Maridajes pascuales

No hay reglas escritas, pero siempre se puede dar una vuelta de tuerca para aumentar el disfrute culinario. La gastronomía de las Pascuas es muy variada y rica, por eso nos preguntamos ¿con qué vino acompañar los platos de Semana Santa?

Con la llegada de cada Semana Santa el menú de la cristiandad se vuelve solemne y respetuoso de la tradición.  Si bien no todos respetan los ayunos, sí la norma es no comer carnes rojas el Miércoles de Ceniza y el Viernes Santo.  Además la tradición dicta que se deben comer pescados para honrar los deseos de Jesús en el día de su muerte.

En nuestro país son habituales las Empanadas de Vigilia, hechas de atún; los pescados y mariscos elaborados de las formas más variopintas; la repostería como la Rosca de Pascua y los huevos de chocolate; muchos se abstienen de carnes rojas durante toda la festividad y otro tanto cierra el domingo con un regio asado.

La gastronomía está clara y ¿con qué vinos acompañamos estos platos?  La regla general, tantas veces repetida, nos dice que las carnes blancas van con vinos blancos y las rojas con vinos tintos.  Siguiendo esa premisa tenemos pocas posibilidades de equivocarnos.  Sin embargo, creo que podemos profundizar en el tema e hilar más fino.

Pescados

Si vamos a elegir pescados magros como la merluza, el bacalao o el lenguado, cuyo porcentaje de grasa es bastante bajo, mi recomendación iría para el lado de un Chardonnay sin madera o un Sauvignon Blanc, este último especialmente si se va a agregar limón al pescado.  Para las Empanadas de Vigilia elegiría la primera opción.

En cambio, si vamos cocinar pescados más grasos como salmón, corvina, atún o sardinas una buena idea es acompañarlos con vinos más untuosos.  La estructura del pescado irá de la mano de la estructura del vino, por ejemplo con un Chardonnay con madera.  Tintos delicados al estilo de un Pinot Noir e incluso rosados con cuerpo sabrán acompañar muy bien estos platos.

Los pescados salados como la sardina de lata o las anchoas son un caso particular.  Los tintos deberán ser muy livianos y de buena acidez o mejor no intentarlo.  Los blancos permiten más juego y personalmente me inclinaría por uno de esos minerales de Gualtallary o del Valle del Pedernal.  Los espumosos, al limpiar el paladar, serían perfectos, pero en Semana Santa deberíamos apelar a cierta austeridad.

Con qué vino acompañar los platos de Semana Santa

Mariscos

Ya sean unas rabas y/o cornalitos fritos o, si me levanto inspirado, una paella, los “bichitos” de mar no pueden faltar en casa para Semana Santa.  Los mariscos suelen ir muy bien con vinos de elevada acidez como un Sauvignon Blanc, un Semillón o algunos Torrontés alejados del estilo clásico.  Más que por cepas prefiero guiarme por el estilo de cierta bodega o cierto enólogo.

La paella y otros platos con arroz como el risotto agradecerán que los acompañemos con tintos delicados como el Pinot Noir o algún Sangiovese al estilo de los Chianti italianos.  Si no tenemos ninguno, los blancos secos son una buena opción.

Repostería

En Semana Santa se comen muchos dulces, especialmente las Roscas y chocolate.  Nosotros ya estamos grandes así que los vamos a acompañar con algún vino.  Y si no da porque están preparando mate o es muy temprano, siempre se puede guardar un poco para el postre.

En este caso lo ideal es ir por los vinos dulces.  Un Oporto o un vino de cosecha tardía serían perfectos para estos platos.  Para quienes no son tan amantes del empalagamiento los invito a acompañar sus chocolates con un Malbec reserva, de esos con bastante madera.

Carnes rojas

El domingo de Pascuas los barrios se suelen llenar de olor a carnes a la parrilla.  Es la forma en que el argentino celebra y nuestros tintos lo saben.  Afortunadamente, las opciones son muchas a la hora del asado: el Cabernet Sauvignon, por su estructura y cuerpo; el Malbec, por su fruta; el Cabernet Franc, por su carácter; y un montón de tintos más que nos hagan salivar y cuya estructura sea más bien importante.

Ariel Rodriguez

http://www.vinarquia.com.ar

Profesor de Literatura y entusiasta del vino, su cultura y la gastronomía. Llevo adelante este blog desde 2011 y colaboro con diversos medios online. Autodidacta, soñador.

Relacionado

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *