9 vinos recomendados entre $400 y $1300 para estas Fiestas

En este 2020, más que en otros años, necesitamos beber.  Al que se anime a contradecirme, lo espero copa en mano para discutirlo.  El alcohol en moderación es parte de nuestra forma de celebración, de exorcizar los fantasmas y augurar tiempos mejores.  Al llegar esta época todos esperamos celebrar junto  a los nuestros de la mejor manera que podamos, dándonos un gusto que tiene sabor a supervivencia.

Inevitablemente,  llega la nota de fin de año con recomendados para las Fiestas.  En mi caso, en 2020 tuve la oportunidad de probar muchos vinos y poco tiempo para escribir sobre ellos.  Así que sin más rodeos, van algunos recomendados en base a lo último que probé y me gustó.  Están ordenados por precio y siguiendo la premisa de vinos para acompañar una entrada, un principal y el momento del brindis.

Para la entrada:

Despeinado Blend de Blancas s/a ($400).  Este vino de San Luis fue una grata sorpresa y creo que en la mesa navideña puede ser un tema de conversación por su origen y porque tiene un estilo amable que gustará a todos en la mesa.  Sus aromas recuerdan a los duraznos, con detalles herbales y hasta florales. En boca es amable, untuoso, gustoso, con acidez leve, ideal para cualquier momento.  Un blanco a base de Viognier y Chardonnay bien elaborado, para un público amplio.

Coquena Torrontés 2018 ($550).  Si sos de los que gustan del Torrontés clásico, esta es tu etiqueta.  Rápidamente encontrarás las notas a flores blancas, los cítricos y el durazno blanco.  Al beberlo va más por lo cítrico con ese leve final rústico del Torro old style.  Ideal para estar asando junto a la parrilla y echarle un chorrito de soda.

La Igriega Rosé 2020 ($700).  Lo primero que me llamó la atención de este vino es que es un rosado de Malbec que huele a Malbec.  Hay volumen, acidez y fluidez, pero sin exagerar, con lo que logra un equilibrio justo que hará que los que reniegan de los rosados quieran beberlo y quienes gusten de este tipo de vinos encuentren un interesante exponente.  Su etiqueta que remite a las piedras del Paraje Altamira y su estilo amable vestirán de elegancia cualquier mesa navideña. 

Para los principales:

Sabandijas Malbec – Cabernet Franc 2019 ($600).  Este corte viene de la mano de Finca La Coti, un microproductor de la zona de Vista Flores, que hace vinos deliciosos.  Sus aromas recuerdan a las ciruelas, el membrillo y una leve nota herbal y floral.  Cada vez que pruebo un Malbec de Vista Flores siento esa expresión frutal, y acá se le suman algunos toques del Cabernet Franc.  En boca es sabroso, de paso fácil aunque no ligero, con sabores marcados y una deliciosa textura.  Para sorprender a los invitados.

LuQana Malbec 2017 ($890).  Si lo tuyo es la potencia y los vinos maduros, este Malbec salteño  puede ser una buena opción.  Proviene de Molinos, de viñedos ubicados a 2650 metros sobre el nivel del mar y no tiene crianza en madera para no tapar todo lo especial de este terruño extremo.  A cada vuelta tu copa se llenará de aromas: mermelada, cuero, chocolate, cassis; y, al beberlo, notará el peso y la potencia, balanceados por una muy buena acidez. Una de esas bombitas norteñas que nadie podrá dejar de comentar.

Malbec de Sed 2020 ($1100).  Los vinos de Canopus van camino a convertirse en objetos de culto y la añada que está saliendo actualmente al mercado firma mis palabras.  Este Malbec del límite sur del Valle de Uco muestra un perfil de fruta negra y roja, con algunos detalles herbales y florales.   Que no te engañe el “de Sed”, hay agarre, largo de boca y una linda textura.  Claramente es un Malbec del frío y, para quienes lo conozcan, no quiere ser solo el hijo menor de Y la nave va…

Para el brindis:

Sweety Dulce Natural ($540).  Si las burbujas dulces no pueden faltar en tu mesa navideña, acá hay una buena opción a excelente precio.  Si ya lo conocés, vas a tener que volver a probarlo, porque la bodega lo renovó y ahora es 100% Moscatel.  Sus placenteros aromas recuerdan a las frutas tropicales y las flores blancas.  Al beberlo, sus 60 gramos por litro de azúcar se sienten, pero se equilibran con la fina burbuja y la acidez natural.  A la hora de los confites y el pan dulce, es un número puesto.

Montchenot  Rosé Brut Nature ($700).  Los clásicos siempre están vigentes y la línea Montchenot de Bodegas López siempre me pareció de excelente relación precio/calidad, por eso no podía faltar uno en esta selección.  Su Rosé ha renovado etiqueta y la fruta está más fresca sin resignar elegancia y finas burbujas.  Solo tiene 4,6 gramos de azúcar, pero lo frutado compensa para que guste a un público amplio.

Casa Boher Extra Brut ($1300). Este espumoso de Rosell Boher siempre me cerró por todos lados. En sus aromas predomina la fruta roja y los duraznos blancos; llena bien la boca con su fina y abundante burbuja y es bastante largo.  Es más sencillo que sus hermanos mayores (solo tiene 18 meses sobre borras, contra los 30 meses o más que tienen otras líneas de la bodega), pero es agradable y una gran opción para ir subiendo de categorías.  Realizada con mayoría de Pinot Noir, es la burbuja más vendida de la bodega y se lleva el 50% de la uva de la línea.  “Es el que más me gusta por el desafío que nos impone”, dijo el enólogo Nicolás Calderón.

Ariel Rodriguez

http://www.vinarquia.com.ar

Profesor de Literatura y entusiasta del vino, su cultura y la gastronomía. Llevo adelante este blog desde 2011 y colaboro con diversos medios online. Autodidacta, soñador.

Relacionado

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *