lunes, 15 de septiembre de 2014

Doblete de Syrah de CarinaE


Recuerdo que el primer vino que el primer vino que probé de CarinaE fue un Syrah. Como a todos los que probamos aquel Gran Reserva Syrah 2008, me encantó y fue el puntapié inicial para conocer una bodega que hace vinos sabrosos y de gran poder.
Recientemente han renovado su imagen y portfolio, una reestructuración que garantiza una mejor comunicación. En mayo hablé de su Cabernet y ahora le toca a los dos Syrah que tratan de recoger el guante lanzado hace unos años con ese excelente exponente de la cepa.
La leyenda dice que la uva Syrah o Shiraz es originaria de una ciudad homónima en Irán, de allí llevado a Marsella por comerciantes locales para ser plantadas hacia el siglo III por los romanos en el valle del Rhône. Sin embargo, no hay pruebas fehacientes de este origen ni de otros como Siracusa. Entre otras particularidades, se especula con que pudo haber sido el vino de la Última Cena. Quizás por eso o quizás por su carácter misterioso y expresión particular cosecha fanáticos en todo el mundo. He probado algún Syrah de Francia y he notado que los nuestros tienen una buena tipicidad, se notan Syrah. Tal vez les falte complejidad o una identidad particular, pero aquí parece haber un rumbo.
En este caso, ambos Syrah provienen de Maipú y salen para conmemorar los 10 años de la bodega. La elección del varietal no fue casual, Phillipe Subra comenta que el Syrah fue la primer uva vendimiada que entró a la bodega allá por 2004. De esta manera, estos vinos se constituyen en un homenaje por los 10 años de trabajo firme en nuestro país.
Tras la reestructuración que han hecho en su línea de vinos, los Gran Reserva pasaron a llamarse Hommage (Homenaje) y los Reserva, Harmonie (Armonía). En el caso de los Syrah son partidas muy limitadas de 3900 botellas cada una.
El CarinaE Harmonie Syrah 2011 proviene de viñedos jóvenes y fue criado durante 12 meses en barricas de roble francés. Una vez abierto hay que esperarlo un buen rato para que muestre nítidamente sus aromas, al rato aparece toda la tipicidad del Syrah, con aromas de fruta roja, mermelada, un ligero especiado y algo de rosa mosqueta. Es de entrada amable, pero todavía con los taninos de punta, acompañados de sabores frutados y una acidez agradable. Ideal para buenos platos de carne o una selección de quesos gracias a su largo final.
Por su parte el CarinaE Hommage Syrah 2009 proviene de parrales de 15 años y pasa 15 meses en barricas francesas principalmente nuevas. Se muestra más complejo, más cerrado de aromas, aunque con un perfil similar de fruta y especias, cruzadas por el aporte de las barricas. Un vino más concentrado, estructurado sin perder elegancia. A mi forma de verlo, necesita un poco de guarda para bajar intensidad. Un tiempo en botella le sentará muy bien, algo que el otro no necesita tanto (aunque se puede guardar tranquilamente).
Sin dudas, los amantes del Syrah tienen una cita con dos lindos exponentes del varietal. Uno, más juvenil e inquieto, y el otro, para guardar y disfrutar en algún tiempito.



2 comentarios:

  1. Hola Ariel muy buena nota y coincido con vos que son dos grandes Syrah de lo mejor q eh probado ultimamente, pero en cosechas 2008 y 2009 muy buenos los dos... Saludos Walter...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Walter,
      el Harmonie está impresionante hoy y espero que el Hommage esté espectacular en poco tiempo más. Evidentemente, la guarda le sienta bien a estos vinos.

      ¡Saludos!

      Eliminar

¡Opiná con libertad!
Voy a tratar de que tu comentario aparezca en la entrada cuanto antes
¡Gracias!