miércoles, 21 de octubre de 2015

[Infografía] El vino: conservación, copas, temperatura y servicio


Esta infografía nos llega de la mano de los amigos de Stampaprint y resuelve muchas dudas sobre aspectos básicos que todo enófilo debe saber: cómo conservar nuestros vinos, qué estilo de copa elegir, a qué temperatura beber el vino y otros detalles a tener en cuenta a la hora de servirlo.  Muy clara y bonita infografía



viernes, 9 de octubre de 2015

Recomendados del mes de octubre

Aunque estoy escribiendo poco, estoy descorchando mucho.  Y de entre todo lo que vengo probando (añadas nuevas, vinos recién salidos, cervezas y otras extravagancias con alcohol) quisiera hacerles una selección de los 10 vinos más recomendables del mes.


Un Blend
Vaglio Chango 2013.  Este vino forma parte del proyecto de José Lovaglio Balbo, hijo de la afamada Susana Balbo pero con méritos propios como enólogo.  Cada uno de sus vinos busca representar un momento de su vida y este blend 65% Malbec, 20% Tannat y 15% Cabernet Sauvignon se inspira en su infancia en el Valle de Cafayate.  Se siente la tipicidad del Malbec de Altamira fusionada con la fruta madura de Cafayate.  Sus aromas complejos recuerdan al cassis, hierbas y toques de la crianza como chocolate.  En la copa, lentamente Altamira se abre paso y aparece ese aroma que la caracteriza y que recuerda a los duraznos y el té.  En boca se percibe una fruta sabrosa y una tersura vibrante, con buena estructura y final.  Gran compañero de carnes

Otro Blend
TOPO Lote 007 Blend 2014.  Un corte 50% Malbec, 30% Cabernet Sauvignon y 20% Cabernet Franc que se muestra bien sólido en su factura.  Tiene un perfil más clásico que los anteriores lotes como bien señaló Fabián Mitidieri.  Sus aromas son complejos y en interesante amalgama: fruta roja, pimienta, ají y algo de tabaco.  Un vino con gran estructura y largo final de boca que se disfruta al máximo acompañado de un buen asado criollo.  Como siempre los TOPO tienen una RPC excelente garantizada y, en este caso, buen potencial de guarda aunque hoy está para disfrutarlo con todo.

Un Malbec
Febrero Riojano Malbec 2015.  Un Malbec algo tímido al que le cuesta mostrar todo su perfil de frutos rojos.  Finalmente lo hace acompañado de detalles de hierbas y toques de la madera.  Su fuerte está en su suavidad, cremosidad (si vale), frescura y agradable sabor que lo hacen super drinkable.  Para todos los días y un poco más también.  Muy versátil y digno de aplausos.

Otro Malbec
Chakana Estate Malbec 2014.  Este es uno de esos vinos que se pueden convertir en tu Malbec de cabecera tranquilamente.  Sobre todo por la constancia que mantiene la bodega en está y las demás etiquetas que posee.  Sus aromas complejos muestran un perfil de fruta roja, ciruela, algo de humo y leve tostado.  Su fuerte está en boca donde es fresco, jugoso y la fruta se siente más madura que en nariz.  Tiene  un largo final y deja una sensación crispada en la lengua que lo volvió un gran compañero de quesos.  Con esta cosecha, además estrenan certificación orgánica.


Un Cabernet Sauvignon
Los Haroldos Reserva de Familia Cabernet Sauvignon 2011.  Un Cabernet Sauvignon de buena tipicidad, con abundante fruta roja, algo de pimientos y humo.  En boca no redunda en los Cabernets super concentrados, sino que es maduro, pero con ligereza y buena acidez.  Lo tiene todo en buena medida, con un gran equilibrio general.  Lo disfrutamos de punta a punta sin cansarnos, porque un vino ícono no necesita caer en la concentración exagerada.  Entre los tres mejores del mes seguramente.  

Otro Cabernet Sauvignon
Punto Final Cabernet Sauvignon 2013.  Un Cabernet frutado y con el aporte de complejidad propio de la madera.  Sus aromas  incluyen pimienta, regaliz, notas herbales y de chocolate, siempre encuadrados por la fruta.  Es un vino con estructura firme, pero elegante, con gran presencia y final. Un rico Cabernet Sauvignon de alta gama a muy buen precio.
Y ya que estamos hablando de Renacer, atenti porque ya está el nuevo Punto Final Sauvignon Blanc dando vueltas y viene espectacular como siempre.

Un blanco
Febrero Riojano Torrontés Riojano 2015. Comienzan a asomarse los Torrontés del año y los amantes del varietal ya estamos parando las antenitas buscando información de los más ricos.  Anótense este y aprovechen a tomarlo joven.  Van a encontrar aromas a ananá, pera, azahar y un leve cítrico.  Al beberlo se siente untuoso y balanceado con un buen final.  Además solo tiene 12° de alcohol, lo que lo vuelve más ágil y disfrutable.  Pulgares arriba. 

Otro blanco
Los Haroldos Reserva de Familia Chardonnay 2012.  Un Chardo con crianza de 9 meses en barricas y 6 más de estiba en botella a un precio muy bueno.  Sus aromas tiran para el lado de las frutas tropicales, algo cítrico y un levísimo tostado.  Por supuesto, lo mejor está en boca donde se muestra untuoso y llena el paladar, dejando una larga y agradable sensación.  El secreto de este vino está en el equilibrio logrado con una buena acidez.  Su estructura lo vuelve muy versatil a la hora de la comida.

Un distinto
2KM Malbec - Cabernet Franc 2013.  Había oído hablar mucho de este vino, hasta que pude probarlo en una degustación en Mr. Wines y luego con calma en mi casa.  Todos decían que era espectacular, increíble y demás cosas... y tenían razón.  Es un vino de nuevo estilo, liviano, fresco, con toda la vivacidad de Altamira y el estilo genial de Juan Pablo Michelini.  Mucha fruta, flores, toques minerales y el terruño bien presente de Altamira para quien sepa (o quiera) reconocerlo.  Su textura aterciopelada, o de tiza, y su acidez vibrante lo vuelven único.  Aplausos de pie.  Para disfrutar ya o guardar.

Otro distinto
Fondo de Azcuénaga Pinot Noir 2013.  El más raro de la selección debe ser este Pinot Noir hecho en Morón con uvas de Mendoza.  Sus creadores son los amigos de Hago mi vino, que enseñan a hacer vinos en la zona oeste del Gran Buenos Aires y también tienen su producción personal, conocida como Fondo de Azcuénaga.  Si bien no logran tener todo el control del viñedo que desearan, logran vinos muy dignos como este Pinot Noir de aromas frutados y de hongos.  Tiene una agradable textura y buen final.  De entrada engañan su color, concentración y alcohol elevado, pero el vino logra la finura que falta en muchos vinos caseros.  En la Ciudad de Buenos Aires se consigue en Pulpería Quilapán.