor Blanco
Humberto Canale Old Vineyard Riesling 2011
Malma Sauvignon Blanc Finca La Papay 2011
Las Perdices Albariño 2011

Mejor Espumante 
Agrestis Nature, 60% Chardonnay, 40% Pinot Noir
Las Perdices Extra Brut sin degollar

Mejor Rosado
Rosa de Argentina 2010, de Bodega Belasco de Baquedano
Rivus Rosé 2011, de Patagonia Valley 

Mejor Tardío
Antracita Ice Wine Malbec, de Bodega Belasco de Baquedano
5 Sentidos Tardío Tinto

Mejor RPC
Humberto Canale Extra Brut
Piuquenes Merlot 2008
Los Haroldos Reserva de Familia Cabernet Sauvignon 2010
La línea Don Baltazar de Bodega Ampakama

Mejor Aceite de Oliva
Trilogía
Liv Aceites