miércoles, 6 de febrero de 2013

Un recorrido por la gastronomía tandilense (II)

Continuamos nuestro humilde recorrido por la gastronomía de Tandil, ciudad que visitamos hace poco y que apreciamos mucho.   Y es por ese cariño que quisimos hacer estas notas donde no sólo hablamos de vinos sino de todo lo que puede ofrecernos la buena mesa.
Hay muchos más restaurantes un Tandil, éste no es un recorrido completo ni tampoco pretende ser exhaustivo, son simplemente los lugares que pudimos conocer y que queremos compartir.


Trauun (Fuerte Independencia 26).  Una grata sorpresa con cocina de autor de gran nivel en Tandil de la mano de Daniel Eleno.  Aquí empezamos por una clásica entrada de bruschettas de jamón crudo y queso brie, muy buenas.  El plato principal fue de solomillo de cerdo a la mostaza antigua, papas rústicas y ensalada.  En la cocina se nota una gran mano que apunta a la armonía entre el plato y sus acompañamientos. El menú no es extenso, pero está bien pensado y el lugar se mostraba así también, equilibrado, armonioso e íntimo.
En cuanto a vinos la carta es breve, pero impresiona por las etiquetas y que los precios sean casi de vinoteca (nada de cobrarte $50 por un López).  Elegimos un Enrique Foster Reserva Malbec 2008, simplemente porque nunca lo había probado.  En nariz es muy cambiante, arranca con aromas a cuero, algo animales, y luego va virando hacia los tostados, con toques de vainilla y la fruta de fondo.  Te llena bien la boca, tiene taninos marcados aun y un largo final.  No es mal vino, pero no es mi estilo.  De sólo recordar lo que nos costó terminarlo no lo recompraría ni loco.
Para cerrar la velada elegimos un postre de mousse de maracuyá con pedacitos de papaya muy divertido.
Quizás nos equivocamos con el vino, pero no con el lugar, uno de nuestros elegidos.

En la foto, su seguro servidor

La Barraca (Avellaneda 525).  Ya lo conocíamos de una visita anterior así que volvimos por dos platos que nos habían dejado maravillados: su entrada de rabas y su cazuela de mariscos (tiene de todo), realmente excelentes.  La ambientación de lugar es tipo rústico, con muchas antigüedades y recuerdos de otras épocas.
El único punto en contra es el servicio de vinos: carta básica, cara y las copas no ayudan.  Más allá de eso volvería por su comida.

La piedra de la foto es El Centinela

¡Comé Cabrón! (Avellaneda 501).  Al lado del anterior.  Acá no pidás vino, mejor tomate una cerveza, si es la local mejor.  El lugar se define como de “pizza, tapas y comida guapa” y apunta a una gastronomía entre mexicana y española.  Tiene toda la onda y nosotros optamos por pizza (riquísimas siempre) y un menú mexicano que traía una fajita de ternera, un taco de cerdo y un veranito colorado.
Ideal para ir en plan distendido con amigos o familia.  Ojo, se llena.

Por supuesto, comimos en otros lugares, pero estos son los más memorables.  A los que les gusta la parrilla les puedo recomendar una llamada Carajo que tiene el plus de estar junto al lago y de la cual guardo gratos recuerdos de 2011.  Este año no pude ir, así que sólo la menciono así.
Para terminar este recorrido falta algo: la picada.  En Tandil, con tan buenos productores de embutidos, podés comer una picada casi en cada esquina.  Para no perdérselas, hay propuestas para todos los bolsillos.

El viernes no se pierdan la nota de nuestra visita a la cervecería Quarryman.



15 comentarios:

  1. Muy buena reseña! A Trauun y La Barraca no fui aún, aunque siempre me hicieron buenas recomendaciones de ambos. Luego de este post, definitivamente agendados.

    Bhaez no te tentó? O te pasó desapercibido? Cocina fusión al estilo moderno que podés encontrar acá en Palermo o Las Cañitas, pero muy bien, respetando bastante el producto. San Isidro Cocina que te comentaba en el post anterior es menú por pasos, cada semana con una temática distinta, a mi me encanta

    Comé Cabrón, si mal no recuerdo, el dueño (o uno de ellos) es el hermano del Chino Garcé, una de las luminarias deportivas que tiene la ciudad, je

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pablo, gracias por tus comentarios, complementan con propuestas muy interesantes. A esos dos lugares directamente no los vi. Me los anoto para una próxima escapada como también a Sukalde.
      Con respecto a lo de ¡Comé Cabrón!, recuerdo que cuando fuimos había varios jugadores de River cenando. Esa semana estaban concentrados por la pretemporada, pero no los reconocí.


      ¡Saludos!

      Eliminar
  2. Yo también estuve mientras estaba River, 1era. y 2da. semana de enero, capaz que nos cruzamos sin saberlo. Cuando vuelvas a ir chiflame y te paso bien las coordenadas de San Isidro y Bhaez. Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estuve la 2da de enero, sí. Ah, entonces eras vos... jajaja

      Nos vemos la próxima!

      Eliminar
  3. En cualquier momento me rajo y me llevo esta data !!!

    Abrazo !!!

    Venis a MDQ ????

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto, para eso está. Hay dos perlitas más que salen este viernes y el próximo martes y valen la pena conocer.
      Con respecto a lo otro, no creo que vaya a MDQ en lo inmediato.

      ¡¡Abrazo!!

      Eliminar
  4. Pablo la tiene clara, inclusive conoce una vinoteca que hace muy buenas degustaciones.

    Respecto al Enrique Foster Reserva Malbec tuve la misma mala experiencia dos veces con la misma sensación que vos mencionás en tu nota, un vino que puede ser que tenga mucha variación en las diferentes botellas.

    En cuanto a los restaurantes, ya mencioné en alguna reunión que una vez, años atrás cuando uno de mis hijos estudiaba en la universidad, fuimos a comer a una parrilla en el centro y al pasar al baño.......casi caigo desmayado al ver toda una colección de cuadros de los diferentes equipos de Independiente desde antes de que yo me hiciera fana del club!!!!!!! Andá a ese lugar, si aún existe....y decí que vas de parte de williedalerojo......te van a atender de maravillas!!! Jejejejee.....

    Abrazo y espero las próximas perlitas.

    WILLIE

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Willie, ya sé a qué vinoteca te referís. LAmentablemente en verano no hacen degustaciones, pero sí tienen lindas ofertas que he aprovechado, jeje.
      La parrilla de fanas del Rojo no la tengo vista. Espero que tengan un cartel en la puerta así uno sabe a qué atenerse. No todos somos de Independiente, vió?

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
    2. La vinoteca que hacía degustaciones que dice Willie lamentablemente cerró. En realidad era una sucursal de nuestra conocida Enogarage que está en Capital y Zona Norte. Parece que no cuajó mucho en los consumidores tandilenses la idea de un negocio que venda solo bodegas pequeñas.

      La que se refiere Ariel debe ser El Tronador, es una vinoteca de muchos años, tienen 3 sucursales dentro de la ciudad, y es verdad que suelen tener ofertas muy ventajosas. Otra vinoteca donde tienen buenos precios es 3 Cepas.

      Eliminar
    3. sí, yo hablaba de El Tronador

      Eliminar
    4. El Tronador años atrás tenía una sucursal en el centro con un pequeño entrepiso donde los viernes y sábados iba un chef y hacían un menú por pasos, siempre maridado con los vinos de una bodega de turno, a muy buen precio. Una pena que no siguieran con esa modalidad, cada vez que iba no fallaba a eso, jeje

      Eliminar
  5. Muy buenas las notas de Tandil y los comentarios.

    Abrazo!!

    ResponderEliminar
  6. Ariel, ese Foster nosotros lo tomamos 2 veces.
    La primera un desastre y la segunda rompió la noche... estuvo buenísimo.
    Es como dice Willie, muchas variabilidad botella tras botella.
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo saco de la lista negra entonces... aunque me va a costar volver a probarlo.

      Un abrazo!

      Eliminar

¡Opiná con libertad!
Voy a tratar de que tu comentario aparezca en la entrada cuanto antes
¡Gracias!