miércoles, 3 de junio de 2015

2° edición de Vinos de Argentina

Por segundo año consecutivo la Vinoteca 1912 (Av. Gral. Indalesio Chenaut 1912, Buenos Aires) se arriesgó a más y armó su propia feria de vinos.  El año pasado fui cordialmente invitado y no pude estar, pero este año fui de los primeros en ingresar el sábado 9 de mayo en el hotel boutique Casa Las Cañitas.  Los sommelier y representantes de las bodegas estaban todavía descorchando y organizando sus mesas cuando llegué con mi copa a probar todo lo que hubieran traído.
Fue una linda feria, con bastante gente, pero sin mucho amontonamiento.  El público se notaba conocedor y que iba a buscar algo más que el chupodromo que se vuelven otras ferias más masivas.  La idea de 1912 era mostrar en la feria la mayor cantidad de exponentes del país, por lo que todas las provincias productoras estaban representadas, algo que no se ve en ningún evento así.


Los vinos de la provincia de Buenos Aires estaban representados por Silos, vinos que se hicieron en Chapadmalal y que se han vuelto joyitas escasas y muy buscadas.  Su Sauvignon Blanc 2013 sigue estando impecable y es un gran vino al igual que su Pinot Noir.
A su lado, como en la geografía, estaban los vinos de La Pampa representados por Bodega del Desierto, la única de la provincia hasta donde sé.  Poder repasar sus vinos fue confirmar la grata impresión que me vienen causando en estos meses en que pude probar varias de sus etiquetas.  Sencillamente están en un nivel muy alto, con identidad y un concepto que gusta a un público amplio.
Los patagónicos dijeron presente con bodegas como Patritti, Humberto Canale y Videla Dorna.  Entre todos me gustaría resaltar el trabajo de Videla Dorna, un proyecto particular emplazado en la isla de Choele Choel, Río Negro.  Su Calfulén Pinot Noir es intenso y muy interesante para quienes quieren probar algo distinto, y su Malbec es de esos que no podés dejar de decir “qué rico”.  Como decía más arriba todos los patagónicos han mostrado una gran calidad y diversidad de estilos, les falta mejorar la comunicación nomás.


Entre otras zonas no tradicionales allí estaban Entre Ríos con los vinos de Vulliez Sermet y Córdoba con los Navarro Torre. He hablado de los primeros anteriormente y me gustó mucho ver el crecimiento que han tenido en estos años.  De los cordobeses destaco su Sauvignon Blanc y su Rosé.
Las provincias del norte argentino estaban muy bien representadas.  De Tucumán estaban los siempre cumplidores Siete Vacas; de Catamarca los Tizac cuyo Bonarda me gustó al igual que un corte de Cabernet Sauvignon y Malbec; La Rioja dijo presente con toda la línea Nina de San Huberto; Jujuy tampoco faltó con su única bodega, Fernando Dupont, y su exquisito Pasacana; de Salta hubo dos pesos pesados: los irreprochables vinos de Colomé, y los Tukma que recomiendo tomar jóvenes.


En una degustación de vinos tan federal, la capital del vino argentino también estuvo en la feria.  Pero por la cantidad de bodegas y vinos mendocinos te pueden copar el evento así que se limitó su presencia, dándole a todo un carácter más parejo.  Estaban presentes Altos las Hormigas y Colonia La Liebres con su Malbec y Bonarda de cabecera, nunca faltan en mi cava.  También estaban los Vinorum, una bodega no tan conocida pero de buenos vinos y por lo general de buen precio.  Los que llevaron mucho de su larga línea de vinos fue Bodega Cicchitti que siempre tiene alguna perlita o varietal poco frecuente.  Quizás el contexto de las ferias, donde siempre los pruebo, no sea el mejor pero tengo que mirarlos con más detenimiento.
Entre guitarras y un clima ameno uno podía disfrutar una gran cantidad de vinos, muy buenos representantes de sus tierras natales.  Caté mucho más de lo que comento en esta breve nota, se imaginarán, pero no podría hablar de todos ellos.  Sin embargo quise recalcar esas bodegas y vinos.
Desde Vinarquía aplaudimos este tipo de iniciativas, son pocas las vinotecas que hacen cosas así y que genera ventas y contacto con el consumidor en un clima ameno sin solemnidades. ¡Felicitaciones para Vinoteca 1912 y las distribuidoras y bodegas que se sumaron a la iniciativa!



4 comentarios:

  1. Anónimo6/6/15 1:03

    Ejem! Vasija Secreta de Salta también estuvo presente! con Gata Flora!
    Besos Ariel!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola,
      sí, también estuvo Gata Flora! y algunas bodegas más que quizás no nombré como Montechez, Santo Negro y Tierra Mayor. Gracias por recordármelo.

      ¡Saludos!

      Eliminar
  2. Me gustó mucho la feria Ariel, aplaudo la iniciativa de Vinoteca 1912 de federalizar la feria. Me encontré con algunas botellas bastante interesantes que no conocía. Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad que es una gran iniciativa. Espero que haya más así, muy linda la feria.

      ¡Abrazo!

      Eliminar

¡Opiná con libertad!
Voy a tratar de que tu comentario aparezca en la entrada cuanto antes
¡Gracias!