jueves, 3 de abril de 2014

Nuestra visita a Pulenta Estate

 
Una de las bodegas que sí o sí quería visitar cuando recorrimos Mendoza el año pasado era Pulenta Estate. Sus vinos siempre me habían conmovido y sorprendido, por eso me preocupé bastante por conocerlos y poder probar todos sus vinos. La bodega queda en la zona sur de Agrelo, conocida como Alto Agrelo, pequeña región famosa por sus Malbec, pero con capacidad para mucho más, como los excelentes Petit Verdot que pudimos probar en la zona.
 
Entrando a la bodega
 
Apenas llegados nos recibieron con una copa de su Pulenta Estate Sauvignon Blanc 2012 ($110) y copa en mano recorrimos la bodega y sus diferentes salas. El lugar es de una pulcritud que asombra y aquí y allá uno encuentra detalles decorativos de buen gusto: adornos y cuadros modernos, barricas intervenidas, muebles de diseño, vistas panorámicas meticulosamente estudiadas y hasta el motor de una Ferrari. Una linda bodega para llevarse hermosas postales. Como nosotros fuimos en invierno el aspecto de los viñedos puede parecer desolador, pero es parte del ciclo que estas nobles plantas deben cumplir para alegrarnos la vida con sus frutos.
El Sauvignon Blanc de Pulenta siempre estuvo entre los más reconocidos del país. Un vino principalmente cítrico y con un gran equilibrio en boca que fue un espectacular punto de partida para catar gran parte de sus tintos. Lamentablemente no pudimos probarlos todos (tampoco los blancos) y quedan pendientes para una próxima visita o hasta que los vea en la vinoteca, pero esa lista parcial de sus vinos podrá darles una buena perspectiva de lo que hacen aquí.
 
 
Ya metiéndonos en los tintos probamos uno de los vinos de la gama baja de la bodega: La Flor Cabernet Sauvignon 2012 ($90). Un vino interesante, donde la fruta está bien marcada y se conjuga con aromas balsámicos.  En boca es de cuerpo liviano, taninos juguetones y una persistencia media.
De aquí subimos un escalón hacia dos tintos de la gama media, que cuenta con 12 meses de crianza en barricas de 2° uso: el Pulenta Estate Malbec-Cabernet Sauvignon 2010 ($186) y el Pulenta Estate Merlot 2008 ($186). El primero es un clásico corte 60% Malbec y 40% Cabernet Sauvignon donde la fruta roja se siente fresca y presente con toques balsámicos. Al beberlo notamos inmediatamente que ya estábamos en un nivel superior al La Flor, taninos y acidez más marcados y un largo final con un recuerdo latente.  De todo lo probado quedó último en mi selección, no por ser malo sino porque lo que seguía era muy superior.
Tras él pasamos a ese Merlot que tenía algo de guarda y ya mostraba algunos destellos caoba muy tenues. Hubo que esperar a que se abriera y saliera de su letargo para mostrar su gran tipicidad merlotera. A lo largo de la cata volví varias veces sobre este vino porque iba mutando en la copa y se ponía cada vez mejor.
 
Maravillosa vista

Por último, nos quedaba el plato fuerte, la línea Gran Pulenta, vinos que han descansado 18 meses por barricas nuevas y atravesaron una rigurosa selección para dar de sí caldos de excelencia. El primero que probamos fue el Pulenta Estate Gran Malbec 2010 ($310) y casi doy por terminada la cata. Este vino reavivo mi gusto por el Malbec. Sus aromas a fruta fresca recordaban al que se respira en las bodegas cuando están fermentando los vinos. Ese impacto frutal se mezclaba con notas florales y el aporte de la madera, dando una nariz muy compleja. En boca nos sorprendió con sus taninos redondeados, buena acidez y largo final.  Sin dudarlo, el que más me impactó en esta rápida barrida.
 
 
Luego le llegó el turno a uno que viene dando mucho tema de conversación entre quienes han podido probarlo y que ya tuvo una nota en nuestro blog, donde destacó entre otros de la misma cepa: el Pulenta Estate Gran Cabernet Franc 2010 ($280). Una nariz compleja, donde aparecen pimientos, notas mentoladas, mermeladas y mucho más.  Al beberlo se siente muy presente la fruta, con un larguísimo final.
Para cerrar probamos su vino ícono, un complejo corte 37% Malbec, 25% Cabernet Sauvignon, 23% Merlot, 10% Petit Verdot y 5% Tannat con una crianza de 18 meses en barricas de primer uso. El Pulenta Estate Gran Corte 2009 ($375) es un vino de gran complejidad, para beberlo lentamente e ir descubriendo sus múltiples capas aromáticas. Aunque predomina la fruta, todavía la madera está algo presente en sus aromas. La gran estructura mostrada al beberlo le augura una larga guarda por delante.

En conclusión, una linda bodega para conocer, con unos vinos sobresalientes que podría sintetizar en cuatro palabras: sobriedad, sutileza, elegancia y expresión.  Imposible quedarse inmutable ante la copa.
 
 
 

4 comentarios:

  1. Es verdad que es una bodega con imán.
    No pude visitarla todavía, pero sí muchas veces sus Vinos. Los La Flor me han dejado muchas sonrisas y satisfacciones. En cambio los Pulenta me han salido de correctos para abajo, por lo que he dejado de frecuentarlos (comprando).
    Una cosa, muchos de los descorchados de su gama alta, los guardé un tiempo y ese quizás fue el problema.

    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad que sí, es una bodega que tiene un arrastre basado en la buena calidad de sus vinos. Los Gran Pulenta cuestan pero lo valen. Sobre la guarda no sabría decirte porque no tengo ninguno guardado o que yo haya guardado. Me parecieron que tenían una buena estructura basado en taninos y acidez como para soportar unos cuantos años, en especial el Gran Corte.

      Abrazo

      Eliminar
  2. ARIEL:

    Buena reseña de la visita a la bodega !! Yo no he estado allí aún...

    Coincido con el Cuervo en la buena RPC de la linea "La Flor". Con la linea alta he tenido experiencias dispares. Los blancos me gustan -aunque me parece recordarlos mejores algunos años atrás-, mientras que los tintos no me atraen particularmente.

    Sólo puedo destacar el Pulenta Estate XI Cabernet Franc 2009, que probé hace un par de años en Mendoza y estaba realmente bueno !!

    Abrazo. ROBERTO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me gustaron sus tintos. Tengo un recuerdo de un SB que me había gustado mucho, pero no recuerdo la añada.
      El Malbec y el Corte me parecieron muy buenos.

      Abrazo

      Eliminar

¡Opiná con libertad!
Voy a tratar de que tu comentario aparezca en la entrada cuanto antes
¡Gracias!