lunes, 14 de abril de 2014

#SemanaDelMalbec - Colomé Auténtico x 2

Cuando comencé a planificar la Semana del Malbec tuve que decidir qué vinos presentar.  Hay mucho Malbec muy bueno para mostrar y toda selección termina siendo arbitraria e injusta.  Así que decidí presentar pocas etiquetas, pero que muestren diversidad.  A lo largo de la semana verán un par de exponentes de las provincias productoras más tradicionales, Mendoza, Salta y San Juan.


Arranquemos con Salta, la más clara representante del Malbec del norte argentino.  Sus vinos tienen una impronta única, inconfundible, que los tornó en los primeros exponentes del Malbec de alta gama.  Los vinos salteños de esta variedad son más concentrados, "jugosos" por su acidez, minerales, especiados e intensos.  Todo depende de cómo se lo trate en el viñedo y cómo se vinifique, pero a grandes rasgos estas características se repiten.  Algunos de los factores que determinan esto son la pobreza del suelo, la gran amplitud de temperaturas (unos 18-20° de diferencia entre el día y la noche), el clima seco y la altura.  Todas son condiciones que determinan estos vinos oscuros y vertiginosos; por ejemplo, la altura da mayor exposición al sol y sus rayos ultravioletas, por lo que la uva genera una piel más gruesa y oscura que luego se convierte en vinos más intensos de aroma, sabor y color.
Una de las cosas maravillosas de Salta es que todavía hay viñedos centenarios y hectáreas de vides plantadas donde se mezclan varietales sin saber qué son.  De hecho, la bodega Colomé data de 1831 y es la más antigua de nuestro país, hoy en manos del suizo Donald Hess quien la compró en 2001 y extendió sus viñedos hasta las 140 hectáreas, apostando a desarrollar nuevas zonas con políticas sustentables (ecológicas y humanas).  Entre las plantaciones originales, que rodean el edificio de la bodega a 2300 metros sobre el nivel del mar, hay unos Malbec de más de 150 años que han sido embotellados bajo el nombre de Auténtico.


Los Colomé Auténtico pretenden ser la expresión verdadera de nuestra cepa insignia, concentrados, oscuros, intensos.  Para mantener esa esencia decidieron no criarlos en barricas.  Pura fruta, puro vino que con solo dos añadas en la calle ya es muy conocido y respetado entre los enófilos.

Colomé Auténtico Malbec 2011.  Un tinto de color prácticamente negro con bordes violáceos, cayendo en intensidad, pero pronosticando buena guarda.  Sus aromas tienden a la fruta madura, roja y negra, con toques especiados y minerales.  En boca es sabroso, ameno, con acidez correcta, una buena estructura que llena la boca y un largo final.

Colomé Auténtico Malbec 2012.  Profundo color, casi negro, con bordes púrpura.  Los aromas de fruta roja y la ciruela siguen presentes y algo menos madura, aparecen notas de higo y herbáceas propias del terruño y una mineralidad más presente que en la anterior.  En boca es sabroso, carnoso, robusto, con muy largo e intenso final.

Poder probarlos juntos, te permite pensar en su progresión y evolución.  Tienen puntos en común como la acidez crujiente y ser una bomba frutal que es su esencia, y puntos que los diferencian como una mayor mineralidad en el 2012.  Vinos para probar hoy o guardar para mañana, vinos que hablan de nuestra historia, vinos que son de nuestra tierra.



14 comentarios:

  1. ARIEL:
    Vinos interesantes en su concepto, aunque bastante sobre-valuados a mi entender !!
    He probado ambos y son muy placenteros, se percibe la uva en su estado más puro.
    Estoy convencido que la tendencia a vinos más naturales -menos intervenidos- es lenta pero irreversible en el corto y mediano plazo. Ya hay varios ejemplos más en esa dirección...
    Abrazo. ROBERTO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede ser, hay que aprovechar que no subieron su precio aún. Cada vez gana más RPC.
      Pero el estilo de vinos más "limpios" o "naturales" es una tendencia cada vez más presente, como bien decís.

      Abrazo

      Eliminar
  2. Sin querer mi paladar se fue tirando (sin querer) para vinos salteños...lo he notado tal como lo describìs...puros, suculentos, gran cuerpo, bien machazos...tal es el caso q, durante mis vacaciones por Cordoba, las 2 semanas ultimas, me he llevado para acompañarme en mis comidas, un CICLOS del Esteco Cab.S., un Cafayate Gran Linaje y un Amalaya gran Corte.
    Aùn en mi cavita tengo otros 2 para probar: VALLISTO (Pelleritti) y un ANKO Flor de Cardòn (Sejanovich).
    Muy buena nota, como siempre, es un placer leerte.
    Salù!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Fernando,
      gracias por tus palabras, son el motor de este blog.
      Sobre los vinos, te preparaste una linda selección. Son todos vinos que me gustan y cada uno de diferente estilo. El Vallisto me gustó en feria sin deslumbrar, el Anko un poco mejor, pero nunca por botella.
      ¡Salú!

      Eliminar
  3. Hola Ariel!!

    Entre unas y otras cosas nos hacemos un ratito para leer y comentar lo que podemos.

    Sabés que precio sugerido tienen estos vinos?

    No obstante, el perfil este que sigue Colomé (hablando de vinos más puros y naturales) nos deduce especialmente!

    Abrazo grande y suerte con la semana del Malbec!

    Salutes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola,
      gracias por hacerse un huequito y dejar un comentario. Los Colomé Auténtico siguen con un sugerido de $280 (pensé que lo había puesto en la nota). Hace rato que no aumentan.
      Son saladitos, pero valen la pena.

      ¡Salute!

      Eliminar
  4. Este vino sí que es impresionante y me gustó mucho su expresión en nariz. Aunque personalmente prefiero el Estate Malbec, que a mi entender es mas complejo y ademas mas barato je je!
    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es un vino de impacto. Con respecto al Estate, tiene un concepto diferente, pero es cierto que es más barato y complejo. Me gustaría hacer una vertical con los dos, sería brutal.

      Abrazo

      Eliminar
  5. Sabés que justo me abrí un Auténtico 2012 para hablar de él (solo lo había probado y enDiciembre le faltaba botella) y pensaba escribir de él... Ahora no sé... JeJeJe!!

    El 2011 me encantó (Vino del Año en mi blog) y creo que todavía tengo una o 2 botellas.

    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Hablá de él igual!! Es muy bueno. Y sino escribí algo en unos meses, porque tanto no va a cambiar. Es un vino que perfila una evolución lenta.

      Abrazo

      Eliminar
  6. Hoy me entusiasme y me compre 2 botellitas !!!

    Salud !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué lindo! a mí no me queda ninguna (la última 2011 voló para hacer la nota como corresponde), pero quiero poder tener dos para ver su evolución en unos años. Creo que puede dar mucho, el problema es que me tienta, jaja.

      ¡Salud!

      Eliminar

¡Opiná con libertad!
Voy a tratar de que tu comentario aparezca en la entrada cuanto antes
¡Gracias!