INDI CHAI Latte es el primer Té Chai Latte en polvo de Argentina

INDI CHAI Latte es el primer Té Chai Latte en polvo de Argentina. Se trata de una idea de Diego y Theo Casarotti, ambos fanáticos de esta bebida originaria de la India elaborada a base de té negro, especias y leche, que decidieron desarrollar una propuesta de calidad y fácil de preparar para el mercado local.

Un tiempo antes de emprender el proyecto de INDI CHAI Latte, los hermanos comenzaron vincularse y trabajar junto a su padre en la empresa familiar que desarrolla las líneas de té e infusiones Inti Zen. Allí se encontraron con que no eran los únicos amantes del té chai, sino que en el país hay una comunidad muy grande que los disfruta.  De hecho, entre los blends más vendidos de Inti Zen están los dos chai, uno a base de té verde y otro a base de té negro.

El Chai Latte es una tendencia en el mundo. A mi hermano y a mí nos encanta y acá no se conseguía nada de calidad. Primero pensamos en poner una Chailateria, un lugar donde se sirva y se beba té chai como especialidad

Diego Casarotti

Durante aproximadamente dos años, los hermanos hicieron un relevamiento buscando proveedores. Probaron cientos de fórmulas para desarrollar el producto que se ajustara a lo que querían y que se adaptara al paladar local. La marca se lanzó entre amigos en diciembre de 2019, esperando al invierno 2020 para abrir el círculo y hacer la gran presentación.

Indi Chai Latte

Actualmente INDI CHAI Latte se presenta en dos variedades:

INDI MASALA, es el clásico Chai Latte, como lo hacen tradicionalmente en India. Es rico, reconfortante y aromático, suavemente picante y dulce al mismo tiempo. Tiene su origen en la doctrina ancestral ayurvédica, donde los efectos positivos y energizantes de sus ingredientes naturales -como canela, jengibre, clavo y pimienta negra- son conocidos y valorados. Ideal para tomar caliente en invierno.

INDI CARAMEL es un chai latte adaptado al paladar argentino. Su aroma es suave, a dulce de leche con notas de vainilla y canela. El toque de jengibre y cardamomo aportan notas levemente picantes, creando una taza de carácter suave y equilibrado. Es la opción para los más golosos. Perfecto para probar frío o frozen en verano.

Vienen en 2 presentaciones: la lata de 376 gr que rinde para preparar 20 tazas y trae una cuchara medidora; y la bolsa, más económica, con la que se puede volver a rellenar el envase. También se ofrece una presentación para el canal gastronómico.

¿Cómo se prepara?

INDI CHAI Latte es muy fácil y rápido de preparar. Sólo basta mezclar una medida (viene en el envase) del polvo en una taza agua caliente, revolver y ya está listo para tomar. Se le puede agregar una capa de leche emulsionada o simplemente decorarlo con un poco canela en polvo por arriba.

Para el verano, se puede preparar frío o frappe mezclando el polvo Indi Chai Latte con un poco de agua caliente, revolver bien para disolverlo y luego completar la taza con agua bien fría y quizás algunos hielos. Para un efecto frappé, mezclar todo en una licuadora.

Té Chai Latte

Una historia curiosa

Cuenta la leyenda que el origen del chai data de hace más de 5.000 años, cuando un rey indio pidió crear una bebida con propósitos de limpieza para el cuerpo y el espíritu. Originalmente, el masala chai sólo era una mezcla de especias, servida caliente o fría, sin hojas de té. Su uso en la medicina ayurvédica, servía para aliviar dolores, mejorar la digestión y circulación de la sangre.

En 1830 los británicos colonizaban la India y comenzaron a cultivar la planta del té, Camellia Sinensis, en Assam y Darjeeling. En el año 1900, casi el 90% del té consumido en Inglaterra era cultivado en la India, pero el consumo en su país de origen seguía siendo bajo. Por este motivo, la Asociación del Té de la India, de propiedad británica, alentó a las minas y fábricas textiles a proporcionar descansos que incluyesen un té negro para sus trabajadores, logrando introducir la costumbre en el país.

Originalmente el té se servía al estilo Inglés: con leche y azúcar. Posteriormente los vendedores callejeros llamados “Chai Wallahs” lo comenzaron a condimentar con especias, siguiendo la antigua tradición ayurvédica.

Aunque cada región cuenta con una receta única de su Masala Chai, generalmente está preparado con té negro, leche, especias –cardamomo, canela, jengibre, clavo y pimienta– y azúcar.

En el Té Chai latte, la relación de la leche y las especias tiene una extraordinaria armonía. La leche rebaja el picante de las especias y juntos ofrecen un sabor, aroma y consistencia especial.

¿Dónde conseguirlos?

La lata, que rinde 20 porciones, actualmente se encuentra disponible en Falabella y Jumbo, y en la pagina web http://www.tegourmetonline.com.ar a un valor de $550.

También tiene una presentación para el canal gastronómico en bolsa de 1kg, cuyo precio sugerido es $900.

Ariel Rodriguez

http://www.vinarquia.com.ar

Profesor de Literatura y entusiasta del vino, su cultura y la gastronomía. Llevo adelante este blog desde 2011 y colaboro con diversos medios online. Autodidacta, soñador.

Relacionado

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *