sábado, 6 de agosto de 2016

Diversidad 2016


Un poco a esta altura del año se me da por la futurología. Algo así como una Ludovica Squirru del vino, pero varón y sin signos del zodiaco. O sea, nada que ver, pero con ganas de pensar que cosas pasarán en el año que empieza.
Las condiciones económicas de los últimos años y un mercado, si bien pequeño, cada vez más sofisticado y que exigía novedad tras novedad llevaron a una diversidad en la góndola nunca vista en el mercado nacional. Aparecieron varietales que nunca habíamos visto en etiquetas locales o que aparecían de forma muy esporádica como Trousseau, Garnacha o Grenache, Caladoc, Ancellota, Touriga Nacional, Semillon o Riesling.
Modas aparte, también se diversificaron las formas de vinificación que se sumaron a las más tradicionales y confiables ampliando el abanico de estilos: huevos y piletas de cemento, maceración carbónica, blancos de uvas tintas, cosechas tempranas y el uso más responsable (¿) de la madera.
Un juego matemático podría llevarnos a una serie amplísima y multiplicamos las líneas precedentes con la gran expansión y búsqueda de nuevos terruños. Alturas extremas en busca del frío salteño o mendocino, la aparición de zonas no tradicionales como Buenos Aires y La Pampa con vinos de calidad, el crecimiento de los productores de Tucumán, el esperanzador Valle del Pedernal en San Juan y un largo etcétera que todavía está en desarrollo.
¿Qué nos espera para 2016? Todo eso mucho más profundizado. Se vienen nuevos varietales como el Nebbiolo, Monastrell, cepas italianas poco conocidas en el país y otros varietales más tradicionales en zonas donde nunca los hubo. No se extrañen del desembarco de Cabernet Franc salteño, Torrontés de zonas frías de Mendoza y PetitVerdot y Chenin que antes se destinaban a cortes y ahora aparecerán como varietales. La lista es larga y circula bastante off the record por eso no puedo arriesgarles nombres ni especificar mucho más.
No quiero entrar aquí en discusiones de hasta dónde llegan las Indicaciones Geográficas o si son necesarias, pero es inevitable que se siga el proceso de demarcación y la exploración de nuevos lugares. Eso es lo lindo del Nuevo Mundo, todo está haciéndose y todo es posible.
Cada una de estas novedades moviliza a los enófilos. Literalmente debemos correr a buscar cada nueva etiqueta porque las partidas suelen ser muy pequeñas y comercializarse en vinotecas muy específicas. Las redes sociales son cada vez más una aliada indispensable de los locos del vino, esos que queremos probarlo todo. Y a veces no nos da la billetera, porque muchas de estas novedades tienen precios inversamente proporcionales a la cantidad de botellas (alguien dirá directamente proporcionales, pero esa discusión la dejamos para otra vez). Ahí es cuando debemos abrir los ojos como consumidores, por lo general la escasez se cobra cara y no todo lo nuevo es bueno. Entendámonos, porque un vino sea de partida limitada y un varietal raro no quiere decir que sea bueno. Podrá gustarnos y hasta ser interesante de probar, pero no todo es de calidad o armónico. No aplaudamos cualquier transgresión por bajar la guardia.
Debemos esperar un 2016 repleto de novedades de bodegas pequeñas y grandes. Diversidad, diversidad y más diversidad. Espero que podamos tener el tiempo, el dinero y el hígado para enfrentar el desafío de todo lo que se viene. Pero hay algo seguro: será divertido.


Nota publicada originalmente en Pausa Magazine



6 comentarios:

  1. nota picante de alguna forma
    saludos!

    ResponderEliminar
  2. Esta buena la nota. Frente al universo Rollandizado del malbec y otras cepas que se vinifican con técnicas de sobremaduración y concentración muy parecidas, yo aplaudo la "diversidad" y que se prueben diferentes cepas en variados terruños, pero sin perder el foco en la cepa principal (la que mejor se dá) en ese terruño. Habría que plantearse denominaciones de origen no?
    Finalmente y lo peligroso, ademas del precio que mencionas, de estas novedades enológicas es que "muchas son malísimas" y te las venden como si fueran obras de arte.
    Salute

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido 100% Fabian. Me encanta que haya tanto nuevo, pero no todo es bueno.

      ¡Salute!

      Eliminar

¡Opiná con libertad!
Voy a tratar de que tu comentario aparezca en la entrada cuanto antes
¡Gracias!