viernes, 31 de enero de 2014

Foto del Mes


Esta foto me la envió un lector amigo y comentador asiduo del blog.  Me la envió porque sí, porque hablamos de vino y así cumplo con mi palabra de publicarla como Foto del Mes.  Porque es así como vivimos el vino, compartido con amigos, en una charla distendida y con mucho más a la espera.

Nota del Mes

En materia de notas publicadas, enero es muy pobre.  Muchos están de vacaciones o a media máquina, además hay menos lectores y muchos deciden no publicar cosas muy interesantes.  Pero hubo dos notas que quiero destacar de la blogósfera del vino argentino:

Vinos de Lujo 2013: los vinos de Vinos en Buenos Aires

La primera la destaco por la historia que recoge, por la fotografía y por hacerlo ameno y atrapante.  La segunda, por la cantidad de información que aporta para los amantes del vino, mucha data de una gran feria.


miércoles, 29 de enero de 2014

Se viene la #SemanaDelTorrontés en Vinarquía

Crédito de la foto: El Porvenir de Cafayate

 
Vinarquía no para, así que estamos preparando una intensa semana con notas a full sobre el Torrontés Riojano, nuestra cepa blanca.  Serán siete días de notas con entrevistas a referentes del sector, la mirada del exterior, vinos recomendados de distintas zonas, tuits y mucho más.
Será una semana con mucho ritmo, con mucha información y espero que me acompañen desde el otro lado.
¿Por qué? Porque sí, porque nos gusta el Torrontés y porque los vinos blancos argentinos tienen mucho que contar.
 
Están avisados, pero se los voy a recordar ;)
 
 


viernes, 24 de enero de 2014

Raza Argentina



Anteriormente hablé de los vinos de la cooperativa La Riojana.  Esta bodega de Chilecito, La Rioja, integra a unos 510 cooperativistas, pequeños y medianos productores de uva, que representan al 70% de producción de la provincia.  Basados en la idea del bien para todos los integrantes, el comercio justo, el respeto por el medio ambiente y la responsabilidad empresaria es una de las bodegas que más se han ganado mi respeto.  Su cantidad de uva les permite hacer vinos de todas las calidades, desde el Viñas Riojanas en tetra brik, hasta la alta gama del Raza Argentina, sin olvidar los Santa Florentina, uno de los productos que más vemos en las góndolas del barrio.
Sus políticas nobles y los resultados brindados demuestran que se puede ser una bodega de volumen (elaboran 61 millones de litros) y también hacer un producto de alta calidad.  Y todo eso sin matarnos con el precio.
Afortunadamente pude armarme una minivertical en casa de una de sus etiquetas más reconocidas: Raza Argentina Edición del Bicentenario ($60).  Este vino surgió como una edición para conmemorar el Bicentenario de la patria, pero terminó quedándose en las góndolas gracias a su excelente relación precio/calidad.


Raza Argentina Malbec 2008. En nariz la fruta se siente bastante madura por el paso del tiempo, con toques dulces de la madera como vainilla y esa nota tan particular de estos vinos. Genéricamente la definiría como balsámica y estuve mucho tiempo tratando de definirla, hasta que la sensible nariz de mi esposa embarazada me dijo que es peperina.  Creo que está en lo cierto. En boca es intenso, potente aun, con final medio tirando a largo y agradable. Hay que esperarlo un poco en la copa o, si gusta, decantar. Yo preferí lo primero. El vino todavía está muy agradable.

Raza Argentina Malbec 2009.  Bastante similar al anterior, la fruta se siente más fresca y la nota de peperina está más presente, acompaña además el roble bien puesto.  En boca es un vino intenso, que no pasa inadvertido y que tiene una identidad única y compleja.  Y sobre esto último debemos reflexionar, porque no todo debe saber como Mendoza. Hay un gran potencial en La Rioja.

Raza Argentina Malbec 2010.  No salió al mercado argentino.

Raza Argentina Malbec 2011.  Noto un cambio en esta añada, no sé si por las condiciones propias de la cosecha o una decisión enológica.  Los aromas son bien frutados e incorporan notas florales y menos lo vegetal de la peperina. En boca continúa con su línea de agradable robustez, con taninos firmes y buen final.  Sin embargo, este 2011 me pareció algo más flojo que los anteriores, sin que sea algo malo.

Son vinos muy disfrutables, con la intensidad que buscamos en un vino de la región y una complejidad que los pone en un lugar de consideración.  Su identidad única debe ser apreciada con calma y mesura.  Un vino que roza la alta gama a precios accesibles.


Bonus Track:
Raza argentina Syrah 2003.  Este es el vino ícono de la bodega, lo encontré perdido en una vinoteca, lo compré y quería contarles la experiencia.  El nombre puede dar lugar a confusiones, pero los anteriores eran una edición especial para el Bicentenario que terminó siendo una línea regular.  Estos Raza Argentina son elaborados desde hace mucho, tienen otra selección de uva y crianza de 18 meses en barricas e incluyen un Syrah y un Malbec.  
Por supuesto, el vino presentaba una evolución importante, el color era prácticamente negro, pero dejaba entrever ribetes caoba.  Sus aromas eran de gran intensidad, ciruelas maduras, notas ahumadas, cuero y herbales como la peperina.  En boca era una seda, sin aristas, todavía muy disfrutable aunque muy tranquilo, con un final medio.  Calculo que con dos años menos estaría mejor, pero todavía se la bancaba. 



miércoles, 22 de enero de 2014

Catena Zapata: hogar del mejor Malbec del mundo

En nuestra recorrida por bodegas mendocinas era inevitable pasar por una de las más emblemáticas del país.  Emblemáticas y bellas.  Si bien en La Pirámide no se hacen todos los vinos de esta bodega, es el destino icónico, el lugar para mostrar al turismo y a los compradores.

Vista exterior de La Pirámide, edificio principal de Catena Zapata en Agrelo

En la recorrida de rigor, conocimos su espectacular sala de barricas, el lugar ideal para sacarte la foto que corone tu viaje de enoturista.  En sí, toda la bodega está preparada para la foto, todo está limpio, ordenado y escenográficamente preparado.  Las cavas con botellas hasta el techo donde se estiban las principales añadas enloquecen a cualquier enófilo y las vistas desde la terraza de la pirámide de inspiración maya son una maravilla.

Sala de barricas

La bodega está entre las pioneras en la investigación de los microclimas y suelos de Mendoza y su aprovechamiento en los llamados “blend de microclimas”.  Esto consiste en que muchos de sus vinos (el Angélica Chardonnay es una de las excepciones) no provienen de un único lugar, sino que se elaboran a partir de la combinación de uvas de diferentes viñedos.  Los hay que dan vinos más ácidos, más florales, con frutas especificas, etcétera; la maestría del enólogo consiste en hacer el blend y obtener el mejor vino.  Desde la bodega saben que este  trabajo debe ser bien comunicado y lo demuestran en la folletería y en los cortes de los viñedos expuestos como ejemplo.

Ubicación de viñedos, tipos de suelos y 3 perfiles del viñedo Adrianna (calcáreo, profundo y pedregoso)

Una vez terminada la recorrida debo decirles que creí partir sin probar un vino, pero en la sala de degustación estaba esperándonos Pablo Sánchez, segundo enólogo de la bodega.  Un tipo amable, conocedor, de conversación interesante y que no te quiere dar una lección de enología sino que acompaña la cata.  Sobre la mesa nos tenía preparados cinco vinos, tres de la línea de exportación y dos que se consiguen en el país a precios muy altos porque son la máxima expresión de la bodega.

Escuchando atento a Pablo Sánchez

Con la degustación nos aportaron minuciosa información técnica, procedencia de las uvas, características de los suelos y las parcelas, formas de vinificación y más.  Para no hacerlo tan abrumador solo aportaré algunos datos cuando sea necesario, pero están a su disposición si quieren hacerme alguna consulta.

Catena Alta Chardonnay 2011.  La uva es toda de Tupungato, pero de distintos viñedos (Adrianna y Domingo) y se lo fermenta en barricas de roble francés, donde se lo deja descansar por 12 meses mínimo.  El resultado es un Chardonnay que gusta al público estadounidense, pero a mí no tanto.  De larga duración, buena acidez y notas minerales y cítricas.

Catena Alta Cabernet Sauvignon 2010.  Este vino también es fermentado en barricas francesas, pero se lo deja en ellas entre 18 y 24 meses.  Aquí aparecen notas más marcadas de la madera, como el café y algo de cuero, pero sin tapar la fruta roja potente.  En boca es untuoso, con estructura amable y largo final.  Muy tomable hoy y con un potencial de guarda de 15 años según la bodega.

Catena Alta Malbec 2010.  Especialidad de Catena Zapata son los Malbec y éste es un complejo corte de diferentes parcelas que hacen sutiles aportes.  Su perfil es bien frutado y floral, pero con detalles como la pimienta negra y el orégano que lo vuelven complejo.  En boca es aterciopelado, con sabores a mermelada de ciruelas y notas minerales.  Un Malbec bien Malbec.


Catena Zapata Malbec Argentino 2009.  Un vino complejo desde su elaboración: uvas de Gualtallary y Altamira seleccionadas a mano, fermentación en barricas a baja temperatura, añejamiento de 24 meses en barricas de roble francés nuevo, componentes co-fermentados con Viognier y Cabernet Franc, múltiples tiempos de cosecha, etc.  ¿Para qué tanto trabajo? Para hacer el  Malbec más imponente que he probado.  Muy complejo en nariz, podría estar todo el día descifrándolo.  Buena fruta fresca, violetas, con toques como licorosos y de café, especias varias.  En boca es concentrado, larguísimo y muestra la diversidad de terruños.  Un vinazo para guardar unos años más.

Nicolás Catena Zapata 2009.  Es un blend 60% Cabernet Sauvignon y 40% Malbec que lleva el nombre de la cabeza de la familia Catena, así que se imaginarán la altísima calidad de este vino.  Solo se elabora en añadas excepcionales, y es tan complejo en la realización como el Malbec Argentino.  Para que nos demos una idea, en la 2009 se utilizaron 210 muestras de microvinificaciones de diversas parcelas y tiempos de cosecha.   Así logran un vino muy complejo, con aromas que recuerdan al cassis con toques de tabaco y pimienta.  Tiene una gran estructura y necesita unos años para domarse.  Aún está arisco en boca y se abre lentamente, pero en nuestro breve contacto comprendí porque será un gran representante de todo lo bueno que dio la cosecha 2009, en especial con el Cabernet Sauvignon.

Alguno me saltará a la yugular, pero si en Catena no hacen el mejor Malbec del mundo, pega en el travesaño y les vuelve al pie para que pateen de nuevo.


Otras bodegas mendocinas visitadas durante 2013:
Finca Decero (Parte 1 y Parte 2)


viernes, 17 de enero de 2014

Predicciones, aseveraciones y conjeturas 2014

No quiero ponerme a la par de Lilly Süllos, Ludovica Squirru o Robert Parker, pero por la información acumulada, chismes y corazonadas me animo a tirar mis predicciones para este año que recién se inicia.  El año próximo veremos cuánto me equivoqué.  En muchos puntos espero estar muy errado.  

1- 2014 viene arduo, económicamente hablando: costará mucho levantar las uvas porque los productores están financieramente complicados; hay materiales importados que no pudieron ingresar aún y otros cuyos precios están por las nubes (ej: etiquetas); está difícil la comercialización en el exterior; inflación interna.  Como siempre, habrá ganadores y perdedores.

2- El Torrontés seguirá su camino ascendente en el exterior.  No tanto la Bonarda.

3- Este año obtendremos buenos puntajes para los vinos argentinos y alguno dará la sorpresa de llegar por primera vez a los anhelados 100 puntos para un vino nacional.  Yo tengo un nombre en mente y si no lo logra este año será para 2015 (la cosecha 2013 puede ser la clave).

4- San Juan debe rehacerse para levantar su imagen como productor de vinos de alta calidad.  La cosecha 2014 viene mal por las heladas, pero muchas veces de malas añadas salen vinos brillantes.

5- Las zonas vitivinícolas no tradicionales irán ganando más respeto.

6- La Rioja tiene todo para que pongamos nuestra mirada sobre ella, pero tienen enfrente una cosecha 2014 también difícil por las heladas y la sequía.

7- La tendencia hacia vinos menos concentrados, más elegantes y con mayor acidez se consolidará.

8- La Patagonia siempre está agazapada esperando para dar el salto, éste puede ser su año, en especial para los pequeños productores y vinos que se salen del paradigma.

9- La inflación hará subir vinos a precios ridículos.

10- A pesar de no ser un negocio rentable, los blogs de vinos seguirán creciendo en reputación y calidad.



martes, 14 de enero de 2014

Juan Gelman (1930-2014)

Juan Gelman por Alejandro Cherep (Corbis, Madrid Abril 2010)

Acaba de fallecer Juan Gelman, uno de los poetas argentinos más importantes del siglo XX.  En su memoria, un pequeño homenaje de Vinarquía, por su lucha, por su poética, porque nos gusta la literatura.


Vinos
en: El emperrado corazón amora, 2011

El vino malo recuerda a la lengua
la rigurosidad de la locura,
o pensar en cisne
salvado del diluvio, la pasión
por las distancias entre
la hora y su hora, palomares
donde aterrizan vientos, vidas,
el horno donde se
queman preguntas.

¿Adónde fuiste, pie descalzo?
En los nervios del cosmos asoman
lunas secretas de Tenochtitlan.

¿Quién lo olvida, quién olvida sus
espejos simples de la tierra?
La memoria tiene dos ojos, uno
perdido en copias de la sangre, otro abierto 
a calles que el abajo les tiembla.
La sombra del pasado se ata
al pasado que no sucedió.



lunes, 13 de enero de 2014

Mi paso por Vinos de Lujo Buenos Aires 2013

En diciembre pude asistir a Vinos de Lujo, una de las mejores y más convocantes ferias de vino porteñas.  Durante los años que tiene este blog nunca pude ir a Vinos de Lujo por distintas razones de fuerza mayor.  De los cinco días que duró la feria sólo fui acreditado para uno así que estuve muy lejos de poder probar las 300 etiquetas presentadas, pero probé mucho y bueno que pienso comentar brevemente.

Empieza la feria

El pimer lugar en el que me acodé fue el stand de Norton donde pude probar sus Lote, una colección de tres Malbec single vineyard espectaculares.  Son tres vinos que se venden juntos y representan lo mejor de La Colonia (Luján de Cuyo, viñedos de 15 años), Lunlunta (82 años) y Agrelo (92 años).  El primero es joven y salvaje, Lunlunta es floral y elegante, Agrelo es frutado, suave y armónico.  Hay que hacer una vaquita con amigos para juntar los $580 y compararlos.


En Zuccardi me quedé un rato, reprobando sus Q porque son vinos ricos y correctos, ideales para tomar como parámetro.  Allí también pude probar el Zuccardi Z 2010 ($350),  que está impresionante y el famoso Aluvional El Peral 2009 ($525).  De este último han hablado tanto este año que no podía ser que no lo hubiera probado aún.  Después de hacerlo anoté: de película.  Fue muy bueno poder pasar por este stand y comprobar la evolución que está teniendo la bodega.


A su lado estaba Bernardo Bossi Bonilla con sus Mythic y los vinos de Casarena.  Pude probar terminado (en Mendoza tuve la previa) el Mythic Blanc de Blancs Chardonnay Viognier 2012, uno de los blancos de la noche, super frutado y expresivo.  Los tres Malbec que tiene también estaban muy buenos, con mucha personalidad. “Con estos vinos hago lo que quiero, lo que a mí me gusta”, dijo el enólogo.
De Casarena me concentré en dos novedades: el Casarena Lauren’s Single Vineyard Petit Verdot 2011 ($220), elegante y complejo, y la Sidra Ramanegra ($70), única, con notas de clavo y manzana madura.  De esta última ya me compré una botella y espero contarles con más detalle pronto.

Junto a Casarena estaba Shhhhhh, el vino más misterioso de la feria

Un stand muy concurrido, por lo menos cuando pasé yo, era el de Mendel.  Sin desmerecer el resto de sus vinos, me fascinaron su Mendel Semillón 2012 ($135), su Mendel Cabernet Sauvignon 2011 ($190) y, claro, el Mendel Unus 2011 ($320).  Su estilo europeo moderno nos muestra por qué Roberto de la Mota está en el firmamento de los enólogos argentinos.


En algunas mesas estuve poco tiempo.  Quizás repasando etiquetas que ya conozco, pero me interesa saber su evolución como el Colomé Auténtico 2011, o los vinos de Riglos.  Entre algunas cosas que pude volver a probar y no puedo dejar de mencionar están el Mantra Chardonnay 2012 ($90), muy buen producto patagónico, y tres vinos de Doña Paula: los Doña Paula Estate Sauvignon Blanc, Riesling y Pinot Noir ($90), minerales, interesantes, jugosos, para sacarse el sombrero.

Cosas que uno prueba

Donde no podía dejar de detenerme y probar todas las locuras que hacen los hermanos Michelini con el vino fue en lo de Passionate Wines.  Vinos extremos, algunos extravagantes como el Torrontés Brutal 2011 ($165), otros geniales como el Agua de Roca Sauvignon Blanc 2013 ($120), diferentes como la línea Diverso ($190) o remotos e intrigantes como el Paso del Sapo ($150), un Chardonnay de Chubut.

En la jarra, Agua de Roca al cuadrado

Después, a falta de tiempo, fue un picoteo rápido, con algunos vinos olvidables y otros tomados a las apuradas.  Estas ferias grandes son así.
Hay que destacar que las bodegas llevaron sus vinos más caros que, dependiendo del poder adquisitivo de cada uno, no podemos probar muy seguido.  Los vinos íconos no estaban siempre abiertos, algo entendible, pero sí podíamos probar vinos de alto valor comercial y grandes galardones, lo que vuelve a esta feria indispensable para el enófilo.  



miércoles, 8 de enero de 2014

Las 20 notas más leídas de 2013

Que nadie se ofenda porque es un chiste

1- Vergüenza ajena: publicada en diciembre se convirtió rápidamente en la nota más leída del año y con razón.  Algunas cosas deben decirse.
2- ¿Y si te digo vino de Tandil? Este pequeño emprendimiento causa curiosidad.  El terruño bonaerense sigue creciendo.
3- El productor de vino casero: una de las notas más serias y profundas de este blog, que siempre les dió una mano a los productores caseros.
4- La gran noche de los Blends: WineMDQ Blend Tasting 2013: crónica de una gran noche de vinos en Mar del Plata.
5- 3 vinos que recompraría: Angélica Zapata, AltaVista Terroir Selection y Topo.  Todos queremos vinos indiscutibles.
6- Decantar, oxigenar y hacer pavadas: hay de todo en este mundo
7- Visita a cervecería Quarryman (Tandil): nuestra visita a una cervecería, la única en la historia del blog.
8- Nuestra experiencia en el Buenos Aires Food Week: dos restaurantes, dos experiencias diferentes.
9- 10 Pinot Noir a ciegas: el Pinot es una cepa que siempre causa curiosidad
10- 3 trailers sobre vinos: todavía me pregunto por qué está en el Top10
11- Grandes momentos, grandes vinos (parte 2): Colomé Auténtico y Rossel Boher Brut para festejar grandes momentos
12- López de punta a punta con Miguel Brascó: las bodegas clásicas siempre tienen un punto de atención.
13- Flores y brisas de renovación en Finca La Anita: una extensa nota sobre esta conocida bodega y su nuevo perfil de vinos.
14- Promesas del Este: Garavaglia Winery, porque el este de Mendoza también hace buenos vinos 
15- Reflexiones en torno a Borges y el vino: una nota nos lleva a pensar en Borges y su relación con el vino.
16- Lupa Bloguera: Corte Argentino: las Lupas Blogueras consiguieron un buen número de visitas este año, gracias a la republicación en otros blogs y redes. 
17- Vinos y cortes populares: no todo es lomo y otros cortes caros, también hay cortes económicos que son muy ricos.
18- Un recorrido por la gastronomía tandilense (I): parece que Tandil se llevó las palmas este año, sumando lentamente visitas, lo que la confirma como un gran destino turístico.  
19- Desafío Federal 2013 – Benditos por Baco: una breve crónica del gran tasting de Malbecs
20- ¡Sí, acepto!: la nota sobre nuestra boda y los vinos que nos acompañaron.

En total fueron 102 entradas en el año, a razón de constantes 2 por semana.  Hubo algunas, que me gustaron mucho, que no fueron muy vistas y otras, a las que les tenía poca fe, muy leídas.  El número de visitas es algo caprichoso y responde a demandas del momento o una suma constante durante el año. 
Como sea, fue un gran año.  En lo últimos 5 meses el blog no paró de superarse a sí mismo en cuanto a visitas y su presencia en las redes sociales.  Así que por todo eso: ¡gracias!



lunes, 6 de enero de 2014

Resumen 2° semestre 2013

Algunos momentos de la 2° mitad del 2013

Un nuevo semestre llegó a su fin y es hora de hacer un pequeño resumen, como siempre.
En Julio arrancamos con una gran degustación de Finca La Anita, donde pudimos probar el cambio enológico que se está dando en la bodega.  El lugar de la cita fue la Florería Atlántico, uno de los bares más nombrados del 2013.  
Ese mismo mes nos fuimos de viaje a Mendoza, a recorrer bodegas y vivir más de cerca el mundo del vino.  Hasta ahora salieron pocas notas de nuestras visitas (paciencia, este mes sale alguna más): Casa Margot, Bodega Casarena y Finca Decero (I y II).
Ya en agosto fue la hora de hacerles la gamba a amigos blogueros y dijimos presente en el WineMDQ Blends Tasting y en la entrega de los Premios Cuervo.
El blog creció muchísimo en esta segunda parte del año y pudimos estar junto a algunas bodegas conocidas y ya clásicas como el aniversario de Fabré Montmayou o una vertical de Montchenot en las oficinas de Bodegas López.  Pero no nos olvidamos de las bodegas pequeñas y pudimos probar lo que hace la bodega Garavaglia y Domaine Le Billoud.
Llegando al final del año fuimos a dos eventos importantes como el Salón de Vinos de Altura y la degustación de la distribuidora Clusters junto a Cabaña Piedras Blancas.  Esta última nota fue la primera en salir en el portal de vinos portorriqueño PRWineNews.
 En octubre, también, nos casamos y hubo nota de los vinos.
No puedo olvidarme de los Blogueros del Vino, ese pequeño grupo de bloggers serios que hablamos de vinos y nos nucleamos en un grupo virtual que además hace eventos conjuntos como nuestras Lupas: de otras cepas, en honor a San Martínrosados, blancos y propuestas para las fiestas.
Para cerrar el año, pateamos el tablero y nos quedamos firmes a escuchar las críticas y comentarios.  Nada de esconderse, ni escudarse tras el anonimato.  La recepción fue muy positiva.

Queda mucho afuera, les toca a ustedes revisar qué les falta leer del blog, pero estas fueron las notas más destacadas.  En una próxima nota les cuento cuáles fueron las 10 notas más leídas del año (para mí fue sorprendente).



jueves, 2 de enero de 2014

Sophenia: "camino al vino perfecto"

La frase del título no es una exageración mía, así definió Matías Michelini al acontecer de los vinos de Finca Sophenia. Con los primeros calores primaverales, se hizo una gran degustación de todos sus vinos, incluyendo una mini-vertical del Synthesis Blend.  La presentación estuvo a cargo de Rogelio Rabino, enólogo principal (al momento de salir la nota en Kaikén), y Matías Michelini, enólogo consultor junto a Michel Rolland.  Mientras veíamos el camino que tomaban sus vinos a través de los años, lanzaron esa frase con orgullo.

Quien escribe y algunas fotos del evento. Entre ellas Roberto Luka, el fundador, y SOPHia Benvenuto y EugENIA Luka, inspiradoras del nombre de la bodega

El Sophenia Synthesis The Blend es el vino más premiado de la bodega y en la vertical pudimos catar las añadas 2004, 2006 y 2008.  La idea no era hacer una degustación de todas las añadas, sino entender cuál es el rumbo que van tomando sus vinos.  Un rumbo cada vez más definido hacia la expresión del terruño de Gualtallary, Tupungato, a 1200 metros sobre el nivel del mar.
The Blend son vinos que se muestran lentamente, con sutileza y elegancia.  Vinos frescos, con buena fruta y una acidez marcada, pero que no incomoda, lo que la hace genial.  El 2008 fue el que se distinguió entre los tres por ser más complejo, con una nota herbal elegante que las otras añadas mostraban tímida y una mayor mineralidad.  Rogelio Rabino nos explicaba que la añada 2008 fue muy alabada por la crítica, a pesar de haber sido su peor cosecha en términos generales.

Sophenia Synthesis The Blend 2004, 2006, 2008

Después de la vertical, se pudieron probar todos los vinos de la bodega.  Como verán a continuación la lista es muy larga, para no aburrir voy a nombrar los vinos y haré un comentario rápido de cada línea, tratando de no ser injusto con las generalizaciones.

Altosur Chardonnay 2013 ($65)
Altosur Sauvignon Blanc 2013 ($65)
Altosur Cabernet Sauvignon 2012 ($65)
Altosur Malbec 2013 ($65)
Altosur Bonarda 2013 ($65)
Altosur Malbec Rosé 2012 ($65)

Altosur es la línea joven de la bodega y destacan por su frescura y buena calidad final.  Mis elegidos son el Cabernet Sauvignon y el Bonarda, que pude probar antes de que salga al mercado.  El resto de los vinos me pareció que estaban muy bien para su segmento.
No quiero olvidarme del Malbec Rosé, dulzón, ágil y sabroso.

Sophenia 2 Torrontés-Sauvignon Blanc 2012 ($80)
Sophenia 2 Malbec-Syrah 2012 ($80)

Sophenia 2 son bivarietales, donde se busca el equilibrio o la sorpresa.  No me deslumbraron, pero sí resultan vinos complejos, y los varietales bien seleccionados se complementan.  Por ejemplo, en el corte blanco, donde el Torrontés aporta su dulzor y el Sauvignon Blanc su acidez y paleta de aromas.

Sophenia Reserve Chardonnay 2012 ($105)
Sophenia Reserve Viognier 2012 ($105)
Sophenia Reserve Sauvignon Blanc 2012 ($105)
Sophenia Reserve Syrah 2011 ($105)
Sophenia Reserve Merlot 2008 ($105)
Sophenia Reserve Malbec 2011 ($105)
Sophenia Reserve Cabernet Sauvignon 2011 ($105)

Los tres blancos de esta línea son muy buenos, minerales, expresivos, elegantes y largos.  El Viognier es voluptuoso (hubo un anticipo aquí); el Sauvignon Blanc, más austero y refinado; el Chardonnay, meloso y de buena tipicidad.
Entre los tintos destaca claramente el Syrah, por su estilo y complejidad; el Malbec y el Cabernet Sauvignon son muy buenos representantes de qué puede dar Tupungato sobre estas cepas; el Merlot, tiene un gran potencial a la espera.  Todos vinos complejos, con una acidez que aporta frescura y elegancia.

Rogelio Rabino y Matías Michelini

Sophenia Synthesis Sauvignon Blanc 2012 ($170)
Sophenia Synthesis Malbec 2011 ($210)
Sophenia Synthesis Cabernet Sauvignon 2011  ($170)
Sophenia Synthesis The Blend 2009 ($330)

Acá trataré de ser un poco más preciso, porque la línea más reconocida de la bodega lo amerita.  El Synthesis Sauvignon Blanc es casi transparente, mineral y de rica acidez.  Todos sus SB son muy buenos y tienen claras diferencias, como una escalera ascendente que tiende hacia la austeridad y compleja elegancia.  100% Uco como todo el resto.
El Syntheris Malbec está entre mis Malbec favoritos, sin dudarlo.  Fresco, apabullantemente floral y complejo.  El ingeniero Rogelio Rabino me explicaba que la acidez de estos vinos le aportan la estructura necesaria para la guarda y eso subió mi nivel de ansiedad para armar una vertical de este Malbec algún día.
El Synthesis Cabernet Sauvignon es una novedad.  Muy diferente a lo que estamos acostumbrados, su elegancia lo aleja del Cabernet rudo que te golpea con sus taninos.  Muy joven aún, tiene un potencial increíble y, por las dudas, ya compré una botella que está a la espera.
Del Blend, me queda poco por decir sin repetirme.  Un vinazo.

Roberto L 2009 ($400)

Éste es el vino ícono de la bodega, con la misma base del Synthesis The Blend, pero mayor complejidad y estructura.  La añada 2009 está pasando un gran momento, donde los taninos se van mostrando redondeados.

Sophenia Brut Nature ($85)
Sophenia Tardío 2011 ($99)

Para el final dejé a su espumoso y su cosecha tardía.  El primero, de buena burbuja, elegante y floral es una excelente opción para brindar.  El tardío me gustó mucho también porque no era empalagoso, sino equilibrado y versátil.


En conclusión, Finca Sophenia es una bodega muy consistente en su propuesta.  Vinos de calidad indiscutible, donde el terruño no se disfraza y le aporta su identidad: una acidez que es la columna vertebral que sostiene a sus vinos y les otorga frescura y buena guarda; la mineralidad de Gualtallary; la fruta fresca; la clara diferencia entre una línea y otra; la búsqueda constante.
No creo que exista el vino perfecto y con los vinos, como con los seres humanos, eso es algo muy bueno.  En el caso de Sophenia, han encontrado un estilo, un norte, un modelo ideal y hacia allí ponen proa, hacia vinos que cada vez gustan más.

También hubo música en vivo