viernes, 27 de julio de 2018

La hora de los pequeños productores

Pequeños productores en la Premium Tasting

La siguiente es una pequeña columna de opinión que me encargaron para un importante diario argentino. Iba a acompañar a una nota de mayor envergadura que finalmente no se publicó y no quería dejar de compartirla con ustedes.

Hace unos años se desató el furor por los vinos de autor. Afortunadamente, esa expresión que sonaba tan pretenciosa se dejó de usar y hoy hablamos de “pequeños productores”. La mayoría son jóvenes, formados, curiosos y se mueven al margen de las grandes bodegas. Sus vinos buscan ser originales, de calidad y, salvando algunas etiquetas, sus precios están en la franja media.

Antes las grandes bodegas los miraban con desdén y ahora estos pibes les marcan la cancha. Rescataron cepas, innovaron, apostaron por vinos más frescos y menos cargados de todo. Y las bodegas tuvieron que correr tras ellos, tratando de salvar esos terruños que habían escondido porque “no vendían” y cambiando su forma de vinificar.

De la mano de las vinotecas de barrio y las redes sociales, esos pequeños productores construyen su lugar. Y mientras los grandes necesitan correr sus líneas cuando los números queman, ellos aprovechan y seducen a nuevos consumidores con su autenticidad.




viernes, 20 de julio de 2018

#AWBdescorcha #AmigosDelBolsillo 10 vinos por menos de $300

Además de darnos apoyo mutuo, potenciarnos y juntarnos a beber algo, los Argentina Wine Bloggers también nos organizamos para lanzar notas en conjunto con motivo de celebrar alguna fecha especial.  Al igual que el año pasado, en 2018 quisimos homenajear otra vez el Día del Amigo porque el vino, al fin y al cabo, se disfruta más cuando se comparte.
Para darle una vuelta más decidimos ir no solo por nuestros vinos "amigos", sino aquellos que sean amigables con el bolsillo de los enófilos y nos pusimos el tope de U$S 10, que al cierre de esta nota ronda los $280.
Sin más preámbulos aquí van seleccionados ordenados por rango de precios y algún breve comentario.


Traful Vino Blanco S/A (~$100).  Este blanco pertenece a una línea intermedia de Bodegas López, ubicada entre el Vasco Viejo y el López clásico.  Está elaborado con uvas Torrontés y Semillón y claramente el primero se impone aunque el Semillón aporta alguna nota verde.  No tiene más pretensiones que ser un vino de mesa, pero se defiende mucho mejor que otros de su rango de precio, lo que demuestra la capacidad de la bodega de sacar vinos de gran calidad a precios accesibles.  Lo conseguís fácilmente por menos de $100.

Portillo Pinot Noir 2017 ($140).  Un Pinot Noir que ronde los $100 suena a rareza o intomable, sin embargo los Portillo de Salentein suelen cerrarnos la boca con sus vinos más que correctos.  En este caso es un Pinot simple, donde abunda la fruta roja como la cereza y, aunque es más corto de lo que deseamos para la cepa, se lo perdonamos por el precio.  Un vino perfecto para todos los días.

Innovación Ekigaina 2016 ($166).  La línea Innovación de Bodega Santa Julia es una de esas perlitas de la vitivinicultura argentina que siempre hay que seguir de cerca.  Regularmente sacan varietales muy raros en nuestro país a un precio increíblemente accesible.  En este caso tocó probar el Ekigaina, una cruza entre Tannat y Cabernet Sauvignon que acá dio un vino de estilo joven, con aromas a especias, pimientos y hierbas. Redondeado, con sabor frutado y cuerpo medio.Para experimentar sin ensartarse y acompañar comidas diarias.

Domaine Bousquet Premium Malbec 2017 ($199). A principios de año se relanzó este vino con una etiqueta renovada que demuestra que para beber un buen Malbec no hace falta hipotecarse.  Las uvas provienen de Tupungato y tiene una crianza de seis meses para darle un "toque" de complejidad y redondez.  Aromas a moras, higos y tabaco.  Muy suave al paladar, con cuerpo medio y ágil. Resumiendo, alta chupabilidad a precio coherente.

Familia Mayol Pinot Grigio 2016 ($200).  Fue mi primer contacto con esta bodega que cuenta con unas 100 hectáreas productivas en varias zonas de Mendoza (el Pinot Grigio proviene de Vista Flores) y me sorprendió gratamente.  Un vino algo minimalista, pero expresivo, que te cachetea amistosamente con su acidez y deja un largo recuerdo.  No será fácil de encontrar, pero bien vale la pena si te gustan los blancos de acidez marcada y sabores cítricos.


Esmeralda Chardonnay 2017 ($210).  Bodegas Esmeralda suele darnos vinos de buena factura, buen packaging y fáciles de conseguir a buen precio.  Este Chardonnay con uvas de Tupungato y La Consulta forma parte de sus últimos lanzamientos y es el que más me agradó de los que probé.  Tiene un añejamiento de entre 6 y 8 meses en barricas lo que le da cierta untuosidad y diversidad de aromas.  Es muy agradable y con cuerpo lo que lo hace ideal para acompañar gran diversidad de platos.

Críos Malbec 2017 ($251).  Esta línea de Susana Balbo Wines es una invitada habitual a nuestra mesa por su excelente relación precio/calidad.  En este caso es un Malbec de color violáceo, bien Uco. Sus aromas presentan mucha fruta como ciruela madura y toques de especias y madera. Amable, pero con intensidad y una acidez que lo vuelve ligero. Mucho sabor y final acorde al rango.  Un amigo del bolsillo que va a gustar en cualquier mesa.

Alfredo Roca Fincas Pinot Noir 2016 ($270).  Si buscás un Pinot complejo, con algo de crianza en barricas y que te haga sentir variedad de sensaciones sin empeñar el sueldo tenés que probar este sanrafaelino.  Aromas a especias, té negro, flores secas y algo de licor muestran su estilo clásico.  Al beberlo se lo siente agradable, con taninos finos y un final de sensaciones duraderas dignas de detenerse para valorar.  RPC excelente.

Deseado Dulce Natural ($273).  A la hora de que la bebida fluya con libertad, para acompañar postres o seducir a aquellos amigos que no suelen tomar vino, nada mejor que apelar a lo dulce.  El Deseado está elaborado con un 100% de uva Torrontés que se nota en sus abundantes aromas florales y melosos.  Es dulce, llena la boca y tiene una acidez de sello patagónico que lo equilibra.  No podían faltar en esta selección unas burbujas y este es un todo terreno.

Alma Gemela Pedro Ximénez 2017 ($290).  La Pedro Giménez es la variedad blanca más plantada de nuestro país y como dice el bloguero amigo Nicolás Osini es una ilustre desconocida.  Mariana Onofri ha decidido valorizar la cepa y la zona de Lavalle con una elaboración cuidada que viene dando que hablar desde hace un par de años.  No esperes una explosión de aromas, que son más bien sutiles, pero si mucho en boca. Sabroso, con acidez vibrante. De esos que se clavan, pero a la vez llenan de sabores el paladar.