Valle de Pedernal de la mano de Pyros Wines

Con una historia que comienza en los ’90, el Valle de Pedernal comienza a hacerse conocido a principios del siglo XXI. Sin embargo, todavía el consumidor conoce muy poco del potencial y las características de esta zona.

Así como alguna vez dejó de sorprendernos el nombre Gualtallary en las etiquetas de vinos de Mendoza, decir Valle de Pedernal no sorprende a los enófilos inquietos.  Sin embargo, sabemos poco de este valle sanjuanino.  Yo mismo había leído cosas que una simple foto desmiente, como su extensión y hectáreas de viñedos, por ejemplo.

Los principales valles productivos de San Juan son, por extensión e historia, Tulum (600-650 msnm) y Ullum-Zonda (800 msnm); no obstante, en los últimos años se han desarrollado (y sonado con fuerza) los valles de Calingasta y Pedernal.   A los asoleados viñedos sanjuaninos, la principal diferencia que le imprimen estos dos últimos es la altura, ya que Calingasta se ubica entre los 1400 y 1600 msnm y Pedernal entre los 1250 y 1500 msnm.

Valles vitivinícolas de San Juan

El Valle de Pedernal se encuentra delimitado por las Sierras del Tontal y el Cordón de Santa Clara al oeste y las Sierras de Pedernal y de Los Pozos al oeste, quedando encajonado por las serranías lo que lo transforma en un oasis aislado de la civilización y las plagas, al punto de ser considerada un área natural protegida por ley.

Gustavo Matocq, ingeniero agrónomo y Director de Viñedos de Pyros Wines, explicaba recientemente en una cata que organizamos junto a Argentina Wine Bloggers que el Valle se caracterizaba por un clima continental frío y seco con buena asoleación y  gran amplitud térmica.  Pero uno de los principales diferenciales está bajo las plantas de los pies.  Al ser este un valle relativamente joven, sus suelos son muy heterogéneos  y todavía siguen mapeando y aprendiendo de sus viñedos.

El principal origen del sustrato del Valle de Pedernal son las piedras que llegan de las sierras que lo rodean.  Las ubicadas al Oeste aportaron piedras detríticas de diferente composición con nula cantidad de carbonato de calcio.  En cambio las rocas que forman el suelo y provienen de la Sierra de Pedernal son esencialmente rocas calcáreas (no recubiertas por carbonato de calcio, sino calcáreas netamente, una rareza a nivel mundial) y se encuentran con mayor preponderancia en el lado este del Valle, donde Pyros ocupa una posición privilegiada.  Si bien es un tema que a veces suele discutirse, se acepta que el carbonato de calcio en los viñedos es un factor importante a la hora de conseguir vinos de calidad.

Valle de Pedernal suelos

A cargo de la presentación de los vinos estuvo Paula “Pupi” González, una joven enóloga graduada con honores y que hizo parte de su carrera en Casarena, Graffigna y, ahora, Pyros, perteneciente a Bodegas Salentein.  Su filosofía apunta a un bajo nivel de intervención y a una crianza en madera que acompañe  a la expresión del lugar.  Le “gusta generar componentes” para tener una paleta de trabajo mayor, por un lado con los diferentes tipos de roble y tamaños de recipientes y, por otro, la diversidad de expresiones que genera su viñedo de 80 hectáreas de Malbec.  Esto último no es menor y ya cosechan pensando en “áreas” más que en parcelas o bloques.

Según González los vinos de Pedernal tienen taninos “agradables, sutiles y dóciles” que le dan una textura fina.  Los vinos que elabora se dividen en: Appelattion, con un Malbec y un Syrah que buscan la expresión general de Pedernal, por eso se permiten comprar uva a otros productores; el Malbec Single Vineyard que proviene del área llamada originalmente Block Nro 4; el Pyros Special Blend, una edición limitada; y el Limestone Hill, que estará saliendo en breve y es la máxima expresión de la zona calcárea de este viñedo.

En esta cata nos concentramos en el Malbec y arrancamos con el Pyros Valle de Pedernal Appellation Malbec 2017.  Sus aromas recuerdan a la fruta madura, cerezas, acompañada de notas de crianza y algunos detalles de especias y flores secas.  Tiene un paso ágil, con la textura fina de la que hablábamos y un final sabroso y largo.  De alguna manera son vinos que siempre me descolocaron porque tiene algo del estilo de las zonas asoleadas, pero a su vez la frescura de un vino de montaña.   

El segundo vino que catamos fue el Pyros Single Vineyard Block N° 4 Malbec 2015, con seguridad, el primer vino de Pedernal que probé hace ya unos años.  En este caso hay una cuidada selección de granos, no limitada a una parcela sino a una zona particular, pedregosa y calcárea.  Si el anterior contaba con un crianza de 12 meses en barricas, aquí crece a unos 16 meses, pero la intensidad de la fruta balancea la madera.  Las notas de la crianza se amalgaman con las notas a jarilla, tomillo y frutos negros.  Se lo siente jugoso, fresco y de sensaciones sedosas y largas. “La Pupi” destaca que a los aromas afrutados del Malbec se le suman notas de hierbas silvestres y flores, algo que en el segundo vino se sintió más.

Lo que viene es el Pyros Vineyard Limeston Hill Malbec que, como su nombre en inglés lo indica, proviene de la sierra donde predominan las rocas calcáreas acompañadas de material fino.  La parcela es de muy difícil manejo por la inclinación y lo pedregoso, pero los resultados se asemejan a los grand cru franceses y ya ha obtenido el reconocimiento de Vinómanos como uno de los mejores cinco vinos del año.  Habrá que buscarlo.

Alguna vez oí decir que el Valle de Pedernal es el Valle de Uco de San Juan y, si bien la comparación parece acertada a priori, cuando dejamos de lado el lenguaje figurado y estudiamos la zona, notamos que tiene características propias muy diferentes y un potencial que todavía se está descubriendo.  Valle de Pedernal tiene por delante mucho que experimentar y desarrollar, pero ganas no faltan y las condiciones solo permiten augurar un futuro lleno de aplausos. 

Para seguir leyendo sobre estos vinos:

Nicolás Orsini – Los Malbec de Pyros Wines

Ariel Rodriguez

http://www.vinarquia.com.ar

Profesor de Literatura y entusiasta del vino, su cultura y la gastronomía. Llevo adelante este blog desde 2011 y colaboro con diversos medios online. Autodidacta, soñador.

Relacionado

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *