viernes, 8 de mayo de 2015

Corre, Nina, corre


Desde hace unos años a esta parte, las Bodegas San Huberto vienen relanzando con constancia y trabajo sostenido sus diferentes líneas de vinos. Empezaron con la línea Joven, con una importante campaña publicitaria y de presencia en restaurantes, y siguieron con las líneas Roble y Cabo de Hornos, trabajando en forma similar pero acorde al producto. Ahora le llegó el turno a Nina, su línea premium, y pudimos probar todas sus etiquetas junto a Leonardo Spadone, presidente de la bodega.
Mientras íbamos probando los distintos vinos, Leonardo nos habló sobre la actualidad de la bodega y nos puso al tanto de nuevos proyectos. Empresarios desde la cuna, los Spadone no dejan de crecer, de innovar y de planificar a futuro. Así pasaron de medio centenar de hectáreas en La Rioja en 1999 a algo más de 300 repartidas entre tres bodegas: la original de Aminga, La Rioja; la ex bodega Picolini en Vistalba, Luján de Cuyo; y una de extramuros en Huailai, China. Esto último, que personalmente desconocía aunque ya están allí desde hace 10 años, los pone entre las bodegas argentinas pioneras en plantar un pie en China y con potencial verdadero de expansión allí. Por eso también están entre las 10 mejores bodegas exportadoras a China; su conocimiento de las vueltas y códigos del mercado asiático les otorgan una posición envidiada por muchos.
Además de volver a probar los tintos de Nina la cata contaba con la particularidad de que se presentaban también algunas novedades que amplían la línea. Fuimos recibidos por uno de los vinos que se estrenaban: Nina Extra Brut, un rico espumoso hecho por el método Charmat con una composición de 60% Chardonnay, 30% Torrontés Riojano y 10% Sauvignon Blanc. El resultado es un vino agradable y de intensos aromas frutados con un estilo que va a gustar a un público amplio por su entrada apenas dulce y buen equilibrio.
Luego pasamos a lo que siempre fue el plato fuerte de la bodega: los tintos. Arrancamos por el Nina Blend 2011, un trivarietal 50% Petit Verdot, 30% Cabernet Sauvignon y 20% Malbec con 12 meses de crianza en barricas. Si bien todos los vinos de San Huberto se destacan por su muy buena Relación Precio/Calidad, este siempre fue un gran valor entre los vinos de alta gama. Hay una nota enterrada en este blog donde se destaca lo mismo, un vino que impacta de entrada con sus agradables aromas y se reafirma con sensaciones amenas que invitan a continuar.
En un diálogo relajado, lleno de pequeñas perlitas de la vitivinicultura argentina, fuimos probando y maridando los vinos con los ricos platos que preparan en Elena, uno de los restaurantes del Hotel Four Seasons. Como estábamos en un sector íntimo, con poca iluminación fue imposible tomar una foto decente, así que esta nota va ilustrada con fotos de la bodega.
La posta del Blend la tomó el Nina Cabernet Malbec 2011, un clásico corte casi mitad y mitad. Este vino apunta al estilo “potente”, donde a los frutos rojos del Malbec se unen a las especias del Cabernet Sauvignon. En nariz es muy divertido poder reconocer el aporte de ambos varietales y en boca su intensidad nos deja un gran final.
Tras estos vinos llegó el turno de los más top, una selección de lo mejor de la bodega: Nina Gran Petit Verdot 2009 y Nina Gran Malbec 2012, este último proveniente de Mendoza. Hay aquí una vinificación más cuidada, barricas de primer uso y cortes más precisos a la hora de hacer el vino final.
El Nina Gran Malbec 2012 tiene un claro rasgo frutado, complejo y con toques de vainilla y chocolate. Con su perfil intenso y herbal no es mi estilo de Malbec, aunque debemos reconocer que un poco más de guarda no le sentará nada mal.
Leonardo Spadone nos contaba que cuando compraron la bodega había una pequeña parcela de Petit Verdot que iba a ser destinada a cortes, como típicamente se hace en Francia. Sin embargo, cuando el enólogo Juan Banno y Mauricio Lorca, su asesor, vieron los vinos que de allí surgían decidieron embotellarlo como varietal. Así, casi de casualidad, nació el Nina Gran Petit Verdot uno de los primeros vinos Premium de este varietal en nuestro país y una referencia obligada para los amantes de la cepa. En esta ocasión probamos un 2009 y nos sorprendió su tersura y la complejidad de aromas. Un vino para disfrutar ahora o guardar que puede evolucionar de maravillas. Se llevó todos los aplausos.
A la hora de los postres, cuando suele complicarse la cosa con algunos tintos, llegó la hora de la otra sorpresa: Nina Moscato Giallo Dulce Natural 2013. La Moscato Giallo pertenece a la familia de las Moscatel y es típica del norte de Italia donde se la destina principalmente a la elaboración de passito, un vino de postre. En el caso del Nina estamos ante un vino dulce natural donde no se exagera con el azúcar, lo que gustó porque no satura el paladar a la hora de los postres. Sus aromas y sabores frutados lo vuelven un acompañante ideal de la sobremesa, muy rico y equilibrado.

Hace rato que Nina viene corriendo. De a poco va expandiendo sus brazos para mostrar todas las posibilidades de una línea más amplia y ahora puede abarcar una comida de punta a punta. Hace tiempo que viene corriendo por China y vuelve con impulso renovado a recorrer y afianzarse en el mercado local. Lo tiene todo para lograrlo, volumen, calidad, proyección y buenos precios; así que corre, Nina, corre.



6 comentarios:

  1. Hola, no tuve el gusto con las actuales añadas de los Tintos, pero noto -y desde hace un tiempo- que no ponés los precios en buena cantidad de notas.
    Si es por los aumentos de precios, por más que cambien varias veces al año e incluso, a veces -algunas bodegas-, en mucho porcentaje, siempre es otra muy buena referencia.
    Porque si hablamos de Vinos de 200 pesos -por ejemplo- es claro que lo menos que uno tendría que percibir es que están muy buenos. Ahora, si esa misma consideración es para Vinos de $ 30, pasa a ser algo muchísimo más interesante para muchísima más gente.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me cansé de poner precios que dentro de unos meses quedan desfasados. Pretendo que las notas trasciendan un poco más aunque no hablamos de productos estáticos. Pero si aclaro que todos tienen una buena RPC, algo que vengo destacando sobre todo cuando es muy muy buena.
      Ahí van los precios al día de hoy:
      Nina Extra Brut $85
      Nina Blend $98
      Nina CS-MA $171,50
      Nina Gran PV $266
      Nina Gran MA $294
      Nina Dulce Natural $120

      Abrazo

      Eliminar

    2. Hola Ariel..!!

      A muchos nos ayuda conocer los precios, aunque imaginemos que puedan ser sugeridos.-
      Por ejemplo: tu informe Variété de vinos por menos de $ 65; siempre lo consideré
      de gran ayuda... y mi bolsillo agradecido.-

      Buena Idea..!! Salud y Saludos.-

      Eliminar
    3. Hola Jorge,
      a veces pongo los precios como en esa nota o en otras donde coloco el rango de precios aproximado donde se encuentran, pero no quiero ser muy preciso porque no tiene sentido.

      ¡Salud y saludos!

      Eliminar
  2. Muy buena nota Ariel! Muy buena por como está escrita y porque das a conocer como realmente te parecieron los vinos.
    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Antonio, un gusto que hayas vuelto!

      Abrazo

      Eliminar

¡Opiná con libertad!
Voy a tratar de que tu comentario aparezca en la entrada cuanto antes
¡Gracias!