lunes, 18 de marzo de 2013

Grandes momentos, grandes vinos (parte 2)

Continuando con la nota anterior, les presento una serie de vinos que tomamos para festejar una seguidilla de grandes momentos.  Como decía un viejo jingle de sidra: “siempre hay un motivo real para brindar”.


3° Evento: mi cumpleaños
Colomé Auténtico Malbec 2011 ($250)
Después de leer la nota de Vinos en Buenos Aires estaba muy ansioso por probar este vino.  Es que se trata de un Malbec 100% salteño de vides de más de 150 años que crecen a unos 2.300 metros sobre el nivel del mar, pero lo más interesante es que no tiene madera.  Es puro vino, pura fruta.  ¡Y qué fruta!
En copa su color era casi negro de lo profundo, con notas violeta.  Sus aromas eran frutados e intensos, moras, más toques florales y especiados.  En boca es un terciopelo, corpulento y con gran final.
Un vinazo de la hostia, moderno y concentrado.  Los que dicen que los grandes vinos necesariamente tienen que llevar madera deberían mirar para este lado.
Sobre el precio, es bastante alto, pero vale la pena porque es un vino del que no te vas a olvidar fácilmente.


4° Evento: Día de los Enamorados

Rosell Boher Brut ($150)
“Brindo por seguir queriéndote toda la vida” decía Calamaro, y si vamos a brindar por el amor qué mejor que un espumoso.  Me incliné por éste porque es un número puesto y que gusta mucho.
Esta elaborado bajo el método champenoise con un 60% de Pinot Noir y 40% de Chardonnay, este vino permaneció unos 36 meses sobre borras para llegar al resultado final.  Ya desde la vista se mostraba interesante, un levísimo color piel de cebolla tirando al amarillo y una muy abundante y fina burbuja, de gran persistencia.  En nariz, aromas a cereza, durazno blanco y toques tostados.  Al beberlo se repite lo percibido en nariz, es levemente dulce, equilibrado y con grato final.
Como dijo un amigo que no toma vino pero de vez en cuando saborea un buen champú: no es caro... por lo bueno que es, no es caro.


20 comentarios:

  1. Tengo un Auténtico 2011 guardado para probar apenas aparezca el frío intenso y despues de leer esta nota me pongo mas impaciente.
    Salute

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que sea de tu agrado. Sé que no te gustan los vinos tan concentrados y con tendencia centro-adelante en boca, pero considero que en Colomé fueron muy respetuosos de la uva para hacer esta etiqueta.

      Salute, Fabi!

      Eliminar
  2. Siempre hay motivos para brindar (preguntale a los borrachos... JeJe!!), pero sin dudas el cumpleaños de uno, de la amada (o amado) o de otro ser querido, es motivo suficiente.

    Al Rosell este hace rato que no lo pruebo y nunca lo tomé por botella. Una deuda, porque sé que está muy bueno.

    Al Auténtico, en cambio, lo probé muy bien en esa presentación y desde ahí me encantó! Lo volví a tomar en los festejos de fin de año o año nuevo y convalidó: es un Vinazo de aquellos.

    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. sisi, la data vino de tu lado y no te equivocaste. ¡Gran vino!
      Me había olvidado que lo nombraste en otra nota.

      ¡Abrazo!

      PD: hagamos vaquita para una compra comunitaria a Colomé!

      Eliminar
  3. Tengo en la mira al Auténtico....el Rosell lo probe varias veces y en varias de sus versiones...no te pierdas el Rosé....todos ricos !!!!

    Abrazoooo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El Rosé está genial también, pero lo probé de pasada nomás. La verdad es que se destacan.

      Abrazo!

      Eliminar
  4. ARIEL:
    Así me gusta, siempre bien bebido !! Jeje

    Me parecen excelentes todos los vinos de Rosell Boher !! Igual que José, te recomiendo el Brut Rosé. Pero por menos guita, el Casa Boher Extra Brut "se la banca un fardo"...

    Tengo tres botellas de Auténtico 2011 (gentileza del Cuervo), pero aún no lo probé. Le tengo mucha fe a ese tintazo salteño !! Estoy buscando la ocasión...

    A seguir celebrando !! Un abrazo desde Córdoba. ROBERTO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Roberto. Que bueno que tengas 3 botellas, dicen de la bodega que aguanta hasta 8 años así que podrás ver cómo evoluciona.

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
    2. ARIEL:
      Nos soy tan paciente... jeje. Supongo que probaré una botella ahora y guardaré por un par de años las otras, no más. No me gusta almacenar demasiado los vinos, pues en general se arruinan (salvo contadas excepciones)...
      Un abrazo. ROBERTO.

      Eliminar
    3. Por supuesto, tampoco lo guardaría 8 años, prefiero tomarlo más fresco.

      Eliminar
  5. Ese "Auténtico" de etiqueta azul no lo he visto en los estantes de la importadora, probablemente no lo traen al Brasil. Para que veas la diferencia y te sigas sorprendiendo con los precios de por aquí te dejo el enlace de los vinos argentinos de la importadora Decanter adonde vamos:

    http://www.decanter.com.br/busca/?fq=C:5/6/&fq=spec_fct_4:Argentina&PS=12#1

    Está en reales, pero la mitad de cada precio vendría a ser el monto en dólares. A veces en la tienda física se encuentra a menos, pero sólo 5 ó 10 reales de diferencia de lo que ahí aparece.

    Salud, y disculpa por dejarte otro enlace.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por lo que veo son precios bastante altos. ¿Hay recargos a la exportación de vinos en Brasil? creo que sí, ¿o me equivoco?

      Este Colomé tal vez tarde en llegar, acá salió casi a fines de 2012. Ojalá puedas probar alguna botella.

      Salute, amigo. No hay problema por el enlace.

      Eliminar
    2. Desde que el vino no es considerado (y tributado) como alimento, hasta sello fiscal en las botellas. Con decirte que las armas pagan menos impuestos que las bebidas alcohólicas, como es considerado el vino por aquí. La idea de los genios del gobierno es "incentivar" el consumo de vinos brasileños en la población, aunque también estos tienen impuestos altos.

      Eliminar
  6. Que bueno!!!
    Eso es festejar, más alla de los vinos... si seguimos parafraseando cantantes, Sabina diría "Nos sobran los motivos".
    Por botella, ninguno de los dos... El tinto ni siquiera en degustación...
    Las espumas de Rosell Boher, las probé todas en ferias y me encantan y adhiero a Roberto, el Casa Boher una aplanadora a un precio más accesible.
    Abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. O como dice el otro tema: "tanta alegría seguida me va a hacer mal"... mal al bosillo, jeje.
      ¿Vos decís que el Casa Boher es mejor que este? Pregunto porque no lo probé.

      Eliminar
    2. Mejor que este no! Pero no tiene nada que envidiarle y es más económico

      Eliminar
  7. Como venimos! Otros dos grandes ejemplares. El Auténtico me encanta, aunque lo tomé solo 1 vez, voy a ver si reincido, porque aunque es caro, vale la pena. Lo de que no usen madera, me parece que es un caso especial y puede aplicar a este tipo de vinos o los que hace Dávalos, no sé si es una práctica que todos puedan seguir para vinos de alta gama

    Y de Rosell que decir, esas burbujas mantienen una constante en la calidad. Felicitaciones y salud!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pablo, es cierto que no muchos pueden hacer vinos así. Los vinos de Dávalos me encantan y están en esta línea. ASí te los cobran también.

      ¡Salud!

      Eliminar
  8. Sobre el Rosell Boher Brut, todos tenemos la misma opinión: muy bueno!!
    En cuanto al Auténtico, lo probé por primera vez en una feria y como me gustó, me compré una botella que disfruté en las vacaciones. Muy rico vino y si bien es caro......vale la pena........
    Abrazo.......y que sigan los festejos!!!!!
    WILLIE

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ...qué sigan, Willie... qué sigan, que nos hace bien!

      Abrazo!

      Eliminar

¡Opiná con libertad!
Voy a tratar de que tu comentario aparezca en la entrada cuanto antes
¡Gracias!