Salón de Vino de Altura: una crónica


Entrás al Salón de Vino de Altura con la mente puesta en el
Torrontés.  Un poco te distrae la mullida
alfombra roja del ingreso del Faena Hotel+Universe y los enanos de Philippe
Starck.  Pero volvés a enfocarte:
Torrontés, y tintos poderosos.  Eso
quiero.
Apuntamos a mantener
la esencia del Torrontés
.  Ya quedan
pocos me digo, ese final amarguito de muchos clásicos Torrontés del Norte
pareciera que se va perdiendo.  No sé si
es para bien o para mal, están abriendo el vino a un público mayor, gana en
elegancia y lo hace parecer más serio.  
Mi familia se dedica a
otra cosa.  El viñedo era [un sueño/una
locura/un emprendimiento] de mi viejo. 
Los
corchetes son míos, no es algo que les haya preguntado a todos, pero varios lo
comentaron.  Tal vez habla del presente
de la vitivinicultura salteña.  Un presente
que inevitablemente se une al pasado.  Y
así hay viñedos añosos de los que se desconoce su composición y el corte que
sale de esos vinos es un misterio.  Pero
es parte de la gracia, mal que le pese a los tecnócratas.
Un tipo se acerca a las chicas de un stand con un intento de
sonrisa seductora, pero se nota que ya perdió la compostura.  Empieza uno de esos largos monólogos
circulares de los borrachos, una de las promotoras mira para otro lado,
nerviosa, como pidiendo ayuda.   La
representante de la bodega lo despide elegantemente.   Si alguno se pone pesado
mándenlo conmigo
, y agrega para mí: esto
no es nada… y eso que es de prensa y está acostumbrado a eventos así
.
De entrada los vinos te impactan, uno los conoce, pero no
los toma todos los días.  Y te impactan
con su bravura.   Nuestro terruño es así, produce vinos intensos.  ¡Encima algunos los trajeron recién
embotellados!
En el fondo sabemos que el NOA da vinos diferentes, me
hablarán de la tierra, del clima, de la altura, pero yo sé que la cosa va por
otro lado: por el carácter, por el espíritu rebelde, valiente y arraigado de su
gente.   No por nada dijo Güemes: Yo no tengo más que gauchos honrados y
valientes, con éstos los espero, a Usted, a su ejército y a cuantos mande la
España
.   Eran otros tiempos, pero el espíritu no se
pierde.

Ariel Rodriguez

http://www.vinarquia.com.ar

Profesor de Literatura y entusiasta del vino, su cultura y la gastronomía. Llevo adelante este blog desde 2011 y colaboro con diversos medios online. Autodidacta, soñador.

Relacionado

12 Comments

  • Estimado ARIEL:
    Excelente intro para las notas del evento, muy poético !!
    Por aquí se hizo hace un par de meses. Pude probar todo lo que las bodegas tenían disponible. Es una de las mejores ferias del país. Excelente !!
    Un abrazo desde Córdoba. ROBERTO

    • Hola Roberto, muchas gracias!!

      Acá la dificultad vino por la cantidad de gente que asistió, se hacía imposible caminar y probar todo tranquilo.
      Salen otras notas esta semana donde se verá la mirada sobre los vinos y el evento en sí.

      Un abrazo!

  • Muy bueno! Me quedo con lo que decis la tierra, la altura y el espíritu rebelde. Le agrego que para mí los vinos de Salta son "Rústicos", "bravos"; en el buén sentido, eso es lo que busco cuando los pruebo.
    Ni siquiera el innombrable pudo enmascararlos y domarlos, apenas los amansó un poquito.
    El torro no me gusta, pero tiene que tener amargos por favor!!!!
    Salute

    • Si todo sale como quiero, el viernes sale una nota donde comento las tendencias de los vinos en el Salón. No todo está enmascarado y, a veces, las máscaras son divertidas.

      Salute

  • En esta crónica positiva, leo que un eslabón de una cadena de varias, le diría al que tuvo la mirada, que el NOA -o Salta- no es Torrontés: son Vinos con carácter.
    El Torro, justamente tomó carácter en los Valles Calchaquíes, con centro en el Valle de Cafayate, aunque ya se esta viendo cada vez más el gran presente y mejor futuro que tiene el Valle de Famatina de La Rioja.
    El Malbec salteño, con aromas, gustos y sabores únicos y diferenciales, es la máquina del tren que llevó a Salta a ser la (provincia) mayor exportadora de Vinos de Alta Calidad por botellas exportadas.
    El Cabernet Sauvignon salteño, no se queda atrás en lo particular -y bueno-, aunque va atras del líder de moda -el Malbec-.
    El Tannat, la cepa a potenciar -por escasa en la mesa argenta y mundial, por poco conocida- es la ideal para esos terruños, solo falta probar y mejorar más.
    En fin, me quedo con el último párrafo de la nota, el del carácter, el espíritu rebelde, valiente y arraigado de su gente.

    Abrazo!

    • Cuervo, me parecen bien tus observaciones. Quiero aclarar que esta es un crónica cercana al periodismo gonzo, donde no se busca dar información sino indirectamente, poniendo el énfasis más en lo contextual y la vivencia propia de quien escribe.
      Lo que está en cursiva son frases sueltas que capté al vuelo y me parecían interesantes.
      No busquen verdades absolutas ni científicas en este blog, sólo es mi mirada.

      Un abrazo!

  • Ariel, muy buena tu mirada!!
    Yo tuve una mala experiencia en la feria. Mucho calor, mucha gente, sin agua… Pude probar poco por el mal humor que tenia… Pronto saldrá mi nota (auque vengo muy atrasado por laburo)
    Un abrazo!!

    • Gracias. Ojo, que yo me fui a las 18:45 porque no aguantaba más el amontonamiento, no quiero saber lo que fue después. Esta crónica toca otros aspectos y no quería mezclarlos. Mañana sale una nota un poco más dura.

      Un abrazo!

  • Yo no pude ir a esta feria, pero ultimamente ir a las ferias se convirtio mas en un suplicio que un placer! La ultima fue la de vinos de San Rafael y era tal el amontonamiento que era imposible! Y eso que era en horario para trade…Habra que darle una vuelta de rosca a la organizacion..saludos.

    • Hola Giselle. Voy a copiar y pegar tu comentario en la crónica del 2013, porque me parece que esa era tu idea.
      Te contesto en esa nota.

      Saludos

  • acabo de darme cuenta que comente sobre el 2012!! saludos!

    • Solucionado
      😉

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *