viernes, 28 de noviembre de 2014

Punto Final Cabernet Franc 2011

El Cabernet Franc está de moda, lo sabemos.  Pero tiene con qué.  Desde que se empezó a hablar fuerte de él en el país y luego en el exterior, vengo pensando qué es lo que lo hace tan atractivo.  Más allá de cuestiones de marketing, creo que parte de su gracia radica en el contraste que logra frente al Malbec.  Los enófilos inquietos a veces nos sentimos "aburridos" de los Malbec amplios, dulzones y pesados.  Para esas ocasiones en que te sentís agotado de estos vinos, la elegante austeridad del Franc es un bálsamo.  Por otro lado, gran parte de los enólogos coinciden con su capacidad "plástica", es decir, lo maleable de la cepa.  Se pueden lograr multiplicidad de estilos y se adapta de distintas maneras a cada terruño.  Es por todo eso que el Franc se vuelve versátil.  Además como todavía los gurúes no nos han instalado "el estilo correcto", tenemos una gran variedad para probar.
En el próximo número de la revista de Vinarquía, que sale el 9 de diciembre, desarrollaremos más estas ideas y una docena de enólogos nos ayudarán a entenderla un poco mejor.  Estén atentos.


Uno de los últimos Franc que tomé generó bastante curiosidad en Twitter.  No sé si es que todos lo han probado y coinciden conmigo o si es curiosidad, pero merece una nota propia.  Me refiero al Punto Final Cabernet Franc 2011 de la conocida bodega Renacer.  Por primera vez se decidieron a embotellar una edición limitada de este varietal que antes solo usaban para pequeños cortes en su vino ícono.  La edición es muy escasa, con solo 2000 botellas, así que apúrense.
Para más datos, el vino tiene una crianza de 24 meses en barricas de roble francés y 12 meses más de estiba en botella, por eso recién sale a la luz.  Ya está listo para tomar, pero el enólogo Pablo Sánchez le augura hasta 10 años de guarda.  Yo no me aguanté y liberé esta bestia enjaulada.
En un vino así esperamos encontrar varias capas de aromas y este mostró frambuesas, cassis, especias, algo de tabaco y sándalo.  En esta etapa de la degustación me gustó mucho, pero como sabemos, la boca manda y el Punto Final no se achicó.  Es muy equilibrado y sabroso, con una sensación dulce de entrada.  Al mismo tiempo es austero, con buen cuerpo y un largo regusto de frutos rojos.  Fue un gran disfrute de principio a fin y se combinó muy bien con carne al horno.
Este vino es una muestra de lo que se puede hacer con Cabernet Franc en cuanto a vinos con gran cuerpo y balance.  Del otro lado hay Francs más lánguidos y vegetales.  Lo grandioso es que no haya un estilo definido y único, por lo que los catadores ávidos de novedades podríamos pasarnos un buen tiempo descubriendo el varietal.  Esperemos que siga así.




2 comentarios:

  1. Aunque creo firmemente que la moda del Cabernet Franc es para demasiado pocos y nada popular en cuanto a precios, en cuanto me lo cruce, seguramente lo compraré a este ReNacer.
    A propósito, a cuánto está?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. $1000 la caja de madera de 3 vinos. Supongo que en vinotecas lo venderán suelto a alrededor de $330-350.

      Abrazo

      Eliminar

¡Opiná con libertad!
Voy a tratar de que tu comentario aparezca en la entrada cuanto antes
¡Gracias!