lunes, 17 de abril de 2017

#AWBdescorchaMalbec - Altos Las Hormigas, identidad del terruño

Una vez más los Argentina Wine Bloggers unimos esfuerzos para lanzar una actividad conjunta.  Como ya hicimos en diciembre, esta vez AWB descorcha Malbec para celebrar a nuestra cepa insignia en su día.  Por mi parte aprovecho para comentar los vinos de una de las bodegas más icónicas a la hora de hablar de Malbec: Altos las Hormigas.  Las nuevas añadas están increíbles y recientemente Tim Atkin lo ratificó con excelentes puntajes.  Imperdibles.

Viñedo de ALH antes de la vendimia 2017, foto de Leo Erazo

La introducción de un “viejo” catador

Mi primer contacto con los vinos de Altos Las Hormigas fue hace unos cuantos años atrás. Te hablo de cuando su etiqueta no era blanca sino amarilla y su nombre y estética todavía llamaban mucho la atención. Recuerdo que en esa época que parece tan lejana, pero de la que no deben haber pasado más de 7 años, sus vinos me gustaban sin llegar a emocionarme. Los probaba año a año y los sentía correctos, con la madera muy presente. Hasta que un año (creo que por 2012) cambiaron la forma de elaboración radicalmente y sus vinos me atraparon. Dejaron de lado la concentración y la madera para permitir vinos más frescos, más expresivos, menos pesados y con la mirada puesta en ese terruño que tanto les costó domar.
Aunque hubo “hormiguistas” de la primera hora que se enojaron con el cambio de estilo, la realidad es que desde allí no pararon de crecer y de marcar bastante la cancha. El obsesivo trabajo de suelos del equipo y su alto nivel de exigencia a la hora de sacar los vinos son los responsables. Para muestra, basta un botón, dice el viejo adagio de los vendedores de ropa: se arrancaron viñedos que estaban implantados en suelos que no aportaban nada al Malbec y no le permitían llegar a la calidad deseada. “Es todo pasión. Prácticamente no es un emprendimiento viable comercialmente” nos contó Alice Viollet, Market Manager de la bodega.
La misma Alice nos explicó que gran parte del cambio de paradigma enológico tuvo que ver con el uso de la madera, algo que ya habíamos percibido en los vinos catados. No es que dejaron de usarla sino que se pasaron a fudres de 3500 litros. De esta manera el impacto final es más sutil, aportando lo que tiene que aportar y dejando expresarse al vino con libertad.


Los vinos

Altos Las Hormigas se especializa en tintos a tal punto que no tienen blancos y el único espumoso está elaborado con Bonarda. Por lo tanto el Colonia Las Liebres Brut Rosé fue el elegido para abrir la cata. Es un espumoso sutil y frutado del que nunca sabrías con que cepa se elaboró si no leés la etiqueta. Lo elaboran en la champañera Cruzat, especialistas si los hay, de donde consiguieron un vino equilibrado y con lindo regusto.
La línea de Las Liebres se completa con Colonia Las Liebres Bonarda Clásica 2015, una Bonarda vibrante, con buen nervio y fruta. Desde hace rato que este vino es uno de mis parámetros para medir el varietal en nuestro país.
Y empezamos con la danza de los Malbec, subiendo en la escala de profundización del terroir, la exigencia a la hora de seleccionar la uva y el precio. De los viñedos propios de la bodega nace el Altos Las Hormigas Malbec Clásico 2015. Acá no hay madera, es la pura expresión de la uva, con mucha fruta y tipicidad. Al beberlo se lo percibe fresco y frutado, tal el estilo buscado desde hace unos años. Un vino comodín.
Luego los clásicos llega la línea Terroir, donde se busca expresar una región a grandes rasgos y la madera empieza a asomarse: el 25% se guarda en fudres de 3500 litros durante 12 meses. Apenas si aporta estructura y algunas notas, pero nunca llega a robarse el protagonismo. Empezamos por Altos Las Hormigas Terroir Luján de Cuyo 2015, una novedad elaborada con uva proveniente de Barrancas, al sur de Luján de Cuyo.  Comparado con el anterior tiene una fruta más madura y es más concentrado de aromas. Las violetas y las ciruelas dicen presente en este vino fácil de beber, con textura tersa y agradable. Su compañero es el Altos Las Hormigas Terroir Valle de Uco 2015 cuya uva proviene de varios viñedos de Tupungato. Se lo siente intenso, llena la boca, vibrante y con algo de esa textura que llamamos “de tiza”. Dos buenos exponentes de sus terruños.
En la línea reserva el estudio de suelos que hace Leonardo Erazo se vuelve más presente. Para elaborar el Altos Las Hormigas Reserva Valle de Uco 2014 se buscó uvas implantadas sobre suelos calcáreos. A partir de aquí los vinos tendrán su punto fuerte en boca, con aromas más austeros y esquivos que se abren lentamente en la copa. En ese sentido es un Malbec con tensión, expresivo, con una larga sensación de tiza.
Como si se fuera haciendo un zoom sobre las zonas vitivinícolas del país, la última línea de Las Hormigas se va volviendo más específica y buscando expresiones más selectas de lugares específicos. Los elegidos son el Paraje Altamira y Gualtallary, seguramente las dos zonas más apasionantes del Valle de Uco. Empezamos por Altos Las Hormigas Apellation Altamira 2015, la añada más reciente. La embotellaron hace tan poco que aún necesita unos meses para acomodarse en botella. Y hablando de tiempo, hay que dárselo en la copa también para que se muestre Altamira. Se lo siente tenso, con textura y un sabor en boca entre frutado y láctico. El regusto que deja es una belleza.
Por su parte, el Altos Las Hormigas Apellation Gualtallary 2014 está a la par en calidad y concepto. Acá hay una gran expresión de aromas donde la fruta se percibe fresca. Donde se destaca es en las sensaciones que genera al beberlo. Un vino vibrante, con la famosa tiza a full y que sigue presente mucho tiempo una vez que se fue. Este y el anterior son vinos para obsesionarse con el terroir y descubrir sus secretos.


Las conclusiones de un “joven” catador

Las Hormigas es una bodega que se especializó en Malbec y lo sigue haciendo. La búsqueda es profundizar en el conocimiento de la cepa, su expresión e identidad. Tan es así que tienen un proyecto en conjunto con viticultores franceses de Cahors (el origen de nuestro querido Malbec) para trabajar en forma similar y retroalimentarse en el conocimiento y adaptación de la uva a distintos terruños.
El punto fuerte de estos vinos está “en la boca”, es decir en lo percibimos al beberlo. La línea conductora está dada por vinos vibrantes y frescos, donde los aromas no están tapados por una máscara de roble. Además, el estudio de suelos y la elaboración con baja intervención busca cuidar la expresión local por sobre un estilo globalizado.
Sinceramente, sus vinos me gustan cada vez más y creo que podemos verlos como una clara fotografía de lo vertiginoso de la industria vitivinícola argentina reciente: el cambio de paradigma, el respeto por el lugar de origen, la profundización de una identidad.


Notas relacionadas:
El Ángel del Vino: Altos las Hormigas - Cuando la tierra habla...
Nicolás Orsini Blog: Lo que se viene en Altos las Hormigas


16 comentarios:

  1. Muy buena nota Ariel! Y coincido con tus palabras finales :) Salú!

    ResponderEliminar
  2. Gran nota Ariel !! ALH en una bodega que hace muy bien las cosas, sus malbec son de lo mejor.
    Abrazo !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Silvio, es una bodega que siempre estoy mirando por lo mismo.

      Abrazo

      Eliminar
  3. Ariel tuve la suerte de estar en una degustación con Leo Erazo, y la verdad que dar placer ver la pasión y la profesionalidad con la que trabajan. En cuanto a los vinos, la descripción es tal cual la haces vos. Felicitaciones por la nota.
    Alejandro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Alejandro, gracias por leer y comentar. Es gente muy apasionada por lo que hace y por eso me gusta seguir su trabajo. Son el corazón de todo este mundo del vino que nos da tantas satisfacciones.

      Saludos

      Eliminar
  4. Consulta: el alto las hormigas terroir lujan d cuyo indica q esta elaborado con uvas proveniente d Medrano. Pero Medrano es una localidad compartida entre los departamentos d Junin y Rivadia, o no? Agradeceria la aclaracion.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola,
      lo consulté con la bodega y se debió a un error en la comunicación. Están en Barrancas, al sureste de Luján de Cuyo. Como están relativamente cerca de Medrano a veces lo usan como referencia y eso generó la confusión.
      Muchas gracias por la observación, ya lo corregí en la nota.

      Saludos y gracias por el comentario

      Eliminar
  5. "La línea conductora está dada por vinos vibrantes y frescos, donde los aromas no están tapados por una máscara de roble"
    Eso es lo mas importante de estos Malbecs, de los pocos que me gustan y sigo con regularidad.
    En la vereda de enfrente del Parker Idiot y Rollando!!!!
    Muy buena nota.
    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre cumplen y encima cada vez les salen mejor. Son imparables y lo demuestran añada tras añada.

      Abrazo

      Eliminar
  6. Qué buena nota Ariel! El mes próximo dirijo una cata de Altos Las Hormigas y hay datos que me vienen súper bien!! Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te sirva la nota. Ahí corregí un detalle sobre la ubicación de unos viñedos.
      Después contanos cómo estuvo esa cata. Seguro que les van a gustar mucho.

      Abrazo

      Eliminar
  7. Muy buena la nota (mejor que la mía, je je). Ahí agregué el link a la tuya así se complementan. Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Distintas nomás. Voy a hacer lo propio y linkear con la tuya y la de Nico Orsini.

      Abrazo

      Eliminar
  8. Colonia Las Liebres Bonarda Clásica 2015

    Este mismo vino, tomé en la cena del sábado.-
    Nunca falla y lo tomo desde 2005 / 2006 por ahí...
    Bonarda sabor Bonarda no tradicional; nada lo puede
    confundir con un Malbec, no Señor...
    Viene en botella preciosa (no entiendo mucho)
    pero creo que es como en
    las que se envasan, los Pinot Noir .-
    Como de costumbre, tus reportes:
    - Admirables.!!

    Saludos Ariel.-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jorge,
      que bueno es volver a leerlo por este rincón del cybermundo. Lo dicho, muy linda Bonarda y excelentes los Malbec.

      Abrazo

      Eliminar

¡Opiná con libertad!
Voy a tratar de que tu comentario aparezca en la entrada cuanto antes
¡Gracias!