jueves, 10 de octubre de 2013

Mesa de Bonardas 2013

Creo que como todos los argentinos tengo una relación difícil con la Bonarda.  Durante años se la utilizó para hacer volumen y cortes destinados a vinos de poca calidad.  Y durante mucho tiempo me quedé con esa imagen, como todos.  Poco a poco, la industria vitivinícola empezó a prestarle más atención a esta rara cepa que en realidad se llama Corbeau Noir.  Y, claro, yo también empecé a prestarle atención.  Todavía me encuentro con amigos que me dicen “ese es un vino de mesa” y tengo que abrir una botella para convencerlos de que no es sólo eso.  Su desprestigio va en retroceso, pero hace un tiempo nos juntamos con amigos blogueros a descorchar 14 Bonardas por si nos quedaban dudas de la capacidad de la cepa.

Foto gentileza de Mr. Wines

La idea de la Mesa de Bonardas surgió en 2011 de la mano de ese gran buscador que es el bloguero amigo Fernando Musumeci  (blog Mr. Wines ) y se terminó convirtiendo en la tradición anual de un grupo de freaks del vino con los que pude compartir la mesa.  Porque yo también soy un freak del vino, está claro.
La cata fue a ciegas, con picada de por medio y dividida en dos tandas.  Las siguientes son unas notas rápidas que tomé:


1° Tanda - $44 a $85

Pulcu Bonarda 2012 ($89), un vino simple pero efectivo, con todo bien puesto para su rango de precios: buena fruta, estructura, acidez y final.  Ser el primero nunca es fácil, pero se defendió más que bien.

Chayee Bourras Bonarda 2011 ($70), inicialmente cerrado en nariz, con la aireación apareció la fruta y se disperso lo barricoso.  En boca, taninos marcados y buena acidez.

Altosur Bonarda 2013 ($59), este era una muestra que probamos a días nomás de ser etiquetada y distribuida.  Pura fruta.  Un vino amable, de rica y fresca acidez.  De esas botellas que bajan muy rápido.

Montesco Bonarda 2012 ($75), el que menos me gustó de este pelotón.  Fruta muy madura, con notas melosas y de café.  Algo corto en boca y con algún amargor.

Gualá Bonarda 2012 ($75), un vino que quería probar.  No pudo ser, nos falló la botella.

Tupún Bonarda 2011 ($44), gran equilibrio de aromas entre la madera y la fruta.  Algo astringente en boca y de largo final.  El de mejor RPC, sin dudas.

Zuccardi Serie A Bonarda 2011 ($85), con la fruta bien madura y la madera presente, pero bien integrada (tengo un recuerdo horrible del Malbec de esta línea).  Buena estructura y acidez.

Sinfín Guarda Bonarda 2011 ($67), un vino agradable, con la fruta bastante madura.  En nariz está mejor que en boca, donde es algo corto.  Había obtenido una mejor impresión el año pasado.

Mis 3 elegidos  de esta tanda:
  • Zuccardi Serie A Bonarda 2011
  • Tupún Bonarda 2011
  • Altosur Bonarda 2013

2° Tanda - $120 a $250

Nanni Reserve Bonarda 2010 ($120), el más especiado de la noche, con una importante estructura en boca y menos acidez que los anteriores.  Rápidamente descubrimos su origen salteño.  No  me entusiasmo.

Algodón Estate Bonarda 2010 ($132), rica fruta con alguna leve nota floral.  Buena estructura,  elegante, buen final.  Pareció un término medio entre esta tanda y la anterior.

Emma Bonarda 2011 ($220), a este vino de Zuccardi le tenía ganas desde hace rato, pero me desilusionó bastante.  Muchos tostados como aroma, concentrado, gana puntos en boca por su buena acidez y taninos redondeados.

El Enemigo Bonarda 2009 ($259), me había gustado a mitad de año y, ahora, puesto a ciegas salió mal parado.  Está muy lejos de mi recuerdo, sus aromas no son atractivos y en boca “se cae”.

Durigutti Reserva Bonarda 2010 ($152), rica fruta madura con notas herbales complejas.  En boca es fresco, con buenos taninos y da la impresión de que necesita un poco más de guarda.

Colonia Las Liebres Bonarda Argentina Reserve 2011 ($168), con muy buena fruta, muy agradable, bien redondo en boca, amplio y de largo final.  ¡Bonardón!

Mis 3 elegidos de esta tanda:
  • Colonia Las Liebres Bonarda Argentina Reserve 2011
  • Durigutti Reserva Bonarda 2010
  • Algodón Estate Bonarda 2010

Notas de otros blogueros que estuvieron presentes:



14 comentarios:

  1. Qué linda cepa la Bonarda... a nosotros nos gusta mucho a pesar de su inconsistencia en las diferentes marcas y botellas. Alguna vez nos gustaría estar en una de esas...

    Si mal no recuerdo, el otro Ariel coincidió con vos en el segundo podio no? O al menos los vinos fueron esos, no recuerdo el orden. Quiero probar el Las Liebres Reserva!!

    De el Enemigo Bonarda, solo probé la 2009 en MDQ y no me quedó un buen recuerdo..

    Estamos esperando que salga el Altosur 2013, porque hemos leído cosas muy interesantes de ese vino (no sabemos si ya estará embotellado).

    Un abrazo grande y salute!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Van a tener que esperar hasta el 2014!
      El Altosur ya se está comercializando, sólo hay que esperar que llegue a las vinotecas.
      La mayoría de los concurrentes coincidimos con los elegidos de la 2° parte, aunque tal vez en otro orden. Con el que más similitudes tuve fue con Francisco de Logia PV.

      ¡Abrazo!


      PD: prueben ese Bonarda Argentina de Las Liebres

      Eliminar
  2. Buena propuesta esta de Musu! al Bonarda siempre lo pensé desde la juventud y su natural frescura, nunca desde la complejidad.
    El Montesco Bonarda 2012 de Matias está correcto aunque algo verde, coincido con tu comentario, menos mal que no pusieron el Bonarda Pura 2012 que es intomable, jeje!.
    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, yo también los prefiero por su frescura, pero pueden dar complejidades de sí. Creo que todavía le queda un camino por recorrer, un sabroso camino para descubrir.

      Abrazo

      Eliminar
  3. No veo las horas de probar ese Altosur, dicen que está muy bien. Buen post Ariel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Silvio, está muy bien. Bonarda fresco para el verano.

      Saludos

      Eliminar
  4. Todavía no saqué una nota de un seminario en el que participé, donde mostraron que se le está dando impulso como Bonarda Argentina (cosa que me parece muy bien).
    Respecto los Vinos, tengo un Pulcu y un SinFín a descorchar. Y casualmente, la semana pasada me tomé el trabajo de volver a la feria de Salta para comprar el Bonarda de Nanni que siempre me encantó y quería darme el gusto de hacerlo por botella: espero que no me defraude como a vos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Adrián, el Bonarda de Nanni no me defraudó sino que no me entusiasmó. Estaba bueno, era raro, pero junto a los otros Bonardas su estilo desentonaba. Fuera de esta mesa seguramente ganaría puntos.
      Sobre lo otro, leí algo de ese seminario, parece interesante y muy bueno que se impulsé la cepa con ese nombre y se busque la calidad.

      Abrazo

      Eliminar
  5. Felicitaciones por el detallado post que hiciste.
    Aprovecho para comentar que ayer probé por botella el Altosur y me encantó como aquel día, es super recomendable para los que buscan frescura y mucha, mucha, mucha fruta.
    Saludos y gracias por la mención.
    Abrazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ariel, gracias por tus comentarios. Colgué un poco con la nota porque quise hacer otra cosa y no salió como quería así que le di un formato más tradicional.
      El Altosur va a hacer mis delicias en el verano, es tal como vos decís. Mucha fruta.

      ¡Abrazo!

      Eliminar
  6. ¡Qué tal orgía de vinos! Creo que ya te dije que el único que he visto por acá es el Colonia Las Liebres pero quizá de una línea menor, por el precio al que es (era) ofrecido por aquí.

    ¡Felicitaciones!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un evento que se va convirtiendo en un clásico.
      El Bonarda que nombras (el que tiene una liebre dibujada, me imagino) es muy bueno también. Para mí es casi de cabecera.

      Saludos

      Eliminar
  7. Ariel no eh probado muchos de esos, pero el valcosta lo tome varias veces y me gusto, correcto por su precio... coincido con vos que hay que probarlos a ciega ahi se ve la verdad de los vinos y los gustos....abrazo walter...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Walter, gracias por leer y comentar. Al Valcosta todavía le tengo ganas, he oído hablar bastante de él, pero siempre pasa algo que me impide probarlo. Cosas que pasan.
      Y las catas deben ser a ciegas, sí señor. Más de uno se llevó una sorpresa.

      Abrazo

      Eliminar

¡Opiná con libertad!
Voy a tratar de que tu comentario aparezca en la entrada cuanto antes
¡Gracias!