jueves, 21 de febrero de 2013

Catando Fernet

Como en esa canción de Los Caligaris a mis amigos se les ocurrió hacer un asado con Fernet.  En vez de regarlo con la dosis habitual de vino tinto, pusimos sobre la mesa cuatro botellas de los Fernet más afamados y los comparamos.
Los probamos solos, luego con bebida Cola (tal como nos gusta) y sacamos nuestras conclusiones.  Son notas rápidas, no pretenden ser exhaustivas ni determinar cuál es el mejor Fernet sino recoger nuestras impresiones generales.  Supongo que con esta nota me odiarán los puristas del vino y los puristas del Fernet, pero no hay que ser fundamentalistas, señores.  Además, me gusta un Fernet para refrescarme en verano o como aperitivo o para compartir con amigos.
Hice una primer etapa olfativa con una copa técnica o catavino, pero para el asado utilizamos esos vasos grandes que ven en las fotos.  Forman parte del emprendimiento de un amigo, un proyecto llamado Eco Vasos que le da un nuevo uso a los “cadáveres” que quedan sobre la mesa.  Además de lindos, y económicos son extra large, jeje.  Pueden contactarlos vía Facebook o por mail.

Catando Fernet en el "Taller Los Pelados"

Vamos a los fernetes

Veneto: la reformulación de una vieja marca que apostó a promocionarse fuerte y sorprender.  Lo sentimos herbal, con una nota mentolada en boca.  Sorprendió. 39°
1882: el fernet que vino de Córdoba y gano un lugar importante en el mercado de la mano de su calidad y unas raras publicidades.  Principalmente herbal y contundente en boca.  45°
Ramazzotti: Siempre menospreciado, aunque entre amigos le poníamos una ficha.  Se siente intenso, quizás un poco alcohólico, el más especiado de los cuatro.  45°
Branca: el clásico que se elige con los ojos cerrados.  Sin dudas, es el que se siente más equilibrado.  Dicen que le cambiaron la fórmula para bajarle unos grados de alcohol.  Puesto al lado de los otros y a ciegas, no fue el preferido. 39°

Conclusiones

Que no todos los Fernet son iguales ya lo sabíamos desde antes.  Pero ponerlos uno al lado del otro te da una impresión diferente, te concentrás más sobre sus defectos y virtudes, y te llevás alguna sorpresa.  Me quedo con el 1882 aunque me gustó bastante el Veneto también.  El Ramazzotti es una buena segunda opción y el Branca… mmm…  no salió bien parado en la comparativa.  Se nota una buena calidad, pero lo notamos algo menos intenso y eso quizás lo opacó.
Como decíamos no todos son iguales y cada uno tendrá su  tipo de consumidor.  Habrá quienes prefieran aquellos de menos graduación y más todo terreno como el Branca, otros el perfil elegante que pretende el Ramazotti, otros la intensidad del 1882 y otros la complejidad del Veneto.
No soy un fanático del Fernet, pero me gusta tomar alguno de vez en cuando.  Y más en verano .

Su seguro servidor en la Noche de los Museos

12 comentarios:

  1. Buena esta cata!!!! me hace recordar a mis abuelos italianos. Lástima que ahora lo mezclan con Coca Cola!
    Salute

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno algo diferente no soy fanatico y hace ,mucho que no lo tomo falto el fernet cinzano o no es de tanto nivel?. yo para el verano prefiero el mojito o cuba libre con habana club....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, el Fernet Cinzano está a este nivel o un poquito menos. Lo queríamos poner en la cata, pero por un problema de logísitica de último momento nos falló. No somos perfectos, jaja.

      GRacias por comentar!
      Saludos

      Eliminar
  3. Mmmhh..., nunca he probado fernet, imagino que en Lima lo venden pero nunca lo he visto, tampoco lo he buscado. ¿De 39° a 45°? Similar graduación que el pisco. Veré por aquí si lo ofrecen aunque con esa alta graduación no sé si nos animemos por alguna botella, aunque a veces la curiosidad puede más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Manolo, el Fernet es un licor de hierbas también conocido como Amaro. En Argentina se lo consumió tradicionalmente puro o rebajado con soda como un aperitivo y/o digestivo. En los últimos 15 años se popularizó beberlo con Coca Cola en todo momento. Tiene sus detractores y sus fanáticos.
      En esa mismo estilo de licor, salvando distancias, es muy conocido el alemán Jägermeister.

      Saludos!

      Eliminar
  4. Qué buena práctica esta de hacer catas a ciegas!!! Como se puede desmitificar un mito o matar un prejuicio.
    Felicitaciones por la experiencia!!
    Un abrazo y fijate cuando le entres al "mil ocho" que no haya alguien atrás para darte un cachetazo como en la publicidad... jaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Era el chiste del asado, jaja. Aunque extrañamente siempre me lo hacían a mí.

      Más allá de los chistes, las catas a ciegas tienen esa particularidad de evitar prejuzgar un vino (para bien o para mal). Sin embargo, hay veces que nos puede jugar en contra, por ejemplo en vinos de terruños raros.

      Eliminar
  5. Excelente, siempre hay q probar nuevas cosas entonces

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Ernesto. No hay que negarse a ninguna bebida.

      Eliminar
  6. El veneto lo encontré bastante dulce, pero interesante. El 1882 es una opción llamativa, aunque bastante violenta, te tomás dos y ya te golpea la cabeza. Igualmente aunque parezca marquero sigo prefiriendo el Branca, quizá porque es el que más tomé y ya tengo acostumbrado el paladar a eso. Y al Ramazotti y al Cinzano no tuve la oportunidad de probarlos..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Julián, gracias por leer y comentar. Lo interesante de porer tomarlos uno al lado del otro es que te llevás una gran sorpresa con el desempeño de cada uno. Coincido con tus impresiones del Veneto y el 1882, opciones que me gustaron más que el Branca que es el más "entrador".
      Como siempre digo, esto no es matemática, no es una ciencia exacta. Yo tengo mi gusto y mi paladar tal vez no coincida con el tuyo. Y eso es lo bueno, sino habría una sola marca.
      ¡Saludos!

      Eliminar

¡Opiná con libertad!
Voy a tratar de que tu comentario aparezca en la entrada cuanto antes
¡Gracias!