viernes, 24 de enero de 2014

Raza Argentina



Anteriormente hablé de los vinos de la cooperativa La Riojana.  Esta bodega de Chilecito, La Rioja, integra a unos 510 cooperativistas, pequeños y medianos productores de uva, que representan al 70% de producción de la provincia.  Basados en la idea del bien para todos los integrantes, el comercio justo, el respeto por el medio ambiente y la responsabilidad empresaria es una de las bodegas que más se han ganado mi respeto.  Su cantidad de uva les permite hacer vinos de todas las calidades, desde el Viñas Riojanas en tetra brik, hasta la alta gama del Raza Argentina, sin olvidar los Santa Florentina, uno de los productos que más vemos en las góndolas del barrio.
Sus políticas nobles y los resultados brindados demuestran que se puede ser una bodega de volumen (elaboran 61 millones de litros) y también hacer un producto de alta calidad.  Y todo eso sin matarnos con el precio.
Afortunadamente pude armarme una minivertical en casa de una de sus etiquetas más reconocidas: Raza Argentina Edición del Bicentenario ($60).  Este vino surgió como una edición para conmemorar el Bicentenario de la patria, pero terminó quedándose en las góndolas gracias a su excelente relación precio/calidad.


Raza Argentina Malbec 2008. En nariz la fruta se siente bastante madura por el paso del tiempo, con toques dulces de la madera como vainilla y esa nota tan particular de estos vinos. Genéricamente la definiría como balsámica y estuve mucho tiempo tratando de definirla, hasta que la sensible nariz de mi esposa embarazada me dijo que es peperina.  Creo que está en lo cierto. En boca es intenso, potente aun, con final medio tirando a largo y agradable. Hay que esperarlo un poco en la copa o, si gusta, decantar. Yo preferí lo primero. El vino todavía está muy agradable.

Raza Argentina Malbec 2009.  Bastante similar al anterior, la fruta se siente más fresca y la nota de peperina está más presente, acompaña además el roble bien puesto.  En boca es un vino intenso, que no pasa inadvertido y que tiene una identidad única y compleja.  Y sobre esto último debemos reflexionar, porque no todo debe saber como Mendoza. Hay un gran potencial en La Rioja.

Raza Argentina Malbec 2010.  No salió al mercado argentino.

Raza Argentina Malbec 2011.  Noto un cambio en esta añada, no sé si por las condiciones propias de la cosecha o una decisión enológica.  Los aromas son bien frutados e incorporan notas florales y menos lo vegetal de la peperina. En boca continúa con su línea de agradable robustez, con taninos firmes y buen final.  Sin embargo, este 2011 me pareció algo más flojo que los anteriores, sin que sea algo malo.

Son vinos muy disfrutables, con la intensidad que buscamos en un vino de la región y una complejidad que los pone en un lugar de consideración.  Su identidad única debe ser apreciada con calma y mesura.  Un vino que roza la alta gama a precios accesibles.


Bonus Track:
Raza argentina Syrah 2003.  Este es el vino ícono de la bodega, lo encontré perdido en una vinoteca, lo compré y quería contarles la experiencia.  El nombre puede dar lugar a confusiones, pero los anteriores eran una edición especial para el Bicentenario que terminó siendo una línea regular.  Estos Raza Argentina son elaborados desde hace mucho, tienen otra selección de uva y crianza de 18 meses en barricas e incluyen un Syrah y un Malbec.  
Por supuesto, el vino presentaba una evolución importante, el color era prácticamente negro, pero dejaba entrever ribetes caoba.  Sus aromas eran de gran intensidad, ciruelas maduras, notas ahumadas, cuero y herbales como la peperina.  En boca era una seda, sin aristas, todavía muy disfrutable aunque muy tranquilo, con un final medio.  Calculo que con dos años menos estaría mejor, pero todavía se la bancaba. 



5 comentarios:

  1. Anónimo27/1/14 1:03

    no se si soy el unico, pero odio el malbec, que pasa con las bodegas que no optan por otra cepa, yo no se mucho de vinos, pero siempre en los supermercados me encuentro con un 70 % de malbec, y un 30% de otras variantes, siento como si de esta manera se nos obligara a consumir algo que nos imponen, por ser mayor cantidad, cual es el problema? es mas facil de cosechar, es mas barato de hacer, por que no apuestan a otras cepas, el malbec paso a mi parecer a ser tan mediocre y popular como un bonarda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado,
      personalmente me gustan todos los vinos, pero estoy viviendo la "saturación del Malbec". Como es una cepa que gusta y se puso a la moda y a la vanguardia, en cuanto calidad, es lo que más se vende. Y esto es un negocio.
      Por otra parte, dadas ciertas condiciones de producción, ciertos estilos y cierta comunicación se instalaron en el consumidor ideas como que el Torrontés es dulce, que el Cabernet es muy fuerte, que el Pinot Noir es demasiado fino, que los blancos son malos, etc. Mucha mala información que alejan al consumidor de otras cepas.
      Yo no odio el Malbec, pero también me canso. Por eso siempre estoy a la búsqueda de cosas nuevas, aunque la calidad alcanzada en nuestra cepa de bandera está en estándares muy altos y a precios relativamente accesibles, por lo que tira.
      Manténgase sintonizado porque vienen unas barridas de Merlot y Pinot Noir muy interesantes.
      Gracias por leer y comentar,
      saludos

      Eliminar
    2. Qué pedazo de idiota. El vino, como todo, es cuestión de gustos.
      Tranquilo, la ignorancia se cura leyendo.
      Besis

      Eliminar
  2. El Raza Bicentenario Malbec siempre me pareció un gran Vino (al ocho lo premié como Tinto Revelación 2011 y al once lo tengo como candidato a los Premios 2013).
    Me sorprendiste con lo de la Peperina: voy a tratar de identificarla la próxima vez.

    Abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah, viste? yo cuento con la ayuda de una nariz muy sensible.

      Abrazo

      Eliminar

¡Opiná con libertad!
Voy a tratar de que tu comentario aparezca en la entrada cuanto antes
¡Gracias!