miércoles, 23 de noviembre de 2016

¿Qué podemos saber de un vino con solo mirarlo?

Fuente: Pausa Magazine

Los que leen seguido mis notas saben que no soy de los que se detienen mucho en la fase visual de la cata de vinos. Las diferencias entre rojo rubí, rojo picota o rojo granate es una discusión que no nos merecemos. Sin embargo, en muchas oportunidades la vista nos puede dar información valiosa y también jugarnos malas pasadas. Veamos cómo sacarle provecho.
Lo primero que veo al abrir una botella es el corcho. Si se perciben filtraciones, es decir si el vino “caminó” hasta el borde del mismo, es posible que haya entrado oxígeno y que el contenido no esté en las mejores condiciones. Puede deberse a problemas de encorchado provenientes de la bodega o una mala estiba que resecó el tapón. En vinos con muchos años de añejamiento es normal que el corcho se vaya deteriorando y el vino avanzando, así que a no asustarse.
Al servirnos la copa, debemos inclinarla unos 45° contra un fondo blanco para observar su color. Sin ponernos a discutir qué tono tiene el vino, lo primero que podremos observar es si estamos ante uno joven o viejo. Con los años, los antocianos, responsables de la pigmentación del vino, van cambiando de color. Es un fenómeno complejo, pero baste decir que con los años un vino joven de color púrpura va a ir virando al marrón.
Ese envejecimiento también nos puede generar precipitados/posos/borras en el fondo de la botella. Eso es normal y no debemos tomarlo como un defecto. Sin embargo, si el vino se presenta inusualmente turbio puede ser que esté defectuoso o haya sido embotellado sin filtrar, cosa que pasa con algunos vinos de nicho. Por lo general, el aspecto de un vino debería ser límpido y brillante.
Otro aspecto que podremos percibir al inclinar nuestra copa es la profundidad del color o “capa”. Dependiendo de la forma de vinificación, el tipo de uva, la cosecha, etc. podremos encontrarnos con algunos más oscuros y otros que nos permiten ver a través de ellos. Más que de su calidad, esto nos habla de estilos, por lo menos en nuestro país. Por ejemplo, los Malbec de alta gama suelen ser “vinos negros”, como se los conocía en la Edad Media, porque en ese segmento se buscan vinos concentrados y con mucha presencia de madera; o los Pinot Noir que suelen ser muy translucidos y con colores vahídos, porque es el estilo más representativo y valorado de la cepa.
Al girar nuestras copas, todos habrán notado cómo caen esas “lagrimas” por los lados interiores y cómo no todos los vinos son iguales en ese sentido. Hay un largo debate sobre estas “piernas”, como también se las conoce. Algunos plantean que se debe a la presencia de glicerina en el vino y que cuanto más glicérico mejor. Otros que es una tensión superficial producida por el alcohol, o sea que a más alcohol tendrás lágrimas más consistentes. Esta última explicación parece ser la acertada más allá de la popularidad de la primera, así que a no maravillarse con “el llanto” del vino.
Donde juega mucho el aspecto visual es en los espumosos. Nos gusta ver subir sus burbujas y la copa flauta ayuda a percibir esto, además de evitar que se nos vayan rápido. Cuando se los elabora con el método tradicional, las burbujas son constantes y finas. En cambio, con métodos como el Charmat las burbujas tienden a ser mayores, más burdas, algo considerado de calidad menor.
Si recién te estás iniciando en la cata de vinos, te parecerá que son demasiados aspectos a tener en cuenta. Tranquilo, los que mandan son los sentidos del gusto y del olfato. Observar una copa nos ayuda a detectar problemas iniciales y a obtener más información general. El catador experimentado percibe casi todo esto de un vistazo general y si algo le llama la atención se detiene y lo analiza particularmente.


Ariel Rodríguez, para Pausa Magazine




4 comentarios:

  1. Siempre suman este tipo de notas, siempre se aprende algo ;) Salú!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca dejamos de aprender, por lo menos yo.

      ¡Salú!

      Eliminar

¡Opiná con libertad!
Voy a tratar de que tu comentario aparezca en la entrada cuanto antes
¡Gracias!